Seguir por email

jueves, 30 de julio de 2009

Matanza de Santa María de Iquique

Hechos de sangre en Chile hay por montones, los conocidos y los que han quedado en el olvido, eso fue lo que se pretendió hacer con la matanza de obreros acontecida el día 21 de Diciembre del año 1907 en la escuela Santa María de Iquique. Curiosamente no hay datos fidedignos sobre las cifras de muertos en aquel lugar, tampoco grandes noticias en la prensa de la época, todo fue cubierto por el misterio y la mano negra del dinero que compró los intereses del entonces presidente de Chile: Pedro Montt.
La huelga de trabajadores había comenzado el 12 de Diciembre de ese año en una pequeña oficina salitrera, la San Lorenzo. Habían decidido protestar por lo injusto que era trabajar tanto, bajo el sol candente y por una paga mísera que consistía en fichas que debían cambiar en las pulperías que los mismos gringos dueños de las salitreras, tenían en las oficinas. Se empezaron a sumar otras oficinas salitreras para pedir lo que creían justo para ellos. Marcharon en masa hasta Iquique, para así hablar directamente con los dueños de las salitreras, y en el camino se sumaban más y más trabajadores, algunos acompañados de sus mujeres e hijos.
El 20 de Diciembre ya eran más de 14 mil los que esperaban alguna respuesta de sus empleadores, pero éstos ni la cara daban para decir que no a las peticiones, querían que volvieran a su trabajo y así se lo plantearon a las autoridades de la época.

La protesta era pacífica completamente, incluso apoyada por muchos otros gremios de trabajadores, como los carpinteros, pescadores, panaderos y varios otros. Pero el dinero pudo más, y el miedo por perder a los inversionistas ingleses de las salitreras el gobierno ordenó a la milicia que intercediera y obligara a volver a los pampinos a sus trabajos. Fue así como el día 21 acorralaron a todos los obreros en la escuela y les pidieron que se fueran a otro lugar para luego ser trasladados a sus casas. Con banderas blancas demostraban su pacifismo y decían que no a la esclavitud en la que estaban sumidos, y por tanto decidían quedarse en aquel lugar.
La ira del general Roberto Silva Renard explotó con la negativa y dio la ordende abrir fuego contra la masa reunida en la escuela. El ruido de las ametralladoras rompió el silencio de Iquique.
De a decenas caían los muertos en aquel lugar, hombre, mujeres y niños. En menos de 5 minutos mataron a más de 3600 personas y tiñeron de sangre esa ciudad.

En el libro "Santa María de las flores negras" de Hernán Rivera Letelier está muy bien relatado todo y ahora que lo he leído me pregunto ¿por qué no me hicieron leer esto en el colegio? ¿por qué se le da preferencias a cosas de fantasía como Harry Potter y no a la historia de Chile?
Esto no debe quedar en el olvido y es misión tuya y mía que todos conozcamos sobre la lucha de los obreros de este país por un trabajo digno, y ésta ha sido una de las tantas batallas libradas por el pueblo chileno contra el poder fáctico.

No te dejes vencer por el poder del empresario, no permitas que te pisoteen, ni te amedrenten, pues a eso están acostumbrados.
No dejemos que esto quede impune, lee ese libro, recomiéndalo, porque sólo así, si conocemos la historia, no permitiremos que esto vuelva a ocurrir.

Te dejo los videos de la Cantata de Santa María del grupo Quilapayún, ahí podrás ver imágenes de aquella época y conocerás un poco más sobre lo ocurrido.
video

video

video

video

jueves, 23 de julio de 2009

Ponerse en el lugar del otro

Cada vez que sé de un hijo que ha fallecido pienso en aquellos padres y siento un gran dolor, esos sentimientos fueron los que expresé en mi comentario anterior y que tal vez, no fueron comprendidos.
He visto a mi hijo llorar de dolor hace como un mes atrás producto de una enfermedad, y lloré con él, sentí una impotencia enorme por no tener el poder para curarlo y que así no sufriera más; imagino que el dolor al ver que un hijo deja este mundo es infinitamente mayor y que lo que esos padres necesitan es un consuelo, una palabra de aliento y no reproches por haber expuesto a su hijo al peligro. No, ese tormento lo viven día a día los padres que han visto a su hijo o hija fallecer, no es necesario que seamos nosotros quienes se lo hagamos ver, ni mucho menos que le metamos el dedo en la llaga.

Es cierto, estaba enojado con mi Padre celestial, pero no por eso he perdido la fe. Sé que Él no es el culpable de esta muerte, pero soy humano y en mi enojo siento que lo es ¿sabes por qué? porque soy un ser imperfecto que necesita echarle la culpa a alguien cuando sé que en el fondo la tengo yo. Sigo creyendo en Dios, más que nunca, y confío que Él será quien le ayudará a Daniella, a Vicente y a todos los padres que han perdido a su tesoro, a levantarse y encontrar algo positivo dentro de todo lo malo que han vivido.
Fue la misma Daniella quien en el funeral de su pequeña dio la muestra más grande de fe, dijo: "Ahora entiendo un poco más a María". Ese es Dios quien la ha empezado a sanar de esta enorme pena.

¿Estás dispuesta(o) a entregar palabras de consuelo en momentos tan duros, te invito a hacerlo.
Si quieres reprochar y ahondar la herida te invito a callar, tú no eres perfecto(a).

martes, 21 de julio de 2009

¿Dónde estás?

Eres el Todopoderoso, el que es puro Amor, el que perdona siempre cuando nos arrepentimos, pero ¿dónde estás ahora?

¿Dónde estuviste la tarde del domingo? Daniella y Vicente necesitaban de tu ayuda, pero no llegabas. Dos padres desesperados por su pequeña hija de 11 días de vida clamaban por tu ayuda, pero no apareciste.
Oh Padre, te amo, pero no me pidas que esté tranquilo, no me pidas que no me enoje, no me pidas que no te culpe cuando tú eres quien todo lo puede.

Como padre me hago parte del dolor de esta pareja, como padre sufro al saber que un hijo ha partido, como ser humano siento como un puñal en el corazón al enterarme de la muerte de alguien que apenas comenzaba a respirar.

No Señor, esta vez no tengo fuerzas para hablar contigo, esta vez no tengo ganas de escucharte, siento que me fallaste, que esta pena no se irá, que Daniella y Vicente necesitarán de ti para salir adelante... pero no puedo hablar contigo hoy si no es para gritarte.

lunes, 20 de julio de 2009

Comenzó la fiesta

Las semanas anteriores se comentó en el medio futbolístico de "los galácticos", y como colocolino debo decir que no somos ni la sombra de galácticos, si apenas se contrataron 3 delanteros y nada más, y hay que decirlo, delanteros que rinden en el ámbito local no más, porque afuera no ven una, sino pregúntenle a Paredes por su paso en la Roja.

El equipo popular volvió a la senda del triunfo y estoy seguro que con un trabajo constante y bien planificado seguiremos en esa senda, porque hasta el momento damos pena, le ganamos a un equipo mediocre y jugando malazo, ni siquiera para "malito" alcanzó. Lo importante son los 3 puntos que se lograron y la confianza que generará en el trabajo para lograr mejores resultados tanto en el juego como en el marcador.

Este fin de semana también jugó el actual campeón del fútbol chileno y como tal le debemos el respeto que le corresponde, sin el campeón el torneo no se inicia, así que recién ahora podemos decir que empezó la fiesta. Obviamente una buena fiesta tiene un buen baile y eso fue lo que vimos en el Estadio Nacional el día de ayer, un verdadero baile por parte de Rangers. Felicitaciones para ellos.

Bueno, ya apareció Colo-Colo, jugando mal y ganando, también apareció el campeón, jugando y siendo goleado... espero que este torneo sea una gran fiesta.

martes, 14 de julio de 2009

Un día de Aquellos

¿Cuántas veces te pasó que te despertaste y tenías ganas de quedarte en cama? Quizás te ocurrió más de una vez que te quedaste sin ganas, inclusive para levantarte al baño o para comer algo.

Tu vida puede no ser la que quieres, tu trabajo puede no ser el que más te guste y tus amigos pueden haberte fallado más de una vez, y por eso te cuesta tanto comenzar el día.
No sé como lo haces tú para levantarte y andar día a día, ojalá me des parte de tu receta, pues yo te compartiré la que he ido descubriendo.

La máquina del tiempo no existe y por lo tanto lo que ya pasó no cambiará, por mucho que quieras, eso ya fue, ya te equivocaste, ya tomaste malas decisiones, pero también tomaste buenos caminos que en algún momento perdiste de vista, te fuiste por el lado y te perdiste, no sólo del camino a casa, sino de la presencia de tus seres más queridos.
Sé que cuesta mucho, sé que no es fácil ni agradable, pero debes hacerlo, debes levantarte, debes caminar nuevamente, pues el tiempo no volverá atrás, eres tú quien debe tomar aquellos errores y convertirlos en aciertos, eres tú quien debe luchar contra la pena que sientes y transformarla en alegría, con trabajo, con esmero, y sobre todo, con amor, pues sólo así podrás enfrentar el nuevo día.

Hazlo por ti, porque seas quien seas, no te mereces vivir una eterna pena, tu vida sería miserable y ahí sí que no tendrías ganas ya de salir a la calle. ¡Vamos, arriba!, eres una persona hermosa, con defectos y virtudes, con aciertos y desaciertos, y quizás vives las consecuencias de tus errores, pero tienes toda una vida para trabajar con tus aciertos y mejorar, y ser feliz.
Hazlo por quienes te aman, por quienes creen en ti, porque puede que no sean muchos y que no te llamen tan seguido como quieres, pero ahí están, pensando en ti. Si te llegara un mensaje de texto por cada vez que alguien piensa en ti de seguro ya no habría espacio en tu buzón de mensajes, y puede que sea sólo de una persona, pero esa persona te ama y quiere lo mejor para ti.

Por ahí leí que la vida es como un río, al fondo de éste hay arena y piedras, a veces muchas piedras, pero es tu deber meter la mano al río, sacar las piedras, tomar un puñado de arena y colarla, y verás como poco a poco empiezan a aparecer pepitas de oro, y mientras más arena tomes, más oro aparecerá.

Saca todo el oro del río de tu vida y las piedras déjalas a un lado, puede que te duela cuando te caigan encima, pero si miras esas pepitas de oro te darás cuenta que el dolor desaparece.

Yo, elegí levantar la vista y caminar, llevando mi pesada mochila, pero tengo fe que en el camino se hará más liviana...
¿Qué eliges tú?

miércoles, 8 de julio de 2009

Sin efusión de sangre no hay remisión

En la carta a los Hebreos del Nuevo Testamento dice lo siguiente: "Esta es la sangre de la Alianza que Dios ha ordenado para vosotros. Igualmente roció con sangre la Tienda y todos los objetos del culto; pues según la Ley, casi todas las cosas han de ser purificadas con sangre, y sin efusión de sangre no hay remisión" (cap. 9, vers. 20-22).

Durante el día de ayer escuché esta frase en una prédica del pastor evangélico Adrian Rogers (fallecido hace unos años) que me regaló mi cuñado Jesús, a quien le agradezco mucho. El pastor hace una notable evangelización con todo lo que dijo, donde rescato esta frase, pues es la que me ha hecho un gran sentido en este minuto de mi vida y me ha ayudado a entender y conocer mucho más a Cristo.

Haré un resumen de esto que escuché y le agregaré cosas mías también, no vayas a pensar que todo lo que acá se escribirá se me ocurrió a mí solamente, esta vez no, es parte de la prédica también lo que escribiré.

Siempre me ha costado ver a Dios como alguien que nos hace sufrir o que nos manda el sufrimiento, aún mantengo que soy yo mismo el que se busca los dolores del alma cuando peco, o como dirían los no creyentes, hago algo mal. Pero Dios todo lo puede y por tanto Él podría evitar esos dolores, me podría detener antes, pero no lo hace, permite que me caiga y quede sufriendo. Te preguntarás, al igual que como lo hacía yo, ¿para qué Yahvé querría eso?

La respuesta está a mi nariz día a día. Soy padre y además tengo un trabajo donde aplico normas: bibliotecario. Los hijos, en varias ocasiones, comenten faltas y como consecuencia de eso, quienes somos padres, un castigo o una reprimenda (reto). En la biblioteca, cuando devuelven un libro atrasado, reciben una sanción. La razón en ambos casos es que sin ese castigo no aprenderán nunca y volverán a caer en lo mismo.

En la vida pasa lo mismo, pero con la diferencia que en la vida ya no soy padre (o sea, también lo soy), sino que hijo, al igual que tú, de un mismo Padre: Dios. Él permite que me caiga para así enseñarme que eso es doloroso. A veces es un dolor muy grande, pero como sea ese dolor Él está ahí para ayudarme a salir adelante. Me miró correr libremente, me miró caer, me dejó caer y pegarme fuerte, pero ahora me ayuda a levantarme y aprender.
Dios es justo y si no permitiera que viviera esos dolores no lo sería, si dejara pasar las faltas (pecados) como si nada, entonces no me amaría. Es lo mismo que hace contigo, te ama tanto que permite que caigas para que así aprendas.

Cristo, en la cruz, con su sangre, pagó por todos tus pecados, ante Dios ya estás perdonado. Pero esto no significa que como ya está pagada la deuda pecaré y pecaré, no, no se trata de eso. Si quieres volver a pecar volverás a caer, te volverá a doler y tendrías que ser un poco loco o masoquista para querer que eso ocurra.
No, Cristo no pagó por tus pecados para que hicieras eso, Él pagó por tus faltas para que fueras redimido ante el Padre y lo siguieras. Si pecas, te arrepientes y sigues a Cristo (llevas una vida llena de amor) entonces entrarás en el Reino de Dios. Pero si pecas y pecas de nuevo, y sigues pecando, entonces llegará el día en que Cristo te querrá llevar de su lado, te invitará como siempre lo hace, pero estarás tan absorto en ti mismo que ni siquiera lo mirarás a los ojos y te condenarás para siempre, y por mucho amor que tenga Dios para ti no logrará nunca sacarte del infierno, pues será tu decisión.

Espero esto te haga reflexionar tanto como lo hizo conmigo y si quieres el archivo sólo pídelo y te lo haré llegar.

martes, 7 de julio de 2009

¿Comprar = felicidad?

El experimento es fácil, sólo tienes que hacer lo siguiente para darte cuenta de si comprar (lo que sea) realmente te hace más feliz o no: durante un semana no debes comprar nada, ni siquiera un dulce, es decir, no debes desembolsar dinero, sólo ocupar tu tarjeta Bip y nada más. Para hacerlo debes abastecerte de todo la semana anterior, tanto lo que necesites como lo que no creas necesitar, donde se incluye también la locomoción, ya sea cargar la tarjeta o llenar el tanque de bencina.
Como tendrás todo comprado no será necesario que adquieras nada, pero como se sabe que igual tendrás deseos de comprar algo tienes que anotar ese "algo" en una libreta. Cuando termine la semana revisarás la libreta y recordarás lo que sentiste al no comprar dicha cosa, pero junto con ello te darás cuenta que en realidad ese "algo" que querías comprar no lo necesitabas.

Con este experimento se pretende demostrar que el comprar no va asociado a la felicidad, todo un desafío para los más consumistas y también para los que no lo son tanto.

En lo personal siento que podría hacerlo sin problemas, sobre todo la semana del ventialgo del mes jajaja, porque aparte de ser amarrete para esa fecha no me queda ni uno jajajaja.

¿Qué dices? ¿Te atreves a hacerlo o tus ganas de comprar te superan?

jueves, 2 de julio de 2009

Bebés plastificados

¡No puede ser! Acá en Chile nos agarramos de la primera "moda" que salga y la hacemos propia, o quizás fuimos nosotros los creadores y yo ni me he enterado de ello.

He visto con sorprendente horror (y espero que no se ofendan quienes optaron por esta alternativa) como las mamaes (como diría mi amigo Papelucho) y los papaes llevan a sus bebés en coche cubiertos con un plástico, como si fueran productos en exhibición o un bicho raro contaminante. Entiendo que haga frío en el ambiente, pero pese a ello yo no me ando plastificando para evitarlo, con un buen chaleco y harta ropa todo pasa, porque hay que decirlos, esos pobres niños y niñas, aparte de estar con la bolsa, apenas se les ven los ojos... ni hablar de que se muevan, los arropan tanto que llegan a perder la movilidad en sus músculos.

Primero fue la amarra para que los niños no se pierdan en los centros comerciales, pareciendo verdaderos perritos, mientras la mamá o el papá pajaroneaba mirando las vitrinas; ahora es el plástico que los cubre del frío y los hace parecer animalitos en exhibición...

¿Qué vendrá después?
Lanza tu idea, podrías hacerte millonari@.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites