Seguir por email

jueves, 22 de mayo de 2008

El precio de la mediocridad

Qué gusto me da cuando los mediocres se quedan sumidos en su mediocridad, cuando pudiendo dar más fracasan por no intentarlo. Más gusto me da cuando es el club de mis amores el que se ve beneficiado con esto.
Ayer Ñublense tenía todo para clasificar por primera vez a disputar una final del Campeonato Nacional, pero pagó el precio de quien se conforma con poco.
Es sabido que el fútbol se gana con goles y la mejor manera de hacerlos es atacar al conjunto rival. Pero al parecer los de Chillán tuvieron miedo, se refugiaron en la ventaja lograda en Santiago (con un fútbol mediocre pero inteligente) y en la que estaban consiguiendo en la ciudad de Concepción. Se tiraron todos a defender y dejaron que un desordenado conjunto Albo intentara por todos lados y de todas formas.
El primer error en la defensa roja significó que el incansable Lucas Barrios, cayéndose, pateara el balón hacia el fondo del arco. Era el gol de la esperanza y el derrumbe del cerco longanicero.

Quedaban sólo 6 minutos y estaban todos los de la octava región defendiendo en su campo, se habían olvidado por completo la esencia de este espectáculo: el ataque, los goles.
Un tiro libre llovido al área de Ñublense significó que nuevamente el argentino colocolino saltara y esta vez la pelota pegara en el poste para colarse dentro de la valla.
Algarabía total, se estaba logrando lo anhelado y no con buen fútbol, pero sí con muchas ganas de lograr algo, de hacer goles.

Es el premio para quien buscó hasta el final mostrar lo más vistoso del fútbol, es el premio para quien se atrevió, es el premio para quien no especuló, tanto así que no conforme con el 2 a 1 que los clasificaba a la final buscó un tercer gol mientras los diablos rojos intentaban hacer un gol con 11 defensas en cancha.

Esperemos que Ñublense cambie su forma de jugar, porque así no pasará ni la primera fase de la Sudamericana.

Grande Colo-Colo, gracias por la garra mostrada, gracias por nuevamente dar cuenta de un ratón. Y sigamos en racha, ya que la final se jugará con otro equipo ratón vestido de azul.

2 comentarios:

Asi nomas fue. Colgados atras 80 minutos, dieron por cumplida su participación en el campeonato. Tal como lo dice ud. compadre; ratones pero inteligentes, esa inteligencia no les alcanzo todo el partido. Ya quedando 10 minutos, las cosas cambiaron. Con mas coreazon que futbol ... con dos anotaciones en un par de minutos y una vez mas en la final ... camino al penta!

Felicitaciones de todas formas a la gente de Ñublense, al equipo ... que con una plantilla muy baja y reducida en jugadores, lograron llegar a instancias de semifinales. Si hace unos pocos años atras estuvieron a punto de irse a IV.

A Don Nano Diaz; Usted hablo mucho caballero durante los ultimos días. Mucha confianza hacia los medios, hacia afuera, sin embargo, eso no lo alcanzo a entender el equipo. Deseaba si o si, que se jugara el partido bajo el barro, suponiendo que eso lo beneficiaria .. pero no ...RATÓN!

Al imbecil que le tiro un piedrazo al bus, camino a Collao. Ese mismo que recibio G. Fierro y que reboto en D. Salcedo ... Salcedo tenia razón cuando respondia diciendo: "Igual les vamos a ganar".

Ni piedras, ni lluvia, ni barro ... a puro corazón, COLO COLO!

Saludos.

La unica lata que me da es que siempre salen los mismos campeones por esta causa el futbol chileno no tiene mucho atractivo. Lamentablemente se farrearon la posibilidad de salir campeones porque consideron que eran mejor que colo-colo.
Queremos a San Luis de Quillota Campeon, jajaja.
Un abrazo.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites