Seguir por email

jueves, 3 de diciembre de 2015

Colo-Colo es pasión

Tuvimos la oportunidad de ganar dos torneos este semestre y ya perdimos uno.
Y parece ser que a algunos no les importa.

Siento vergüenza deportiva que mi equipo pierda con el archirrival, sobre todo por el momento que vive la U, quien está a 19 puntos de Colo-Colo, casi colista. Más encima tuvimos que empatar el partido, porque no nos dio para marcar el primer gol.
A eso agrégale que Johnny Herrera, el más anticolocolino de todos los que existen en Chile, tapa un penal y marca el último.
¿Cómo no sentir vergüenza de eso?

Y espero se entienda bien, no estoy minimizando al rival porque sea la U o sintiendo más vergüenza porque sean ellos, sino que siento vergüenza porque esto es Colo-Colo, porque cualquier derrota da vergüenza, porque perder un título no es justificable, porque no existen los triunfos morales. No, eso es para otros clubes y otros hinchas, a mí eso no me sirve.

Como hincha del Cacique espero que todos los que nos representan sientan lo mismo o parecido. No le pido a todos los que trabajan en este club sientan los colores como los siento yo, pero sí les pido que se empapen de lo que esto significa y dejen su mediocridad y conformidad de lado.

José Luis Sierra, a quien le agradezco los títulos logrados como jugador en Colo-Colo, y a quien respeto en su labor de DT actual, le pido que se ponga la camiseta blanca, pero de verdad, no solo con frases como "Colo-Colo es un club grande que debe ganarlo todo".
Le pido que de verdad se sienta colocolino y sienta vergüenza por lo de ayer sin justificar la derrota (porque empatar frente a un rival que está a 19 puntos de diferencia es una derrota) diciendo que somos el equipo de mejor rendimiento del año. ¿De qué me sirve ese rendimiento? ¿Crees que le voy a decir a mis hijos "Colo-Colo fue el de mejor rendimiento del 2015"?
No, Coto, esto es el Cacique, este es el club que se forjó por una lucha social, por una reivindicación de los jugadores jóvenes. Lo que valen son los títulos y no los rendimientos.

Cuando ese 19 de abril de 1925 se lanzó la frase "¡Vámonos Quiñones!" no fue para acumular rendimientos en números, sino para ser campeones, para dejarlo todo en la cancha, para jugarse la vida en cada partido, sobre todo en las finales y sobre todo frente al archirrival.

Colo-Colo no es solo un club o un lugar donde trabaje un montón de gente, no, Colo-Colo es PASIÓN.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 17 de noviembre de 2015

Mujer: un mundo por descubrir

Ya son 38 años los que he vivido. Son 38 años de relacionarme con mujeres desde mi concepción y la cosa no es nada de fácil.

Tratar con un hombre es cosa muy sencilla, pues el 95% de los varones actuamos y pensamos igual, no es la gran diferencia entre uno y otro. En cambio una mujer, uf, eso sí que requiere de un doctorado en la Universidad de las Relaciones Humanas, y aún así quedaría corto.
Cada mujer es un mundo distinto. Es como la cartera de cada una. No todas tienen lo mismo en su interior, sino que cada una tiene su toque especial, su personalización.

Decir que conozco a la mujer sería de una soberbia gigante, además de una calumnia. Solo puedo decir que mi relación con ellas se da en las distintas formas que tienen: madre, hija, hermana, primas, cuñadas, tías, abuelas, suegra, esposa, ex-esposa (cosas que pasan), jefas, compañeras, amigas, hija de mi mujer, mi mujer, en fin, una diversidad grande de personas distintas, en roles distintos y cada una con las dificultad que conlleva.

Claro, porque no es llegar y decir "a las mujeres les gusta que les regalen flores", porque ni siquiera eso se da en la mayoría de las féminas. No es como en el varón donde seguimos un patrón en el 95% de los casos. La mujer es distinta y llegar a conocer completamente a una es algo que no podré lograrlo jamás.

Por supuesto que pongo mi mayor esfuerzo en conocerlas para saber como tratarlas, sobre todo en dos de todas las mujeres con las que de alguna manera me relaciono: una es mi hija, quien a sus cortos 4 años no solo me maravilla, sino que también me da mucho trabajo para comprender su mundo y poder acompañarla y no estorbarla. Y la otra mujer que concentra mis esfuerzo es Mi Mujer, quien ya ha vivido muchas cosas a lo largo de su vida y en las cuales solo he estado presente el último año, por lo que la misión de conocerla es un desafío, pero no un sacrificio, pues lo hago con gusto.

Sé que al final de mis días no lo habré logrado al 100%, pero sí pretendo acercarme un poco, al menos llegar al 80% después de compartir tanto tiempo con mis mujeres. Pero tampoco me frustraré si no lo consigo, es más, disfrutaré el camino que esto significa, pues cada día será una aventura.

Esta es la invitación que te hago el día de hoy y que me hago a mí mismo, a adentrarte en el mundo de tus mujeres, a disfrutar cada minuto de relación con ellas, aunque eso a veces te saque de quicio o requiera de que tu paciencia llegue a límites insospechados. Ten presente que nuestra simpleza de ver las cosas también saca de quicio al sexo femenino por lo que también significa para ellas poner a prueba su paciencia.
Atrévete a recorrer los mundos de la mujer, pues cada día junto a ellas es como ingresar al ropero de los hermanos Pevensie, caminar por entre los abrigos y llegar al lugar donde sentirás en tus pies la nieve o el césped de Narnia.

¿Estás listo para una nueva aventura?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 3 de noviembre de 2015

La Libertad

¿Cómo se puede ser realmente libre en una sociedad?
Lo pregunto porque siempre hay restricciones, siempre hay que cosas por las cuales serás sancionado o sancionada si llegas a realizarlas.

Quizás la pregunta debería ser ¿Qué es la libertad? Y ahí ya nos meteríamos en un análisis filosófico griego de señores muy ancianos y con barba. Yo solo cumplo con eso de tener barba... tan anciano no soy.

"La verdad os hará libres", dice La Biblia, y esa debe ser la definición, y a la vez consecuencia, más sencilla de entender acerca de la libertad.
Cuando llevas la Verdad como bandera de lucha te haces realmente libre, pues dejas de ser esclavo de tus mentiras. Si faltas a la verdad una sola vez, entonces para mantenerla debes seguir actuando con mentiras, con falsedades, y eso te hace prisionero de una vida al extremo. Por algo, según estudios científicos, los hombres que poseen amantes están más propensos a tener infartos cardíacos que aquellos que no. Ese estrés constante de la mentira te hace su prisionero.

Incluso nos podemos dar cuenta de eso cuando somos chicos y se nos rompe el florero. Para que no se den cuenta ocupamos una mentira, ocultamos el daño hasta que la mamá (sí, por lo general es ella) se da cuenta que el florero está estropeado. Ahí viene la mentira magistral: "Fue el perro". En ese minuto tu cerebro se hace esclavo de la mentira pues debe recordar siempre que "fue el perro" quien lo rompió, y esa mentira no te dejará en paz jamás.


Tomando en cuenta esto solo tú te darás cuenta de cuando eres libre y cuando no.
Es más, el egoísmo también te hará perder tu libertad pues siempre estarás preso de ti mismo, de buscar tu beneficio personal sin importar a quien dañes, cosa que al final no solo te quitará la libertad, sino también la dignidad.


La libertad es un ingrediente más de la felicidad, que no se te olvide incluirlo en la receta.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 15 de octubre de 2015

Fútbol: ¿Entretención o Guerra?

Desde temprana edad me gustó el fútbol. Recuerdo que jugaba en la calle, en la cancha de tierra que había en el barrio, en los campeonatos a los que me invitaban y significaba despertarse muy temprano el día domingo.

Al estadio también acudo desde que era niño y la cercanía con el Santa Laura así me lo permitía, además que Colo-Colo muchas veces jugó de local ahí antes de tener su propio estadio. Y si no era el Cacique me arrancaba a ver parte del segundo tiempo de cualquier partido que ahí se jugara. Se podía estar tranquilamente en cualquier lugar del estadio.
Pero de repente todo cambió y se convirtió en una locura, en una violenta locura.

Cada vez que miro un partido europeo me maravillo primero con el estadio y después con el público. Estadios llenos aunque el partido fuera entre equipos de la cola de la tabla, y en donde las barras pueden convivir, estar juntas, sin separaciones de rejas ni con guardias de seguridad.
Es que allá se entiende esto como un juego, donde el fanatismo se lleva en la sangre, pero no se mezcla con la vida misma.

Sí, soy fanático de mis colores, pero eso no significa que todos los que me rodean deben ser iguales a mí, también pueden pensar distinto y ser mis amigos.

He visto con vergüenza y tristeza como en el estadio Monumental, a donde asisto, ser del equipo rival es firmar una sentencia a muerte. Simplemente no se te permite tener otros colores o gritar el gol del contrario, porque eso es como ponerte una X en tu cuerpo para que te lluevan cosas junto con las ofensas.
Con la misma tristeza y vergüenza he leído los comentarios en estos días donde se trata de lo peor al pueblo peruano solo porque unos pocos pifiaron el himno nacional de Chile en Lima. Ahí les brotó todo el nacionalismo (que se pierde a fin de mes cuando se celebra Halloween) y por supuesto volvió la amnesia que les hace olvidar todas las veces que en el estadio Nacional de Chile se pifió el himno peruano.
Entonces como ellos cometieron esa falta de respeto hay que ser más irrespetuosos con ellos. Hay que rayarles el baño y escribir mensajes incendiarios en twitter, instagram y cuánto medio de comunicación se les ocurra. Y claro, por supuesto que hay que abanderarse y avalar estas prácticas que hace algunos años nos parecían terribles cuando éramos nosotros las víctimas.

¿Esa es la sociedad que queremos?
¿Eso queremos para el fútbol? ¿Que deje de ser un juego y se transforme en una guerra?
¿Quieres combatir el odio con más odio?

No cuentes conmigo para eso, ni conmigo, ni con mis hijos, porque a ellos les enseñaré a amar el deporte y a las personas que lo practican, sean del mismo equipo o rivales.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 8 de octubre de 2015

El Partido Comunista y su financiamiento

Con esto del caso SQM hay muchos que están cayendo al saco por el tema del financiamiento de sus campañas y partidos políticos. Muchos, no todos.

Hay un partido al cual siempre le han buscado cosas ilegales o mal hechas y la verdad es que siempre se han quedado en rumores pues pruebas no existen. Y claro, no pueden existir si es que no ocurren esas cosas ilegales o subterfugios.

El Partido Comunista se financia con su propia gente, sin aportes reservados. Se realizan bingos, completadas, rifas y hasta se tarrea, o sea se pide dinero con tarros en la calle o casa por casa. Se reúne la familia, se divierte, se comparte entre gente que piensa de manera similar pero con ideas distintas para poder llegar a ese objetivo.

El PC lleva más de 100 años de existencia en este país y desde siempre se ha visto atacado por quienes no comparten sus ideales, o mejor dicho, por quienes se ven afectados en la manera de llegar a esos ideales. Esto lo menciono porque el discurso de otros partidos políticos siempre es que lo hacen por la gente, que buscan su beneficio, pero lo que no mencionan en sus campañas es que lo hacen resguardando los intereses de los más adinerados del país.

Bueno, la cosa es que el financiamiento del Partido Comunista está libre de toda ilegalidad, y el que quiera decir lo contrario tendrá que demostrarlo con cosas concretas y no solamente con rumores del tipo "con ellos llegará la delincuencia al país".
La campaña del terror contra el PC sigue vigente, pero con acusaciones que rayan en la locura cuando a estos acusadores los pillan en algo turbio.

"Con la hoz y el martillo de pie
cambiaremos la noche por un rojo amanecer"

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 1 de octubre de 2015

El camino a la 31

Colo-Colo comenzó muy bien el campeonato del segundo semestre, de 7 partidos jugados ya suma 7 triunfos, pero a decir verdad la mano se viene dura a partir de este domingo.

De los 9 equipos que vienen después de Colo-Colo en la tabla, solamente se ha enfrentado a Unión Española, a todo el resto los enfrenta en las fechas venideras. Comenzando con el partido de este domingo cuando visite a Universidad Católica en el frigorífico de San Carlos de Apoquindo. 

La ventaja está en que recibe en la Ruca a San Marcos de Arica, Universidad de Chile, O'higgins y Universidad de Concepción. Tiene que visitar a Palestino y en la fecha final a Santiago Wanderers, Todos esos equipos, pese a su irregularidad, están ahí, entre los 10 y 16 puntos, a la caza de Colo-Colo.

El camino no es fácil, se viene cuesta arriba, pero no imposible. Hay que salir a matar en el Monumental y jugar inteligentemente en las canchas donde los rivales se hacen grandes. Ganarle al Cacique será la consigna para todos esos equipos y así también cada uno de ellos estará esperando el tropezón del puntero, que ya cosechó por lo menos 5 puntos de ahorro.

Algunos dicen que este fin de semana Colo-Colo podría colocarse la corona antes de tiempo, pero la realidad dice otra cosa. Los que vienen bajo Universidad Católica aún tienen mucho que decir, aún tienen que jugar contra el Cacique, aún tienen la fe intacta, incluida la propia Unión Española que confía en los puntos que puede perder el conjunto Albo.

La historia recién se empieza a escribir y cualquier traspié encenderá este alicaído y corto torneo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.


martes, 22 de septiembre de 2015

Actividades programadas

Cada día vivido lo enfrentamos improvisadamente o con una planificación previa. Esas planificaciones generalmente las usamos para cosas a mediano plazo como pueden ser las vacaciones, un viaje de negocios, una fiesta, un cumpleaños, matrimonio, bautizo, etc.
Es probable que al menos una vez te haya ocurrido que esas planificaciones se van a la punta del cerro (al carajo) porque antes ocurre otra cosa que merece toda la atención tuya o de los que participarán de esa actividad programada.
¿Cómo has reaccionado frente a un imprevisto que echa por tierra tus planes?
Lo más probable es que te dé pena, rabia, pero a la vez tu mente se volcará a resolver el problema que tienes por delante, y si ese "problema" es ayudar a alguien lo más probable es que te pongas feliz de poder hacerlo.

Te pongo el siguiente ejemplo: Tu banda favorita, esa que nunca estará en Chile por asuntos económicos, tocará en Buenos Aires y justo tenías un dinero para darte un gusto como éste. Entonces compras el pasaje y la entrada al show y te programas para ir, pero justo el día antes de aquel evento se enferma tu hijo. ¿Qué haces? ¿Vas igual y lo dejas a cargo de otra persona o te quedas?
De seguro te quedas, ese hijo o hija estará mucho mejor contigo y tú también estarás bien atendiéndolo en vez de estar en el concierto.

Te contaré que acá en Chile pasan cosas increíbles. El senador por la región de Coquimbo, Jorge Pizarro (DC), planificó hace mucho tiempo un viaje de placer a Inglaterra donde se disputaría el mundial de Rugby. Dos días antes de su viaje un terremoto sacude al país y adivina a qué región. Sí, justamente a la región de Coquimbo. ¿Qué hizo él? Agarró sus cosas y se mandó a cambiar a su viaje planificando, excusándose con la frase "lo tenía planificado hace más de un año".
UNA VERGÜENZA.
Es la gente que lo eligió la que lo necesitaba ahí, es la gente que le dio el trabajo de senador por el cual gana un sueldo que le permite pegarse esos viajes. La primera responsabilidad de él es con su gente. Es más, por ser un servidor público no tiene vacaciones, es decir, se puede tomar días, pero su prioridad deberá ser siempre la ciudadanía.
Pero no, él se fue no más, era más importante el mundial de Rugby que su propia gente. Y más encima es de la DC, donde se supone que tiene valores cristianos, ¿y qué más cristiano que quedarse a ayudar a la gente que te tendió la mano en el momento que lo necesitaste?

Solo espero que todo el país recuerde a este personaje para que nunca más sea elegido en algún cargo público, porque lo que menos le importa es la gente.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 1 de septiembre de 2015

Juguetes para él y para ella


Cuando era niño siempre me decían que habían juguetes para niños y juguetes para niñas. Autitos, pelotas, pistolas (sí, algunos todavía lo consideran un juguete), herramientas, entraban en la categoría "juguetes de niño".
Los peluches, muñecas, tazas de té, cocina, set de peluquería, se consideraban "juguetes de niña".


Y me refiero en pasado porque he visto con mucho agrado que en esta época eso está cambiando por parte de los padres y madres. No es un cambio radical e inmediato, pero ya se está contagiando a más personas, ya se está pensando más abiertamente en cuanto a los juguetes.
Hoy en día hay niñas que juegan fútbol, no pescan a las muñecas y sí le hacen mantenciones a sus autitos de juguete.
Por el otro lado también hay niños que junto con jugar a las luchas, también son capaces de vestir a una muñeca como si fuera su propio hijo y andar paseando el coche justo antes de servir el té a su hermana o padres.

Falta, es cierto, pero vamos muy bien. Hay que ayudar  a esas personas que aún conservan el machismo en sus vidas, ese machismo que le dice a la mujer que debe dedicarse a la cocina y el varón al trabajo y ver fútbol en la TV.
Falta eliminar el machismo en la televisión, sobre todo en la publicidad que nos dice que hay labores que son exclusivas de ellas y no de ellos. 

Vamos, atrévete, cada pasito que se da en esto es bueno. Los juguetes no tienen distinción de género y los colores tampoco. Ya basta de eso de que el rosado es para las niñas y el azul para niños. Los juguetes y los colores son para usarlos y da lo mismo si es varón o mujer quien lo haga.

La última que sacaron en el comercio fue la de Kinder Sopresa. Sí, ese huevito de chocolate que trae algún juguete dentro. Ahora hicieron huevos para niños y otros para niñas. Una IMBECIBILIDAD del porte de un buque. Pero bueno, lo importante es que tú como padre o madre vayas entendiendo que cuando un niño o niña juega lo hace de esa forma tan inocente en que solo ellos y ellas pueden hacerlo. Sin maldad, sin colores, sin género que los divida.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 20 de agosto de 2015

Un Metro de respeto

La Educación, el Respeto y el Amor son 3 cosas que van de la mano con la Familia, base de toda sociedad.
Abriendo un poco el espectro de la mirada nos podemos dar cuenta que esas 3 cosas son las que escasean en esta época en mi querido Chile. Entonces la conclusión cae de cajón: la base está resquebrajada, o sea, la Familia no está cumpliendo con su rol.

En el Metro de Santiago, para quienes viajan a diario en él, se ha perdido todo Respeto, es una especie de jungla donde el más fuerte se impone. Si eres de estatura baja debes convertirte en todo un Napoléon Bonaparte para imponerte ante esa masa que quiere avasallar contigo.
Un hombre no vidente fue víctima de violencia de parte de un usuario que estaba sentado en el suelo del vagón impidiendo que más personas se ubicaran en ese lugar. Le molestó que le corrieran su bolsa con el bastón y respondió con un golpe que hizo que el hombre ciego cayera y perdiera la conciencia por unos minutos.
Al ser entrevistado, el victimario dijo: "de haber sabido que era ciego no habría reaccionado de esa forma".
Con lo que entiendo que de no haber sido ciego el golpe que le dio habría tenido justificación.

¿De qué me perdí?
Hasta donde yo sé la falta la cometió quien estaba sentado en el suelo faltando el respeto a todas las demás personas que buscaban un espacio en el Metro para poder llegar a su hogar, a su trabajo o a donde quisiera ir. El que recibió el golpe, sea ciego o no, merece todo el respeto del mundo, y eso empieza por respetar su metro cuadrado que en ese medio de movilización debe ser compartido por 6 o 7 personas.

Volvemos siempre a lo mismo: la Familia.
De una vez por todas hay que trabajar en eso y no lo digo con políticas de Gobierno, sino con políticas de familia. Ya debemos dejar de estar tan ocupados en otras cosas, hay que darle el tiempo que necesita la familia, esa rica conversación con los hijos, menos trabajo y menos tele. No digo que estemos todo el día como los amish en las casas, sin tecnología para poder conversar, digo que hay que darse el tiempo y el espacio para aprender en familia sobre lo que de verdad es la vida.
Así ganaremos en respeto, amor, y construiremos una sociedad mejor.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 13 de agosto de 2015

Prohibido prohibir

Desde temprana edad he escuchado y leído que Chile es el "jaguar" de América, el país más solvente económicamente y con los menores índices de corrupción (imagínate como está el resto del continente). Y a medida que avanzan los años me he dado cuenta que eso es un bonito discurso, una maravillosa etiqueta que solo busca ocultar lo que realmente somos: un país lejos del desarrollo.

Nos falta mucho en varias materias. Por años a lo que se aspira es a tener un buen crecimiento económico, pero en todo el resto estamos carentes y con una despreocupación absoluta.

Bueno, no absoluta, porque al menos se han encargado de llenarnos de leyes prohibitivas y sin las fiscalización para que se cumplan. Pero lo que es peor, no hay una educación desde la base (familia) para que no se tenga que prohibir nada.
Si nos ponemos a revisar las leyes, nos daremos cuenta que la mayoría tiene por fin obligar a que la gente sea sensata y con un mínimo de sentido común. Es triste que tenga que ser así, pero lo es.

Si tan solo aprendiéramos desde la casa lo que es el respeto por la vida de los demás y la vida propia no tendría porqué existir una ley que prohíba ir demasiado rápido en vehículo por las calles. No existiría una ley que prohíba pasar la luz roja del semáforo. No existiría una ley que prohíba estacionar el vehículo en las salidas de otros vehículos. No existiría una ley que prohíba fumar en lugares públicos y cerrados.
En fin, son solo unos ejemplos para señalar que todo eso no sería necesario si el respeto por la vida fuera algo que nos inculquen desde la casa.

Lo mismo pasa con la educación vial: no existe. En la casa con suerte se le dice a los niños y niñas que deben cruzar con luz verde y en la esquina, pero solo queda en eso, en decirles, porque la realidad que ellos ven cuando salen de la mano de su mamá o su papá es que se puede cruzar en cualquier lado, con rojo incluso, pero mirando bien a ambos lados.

Educar no es solo traspasar conocimientos, fechas, datos, va mucho más allá y como sociedad se está dejando de lado... desde hace varios años.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 23 de julio de 2015

Sabroso recuerdo

Seguramente te pasa lo mismo que a mí: la infancia te dejó muchos recuerdos y de los más lindos. Claro, no podemos negar esos recuerdos no tan gratos, pero no hay duda de que los momentos felices son los que marcan la infancia, debe ser porque es más sencillo ser feliz, es el momento de la vida en que de verdad se puede decir "el dinero no hace la felicidad" (tema del próximo post).

Un botón con un hilo bastaba para entretenerse por largos minutos. Era una época muy distinta a la de ahora, con menos tecnología y más confianza en salir a jugar a la calle. Fue así como me divertía con barro, con bolitas, con una correa escondida en algún lugar, con una pelota de plástico, con lo que fuera.

Y no solo recuerdo momentos, sino también sabores, esos sabores que ya no se encuentran, porque incluso eso ha cambiado. Inolvidable es el sabor de "Tigretón", esa mezcla de plátano con chocolate, aún lo venden, es cierto, pero no sabe igual. Lo mismo ocurre con "Rayita" que se comía en el colegio, antes de verdad venía rellena con crema, ahora es solo una línea.
Agarrar un sobre de jugo Yupi o Sip Sup, ponerlo en la palma de la mano, y comerlo a langüetazos era un verdadero placer. O comerse ese  manjar al que le hacías un pequeño agujero en la punta para que no se acabara tan rápido.
Eran tiempos en que con $10 te comprabas todo un mundo dulce y podías estar feliz la tarde entera con tan poco.

Las galletas "Dolce Vitta" con crema de limón nunca más existieron y con ellas se fue ese sabor único. Las Serranita algo se acercan, pero no llegan a igualarlas.
Esa mermelada casera que llegaban a vender directamente a mi casa... uf, eso sí que era una delicia, hasta la mermelada de naranja era en extremo deliciosa y eso es difícil lograrlo en esta época.

Pero si hay algo que me encantaba hacer cuando niño era tomar té con azúcar, no con esas cosas raras que se le echan ahora como lo son el endulzantes, sacarina y demases. No, yo tomaba y procuro hacerlo aún té de tetera, no de bolsita, ojalá con canela y cedrón. El azúcar era para darle el toque final: tomaba la cucharita, sacaba un poco de azúcar y en vez de vaciarla la hacía entrar a la taza con té, sumergiendo la cuchara en el brebaje, para luego sacarla de nuevo y hacer el mismo proceso, pero esta vez vaciando el azúcar desde arriba para así dejar pegada en la cuchara un buen poco al cual le ponía un poco de té y me lo tomaba o comía.

 A eso le puedo llamar: dulces recuerdos.

¿Cuál sería tu recuerdo sabroso?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 2 de julio de 2015

La Roja y yo

Como amante del fútbol, desde temprana edad que lo practico y soy hincha de un club de fútbol y de la Selección Nacional, la Roja, esa que nos hace reír y muchas más veces llorar.

Vibraba y me emocionaba cuando a los 8 años veía a Jorge Aravena meter un gol desde un ángulo imposible desde la cancha del Estadio Nacional. Me regocijaba al ver a esa delantera soñada de Hugo Rubio, Iván Zamorano y Patricio Yáñez luchar por la Copa América del 91. Disfrutaba viendo jugar en Mendoza al Cóndor, el León Astengo, el Pillo Vera, el Hueso Basay, que en una gran jornada le metieron 4 a Brasil una noche de 1987.

La histórica sub 17 de 1993 me hizo trasnochar e ilusionarme con la Copa del Mundo, pero no se pudo.
Al pasar los años tuve la oportunidad de pagarme la entrada e ir a ver a mi Selección al Estadio Nacional. Fue entonces cuando vi en cancha a Nelson Tapia, Fabián Estay, Iván Zamorano y Marcelo Salas darse un festín con Ecuador en una tarde lluviosa. Empezaba la suma de puntos para llegar a Francia 98. De 8 partidos pude ir a 4, incluida una derrota con Argentina, pero era mi Roja querida, disfrutaba con solo verla.
Lloré esa madrugada del 2000 cuando el sueño de la medalla de oro se perdía allá en Sidney.

Hace 11 años fue la última vez que asistí al Estadio Nacional para ver a la entonces Roja de todos, luego de eso las entradas subieron tanto que nunca más fui, no tengo ni el dinero ni la disposición para gastar más de 8 mil pesos por ver un partido de fútbol.

Tal vez fue eso lo que mató mi pasión por la Roja.

Ahora solo veo a la Selección Nacional por televisión. Grito los goles. Y hasta me emocioné con las actuaciones en Brasil el año pasado, pero fue solo eso, un momento de unión con la Roja. Eso ya se perdió.

Quizás fui yo el que se alejó, o quizás fueron otros los que me alejaron, lo cierto es que cambié, ya no siento pasión al ver a esos 11 jugadores defendiendo los colores patrios. Disfruto el fútbol, pero sin la emoción que me causaban hace 20 años atrás y que todavía me causa ver a mi club en cancha.

Probablemente hace 15 años atrás habría sido el primero en pedir la misericordia del técnico para los jugadores que se portaron mal, pero ya no, ya no me da lo mismo el cómo se consigan los triunfos, ya no me da lo mismo si cometieron o no indisciplina, ya no me da lo mismo si todo lo tapan con triunfos.
No, no me da igual.
Prefiero la derrota digna al triunfo manchado.

Hay una posibilidad de que Chile gane la Copa América, está ahí, al alcance de la mano, y me alegraré si eso ocurre, pero no me volveré loco, no celebraré por las calles, no, eso hubiese sido antes. Y si no se gana, no sufriré, no pasará nada en mi vida, no lloraré de pena y rabia, eso ya fue.

Eso son los sentimientos que desata esta Roja, la "Roja de Todos" que cada vez es más de ustedes que mía.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

lunes, 22 de junio de 2015

El sexo débil

Muchas veces he escuchado y leído sobre mujeres que se quejan de esa etiqueta que se les pone sobre ser el "sexo débil", y la verdad es que les encuentro razón, no tienen por donde ser el sexo débil, pues muchas veces son más fuertes psicológicamente que lo que un varón puede soportar. Incluso físicamente muchas mujeres son más fuertes que muchos varones.

En lo que se caen eso sí las mujeres es en esa eterna necesidad de aprobación. Es una necesidad que también está presente en el varón, pero que es mucho menos notoria.
La mujer necesita ser aprobada por el resto de la gente desde que se despierta. Eligen ropa pensando en "verse bien", pero ¿verse bien para quién? Claro, dirán que es para que ellas mismas se sientan bien, pero es solo una forma de decirlo, pues ese sentirse bien depende de como la perciba el resto de las personas. Si acapara miradas, si acumula piropos se sentirá bien. Si pasa desapercibida se sentirá bien. Pero si alguien le dice algo en contra de su apariencia física, uf, ahí se pueden venir abajo completamente.
De más está decir que siempre hay excepciones a estas palabras que acá escribo, no a todas las mujeres les sucede lo mismo.

Lo que más me llama la atención es cuando son las propias mujeres las que se hacen ver como el sexo débil, como quienes necesitan la aprobación popular para cada cosa que hacen. Esto se ve muy patente para fechas como el día del padre donde en redes sociales abundan fotos y comentarios con frases del estilo: "felicidades a todas las madres que hacen de padre también". Y entonces salen las amigas a felicitarlas y saludarlas, que es justamente lo que esas madres quieren, que se les valore esa labor que hacen.
No creo que sea un secreto de que también hay varones que han tenido que criar solos a sus hijos o hijas, sin embargo ellos no se andan saludando por redes sociales para el día de la madre, y no lo hacen por dos motivos: saben perfectamente que nada ni nadie reemplazará a la madre, por mucho empeño que le ponga él siempre será padre y no padre y madre a la vez (lo mismo pasa en el caso contrario, pero por ahí son un poco más duras de entender las chicas); y como segunda cosa, estos padres solteros no necesitan de los aplausos ni los saludos por su labor, ya que son felices por el solo hecho de hacerlo y entienden que esa felicidad no se la dan los aplausos sino el amor de sus hijos.

La fortaleza no está en la palabra, sino en la actitud de vida.

Por supuesto que no espero que estas palabras le caigan bien a todo el mundo, es más, hasta puedo esperar las réplicas, el debate y el desagrado de algunas personas para conmigo, pero bueno, es parte de la vida, no puedo caerle bien a todos, y eso tampoco es malo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

viernes, 12 de junio de 2015

El fútbol y el mundo

El fútbol no resuelve problemas sociales.
El fútbol no hará que te suban el sueldo.
El fútbol no terminará con la mala atención en salud.
El fútbol no logrará que te dejen de sacar más y más plata con las AFPs.
El fútbol no mejorará la educación ni la hará gratis.
El fútbol no acabará con la pobreza mundial.
El fútbol no te motivará a querer a tus gobernantes.
El fútbol no te permitirá quedarte en cama hasta más tarde en vez de ir a trabajar.
El fútbol no encarcelará a los delincuentes.

Todo eso es cierto, todas esas cosas no se logran con el fútbol ni tampoco se olvidan con un partido de fútbol. El mundo sigue girando y siempre quedan problemas por resolver.
El fútbol no es un invento de los gobernantes para usarlo como elemento distractor. Es más, quien se olvide de la vida misma por el fútbol es porque no ha establecido del todo bien sus prioridades.

El fútbol es un juego, es pasión, es alegría, es divertirse un rato, pasar gratos momentos. Y si tu equipo gana, mucho mejor, porque la alegría dura un buen rato más.

No te amargues por la gente que disfruta del fútbol. Sabemos que hay problemas reales por resolver, pero el que gocemos de esos 90 minutos de fiesta no quiere decir que nos olvidaremos del resto.

Alégrate, aún es tiempo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 26 de mayo de 2015

El Necio

Escuchando a Silvio Rodríguez cantando "El Necio" me di cuenta que muchas cosas de las que ahí dice me identifican.
Según el diccionario de la RAE, necio significa que la persona es ignorante; imprudente o falto de razón; terco o porfiado en lo que dice o hace. 

Ignorante soy en algunos temas, porque por mucho que quiera saberlo todo no he llegado a tanto.
Imprudente  trato de no serlo, pero a veces mis acciones y dichos rayan en la imprudencia.
Porfiado a morir. Mis ideas y visiones no son transables, se defienden y se conversan, pues siempre existe la posibilidad de llegar a consensos, pero que las deje de lado por dinero o porque la masa así lo pide, eso nunca.

"Me vienen a convidar a arrepentirme,
me vienen a convidar a que no pierda,
mi vienen a convidar a indefinirme,
me vienen a convidar a tanta mierda."

Día a día se reciben este tipo de "invitaciones", día a día hay gente que me invita a bajar los brazos y remar con la corriente o hacer como que no me importa. No es que lleguen y me entreguen una carta para invitarme, pero sí me dicen cosas como "¿para qué te vas a meter en eso?", "¿Qué sacas con hacer eso si eres la minoría?", de esa manera se disfraza un poco la mediocridad y el conformismo.

Tampoco seré el que se quede con la comodidad de quien ya consiguió su beneficio personal, no, somos sociedad y no solo yo debo ser el que agarre los beneficios, siempre habrá quien necesite más urgente las cosas o servicios que yo.

Mejor ya no me conviden a que no pierda ni a indefinirme, tengo mis posturas claras y aunque sea el amigo porfiado, el odioso, el reclamón, bueno, ese seguiré siendo, porque "será que la necedad parió conmigo, la necedad de vivir sin tener precio".

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

lunes, 11 de mayo de 2015

¿Qué nos pasó?

Mañana del día lunes, la tienda recién abre y yo entro para comprar. Es un pequeño supermercado y yo soy el primer cliente que pasa por caja. Llevé 6 mantequillas y 3 postres. Al pasar por manos de la cajera los acerca al lector y me dice el monto. Me extraña que sea ese valor tan bajo.
Al mirar la pantalla de su caja me di cuenta que solo había marcado una mantequilla, así que de inmediato le dije que eran 6 y no una.

Aquí viene lo que llamó mi atención. Ella me miró, me dijo, "uy, es cierto" y procedió a marcar el monto que correspondía, luego de lo cual me dijo "qué es honrado usted". No supe si sonreír o llorar por lo que esa frase conlleva.

El que yo pague lo que voy a consumir es lo que corresponde, por lo que la práctica habitual debería ser que cuando el cajero o cajera marca menos sea el cliente quien se lo haga ver, pero entendí, por la frase de la señora Victoria, que era todo lo contrario, que la realidad dice que la gente se queda callada y "aprovecha" este error (involuntario diría una persona).

Personalmente no podría estar tranquilo con mi conciencia si me iba con 6 mantequillas pagando solo una, así me criaron, así aprendí desde mis años de infancia. Me sorprende tristemente que de lo que se asombre la gente es de que una persona sea honesta, cuando debería ser al revés, debería sorprender que la gente se haga la lesa y se vaya sin pagar, es la deshonestidad lo que no corresponde, es aquello lo que se debe destacar y no el hecho de que se haga lo correcto.

Aún así tengo fe en que el futuro será mejor, en que mis hijos aprenderán y enseñarán lo que es correcto y como se debe actuar en la vida, sin "aprovecharse" de errores de otros.

Espero que al menos, esos que sí se quedan callados cuando la cajera comete un error, no sean tan cara de nalga para criticar, enjuiciar y condenar a los implicados en el caso SQM u otros conocidos, porque ellos y ellas están haciendo lo mismo, en menor escala, pero lo mismo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 5 de mayo de 2015

Sé que estás allí

En el epílogo de este libro dice lo siguiente:  "La historia de la literatura inglesa está poblada de maridos muertos." 
En el caso de esta novela lo tenemos de vuelta a ese marido muerto, y Sarah, la viuda de 39 años no sabe si es producto de su imaginación, si es un fantasma o si es real. Lo ve, lo siente, conversa con él, pero no se convence de nada, solo sabe que está.

Tampoco es capaz de compartirlo con su mejor amiga, quien también es viuda, y que por lo mismo sabe que esto de ver al marido es algo que siempre ocurre. Pero Sarah no solo lo ve, todo es muy real y cada pieza va encajando.

Una buena novela que nos muestra lo mismo que muchas novelas inglesas: una sociedad correcta o que al menos aparenta ser correcta. Escrita de manera ágil, y con tintes de romanticismo, misterio, suspenso, moralismo.

Para quienes no le gustan las novelas 100% románticas ésta es la lectura ideal, pues no cae en la cursilería que tan falsa se lee en los libros. Una mezcla perfecta de amor y erotismo, de vida y muerte, de llanto y risas.

Una pareja destruida por la muerte tiene una nueva oportunidad, pero ¿realmente la tiene o son los delirios de una mujer dolida?

Laura Brodie nos regala esta interesante novela que no te arrepentirás de leer.


martes, 28 de abril de 2015

Papá y mamá, un ejemplo a seguir

Ser papá y mamá no es fácil, tampoco digamos que es difícil, solo es, a veces cuesta y a veces se te hace más llevadera la cosa. Es una labor hermosa, llena de sorpresas, pues los niños y niñas no vienen con un manual de instrucciones para el nuevo papá o mamá. En el camino no solo se disfruta, también se va aprendiendo y adecuando la crianza a la forma de ser de cada uno.
Es por esto que cada persona lo hace de una manera particular, no hay recetas, lo que le sirvió a tu mamá, a tu tío, a tu vecina o a tus amigos, no necesariamente te servirá a ti, pues tus hijos son distintos a los de ellos y ellas.

Lo que sí tengo claro es que como papá tengo una gran responsabilidad, y es que no solo soy el que proveerá de abrigo y comida a mis pequeños, también tengo la responsabilidad de entregarles amor, cariño y valores que los hagan ser felices, apartados del egoísmo que tanto daño hace al ser humano.
Tal vez no sea la mejor persona del mundo, no soy perfecto y me equivoco, pero aún con esas imperfecciones soy un ejemplo para mis retoños. Es por esto que debo procurar ser un buen ejemplo, alguien que le transmita cosas que en un futuro le harán pasar una buena estadía en la tierra

No solo soy el ejemplo a seguir por ellos en mi manera de actuar, también lo soy en como me alimento, en mis hábitos, hobbies, en como hablo, en fin, en todo. Si yo hablo con groserías ellos harán lo mismo. Si yo les regalo pistolas de juguete y les enseño a usarlas los estaría guiando a un mundo de violencia, y sé que eso les traería consecuencias muy malas en el futuro.

Padre y madre son quienes guían a sus pequeños, y la idea es que los guíen por el mejor camino, aquel que le hará bien a ellos y a su entorno.

Hoy la invitación es a que revises tu vida y tu relación con tus hijos e hijas, a que mires el camino por el cual los estás llevando, corrijas lo que estimes necesario, y refuerces aquello que sientes que haces bien. Recuerda que lo que aprendan ahora es lo que se reflejará en sus vidas en unos años más.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 14 de abril de 2015

Ya no es lo mismo

El ser humano está siempre en evolución (algunos se esmeran día a día en involucionar), se van produciendo cambios tanto a nivel personal como a nivel social, y el lenguaje no está exento de ello.
Se van adquiriendo nuevas formas de expresarse que se hacen comunes no solo para el entorno más cercano, sino que para todo un país.

Cuando yo era niño (sí, lo fui), con nuestros primos teníamos una "cariñosa" forma de referirnos a los más "lentos" o que les costaba más entender ciertas cosas, a ellos o ellas les decíamos "waaaaaaldoooo", con el tono de voz de Mr. Magoo cuando saludaba a su sobrino. Pero eso quedó solo entre nosotros, en nuestro círculo.

Sin embargo hay otros términos que se masificaron con el paso del tiempo, esto con el fin de acortar una palabra o de decir de manera decorosa algo no tan decoroso.
Así fue como nació el decirle "rinso" al detergente, o "confort" al papel higiénico. 
Algunos personajes públicos ahora son asociados con situaciones o palabras. Sí, tal como ocurre en uno de los muchos capítulos de la serie "Los Simpson", donde surge la frase "hizo un Homero Simpson", acá en Chile en el año 1989 se adoptó el término "hacer un Pato Yáñez" para simbolizar un insulto que hasta decirlo con su nombre original ya es grosero.

Hoy podemos apreciar como un término tan suave y hasta gracioso cambia completamente de contexto, me refiero a "fifí". Sí, eso mismo que usted se imaginó ahora es lo que antes no pasaba cuando uno le decía a alguien que era fifí, en ese entonces se refería a ser pituco, delicado, afeminado, elegante y algunas cosas más. Pero ya no, ahora hay que tener cuidado si le quiero decir a alguien que es fifí, sobre todo si es mujer, porque en vez de tomarlo con humor te podría dar un mangazo por decirle tamaña cosa.
Yo conozco gente fifí, según su significado o uso antiguo, ahora puede que también sean fifí en el significado nuevo, pero eso ya no lo sé, requiere de otras cosas para investigar aquello.

Ahora tendrá que pensar bien en qué es lo que le quiere decir alguien que se refiere a usted como "fifí". Yo por lo menos me asustaría. Ahora, si me dicen "amigo de la fifí", eso sí que es preocupante.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 24 de marzo de 2015

Chile, el epicentro del doble discurso

En nuestra vida, muchas veces, nos vemos en la difícil (o a veces fácil) situación de tener que dar un doble discurso sobre un tema, es decir, cuando nos conviene es una cosa, pero si nos perjudica es otra. Lo vemos cada fin de semana en el fútbol, para quienes somos hinchas, si la falta es a favor de tu equipo es penal clarísimo, pero si es para el rival es solamente jugada de fútbol y magnificación del jugador.

Lo penoso es cuando caemos en eso como sociedad y aleonados por el cuasi anonimato que dan las redes sociales cibernéticas. Es así como se ha instalado un doble discurso en muchos temas.

Por ejemplo: la semana pasada una niña subió una foto para burlarse de un compañero de colegio en silla de ruedas, la acusaron de bullying y encontraron que la mejor forma de combatir eso era con bullying de vuelta, de paso se difundió la foto de la niña siendo que durante mucho tiempo se pidió en los medios que se prohibiera la exhibición de niños y niñas en casos noticiosos, lo cual llevó a una ley que hoy se la pasan por el traste con tal de "defender" a los que son víctimas de bullying.

Esta semana ha ocurrido otra cosa, que viene fresquita: la consuegra de la Presidenta es funcionaria pública desde el 2007, hasta la fecha se le ha evaluado de muy buena forma y se ha hecho merecedora de que la suban de grado, lo que conlleva un aumento de sueldo. Esto se hizo también durante el período que gobernó la Derecha, pero claro, como es la consuegra de la Presidenta se le cuestiona su capacidad y sus méritos, y de paso se ningunea a todos aquellos que no tienen profesión, porque ella solo tiene cuarto medio cumplido y curso de secretariado.
Cuando alguien en la misma situación, que no es pariente de la Presidenta, sino que es pariente del que opina, entonces se habla de premio al sacrificio y esfuerzo durante años, no se cuestiona ni por si acaso sus méritos para estos ascensos.

Y lo que más llama mi atención es el doble discurso que se ocupa en el tema de la discriminación. Fue tanto lo que se peleó que hasta se hizo una ley para sancionar a los que discriminen, y cada vez que algo así ocurre son muchos los que piden "justicia" en ese caso. Pero este lindo discurso anti discriminación se acaba cuando se trata del fin de la selección en los colegios, o sea, el fin de la discriminación por estatus social, claro, ahí ya no es discriminar, ahí tiene otro nombre: selección.

He aquí una muestra del nunca mencionado, pero sí existente, doble discurso chileno.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 12 de marzo de 2015

Historias de moto. Capítulo 1.

Andar montado en una moto es bastante distinto a estar sobre un automóvil. Hay un mínimo de espacio para transportar otras cosas, con suerte llevas a alguien más, y si tienes más suerte aún esa persona es a quien tú amas (soy afortunado). Estás expuesto al clima reinante: en invierno estás al borde de la hipotermia y en verano te sofocas en cada semáforo en rojo. El humo de los autos, camiones y buses te llega en la cara, no hay vidrio que te proteja de ello. Si chocas sales volando unos cuantos metros. Mantener el equilibrio cuesta, sobre todo cuando hay tierra suelta, lo que te podría botar.

Pero una de las cosas que lo hace más distinto es cuando quedas en panne.

El automovilista tiene dos opciones: llama a un amigo para que lo remolque o llama a la grúa.
El motociclista queda ahí, tirado, sin saber que hacer. Difícil es encontrar grúas para motos, y si las hay son carísimas, lo que para un clase media como yo es mucho decir. Que te remolquen no es nada fácil tampoco, así que no queda más que tomar la moto con las manos y llevarla como quien se lleva a una bicicleta sin montarla: caminando. La gran diferencia es que la moto es bastante más pesada que la bici.

Anoche me tocó a mí. Quedé tirado en un punto de Santiago desde el cual caminé más de 4 kilómetros y medio con mi moto al lado. A un kilómetro de llegar a mi destino me ocurrió lo que solo ocurre en el mundo de las motos: dos motoqueros que me vieron se acercaron para ofrecerme su ayuda, la verdad es que no había mucho que hacer pues la panne no era sacable en minutos, es un trabajo mayor que hay que hacer. Pero el motoquero es solidario, siempre se acerca una mano por último para preguntar si puede ayudar. Ellos además sí me ayudaron, bueno, uno de ellos porque el otro tuvo que volver a su trabajo.
No me remolcó, pero se fue al lado mío empujando con su pie mi motocicleta, así pude descansar y demorarme menos en ese último kilómetro de trayecto.

Ahora quedé con la tarea pendiente de ayudar a otro motoquero cuando lo vea en apuros.

Y pese a quedé tirado, sigo amando andar en moto, sobre todo cuando al final del trayecto me espera mi Carolina para recibirme con un abrazo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 5 de marzo de 2015

Con la sabiduría de la experiencia

Cuando comenzaba el año futbolístico de Colo-Colo no fueron pocas las voces que se levantaron para decir que el Cacique tenía un equipo lleno de viejos, que nos parecíamos a Fundación las Rosas y que eso nos pasaría la cuenta... y tenían razón.

Lo que Colo-Colo mostró anoche en su casa es el fruto del trabajo y de la experiencia de sus jugadores. Con un primer tiempo malo frente a Atlas, donde ellos tuvieron más oportunidades de irse en ventaja, donde Delgado y Flores no tocaban la pelota, con un Fierro errático en la defensa y sobrepasado constantemente por el delantero, no había mucho que hacer.
El único que jugaba con ganas y hacia adelante era (como en todos los partidos) Jaime "Pajarito" Valdés, se atrevía, empujaba al equipo, pero cuando daba el pase la pelota volvía a la mitad de cancha e incluso a la defensa. Suazo no existió el primer tiempo, es como si se sintiera incómodo en esa posición (en México jugaba de enganche sin problemas). Esteban Pávez tiene un notorio cansancio por tanto partido seguido, darle descanso este fin de semana no es mala opción con miras al clásico del 14. Paredes era una especie de náufrago, siempre estaba solo en el área y los centros de Jean o de Fierro llegaban a las cabezas mexicanas.

El segundo tiempo, con el triunfo de Colo-Colo, es mérito completo de Héctor Tapia que le dio medio a medio con los cambios de jugadores y tácticos que realizó. Entraron pulmones frescos al medio campo. Claudio Baeza se adueñó del medio terreno, quitó, corrió, distribuyó y llegó hasta el área misma de Atlas, se notaba con ganas, con la camiseta impregnada en su piel y eso contagió a sus compañeros. Felipe Flores seguía perdido, tocando mal, pero al menos arrastraba marcas para que se juntara la dupla Suazo-Paredes, ahí sí que funcionaban.
Luego salió el Pipe y nuevamente el cambio estuvo acertado, pues entró Emiliano Vecchio quien le dio más profundidad al ataque albo, ya no eran 3 delanteros, eran 6 o 7 los que llegaban al área mexicana. Así fue como de una salida explosiva, pase largo a Paredes, llega al área de Atlas, engancha, toca para Suazo, se la devuelven, saca el centro y derriban a Jaime Valdés: penal clarísimo.
Vino el gol Albo y Atlas se recordó que existía el reloj, recién ahí empezaron a apurar las acciones.
Pero la experiencia de la defensa colocolina pudo más. Si bien el equipo del norte se adueñó del balón por algunos minutos no pudo entrar con claridad al área.

Entonces ocurrió la falta que dejó a Atlas con un jugador menos, habían pegado todo el partido y el árbitro los llenó de tarjetas merecidas (después de esa condescendencia inicial). Una doble amarilla terminó por dejar sin fuerzas a los cuates. Y Tapia era el más concentrado de todos, hizo entrar al paraguayo en la defensa sacando a Jaime Valdés y cambiando el sistema táctico. Con tres en el fondo obligó a los laterales a soltarse y buscar el ataque, replegando así al rival para acertar con un contragolpe que nunca llegó. 
En el último minuto del partido ocurrió una especie de deja vu, Baeza sale rápidamente desde la mitad de cancha y deja solo a Fierro por la derecha, una habilitación a lo Coto Sierra. Gonzalo corrió y vio llegar por el medio del área al Bendito del Gol a quien se la tocó y éste con un sutil toque con el borde interno del pie izquierdo la manda al fondo del arco. De fondo las luces de los celulares adornaban el cuadro final. Ver ese gol y recordar las antorchas del 5 de junio de 1991 cuando Herrera convertía en gol el centro del mágico Barti fue una sola cosa.

Gracias Colo-Colo por ese desayuno y despertar tan feliz.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 3 de marzo de 2015

Bolivia y el mar

Una de las características de Chile es su extenso territorio a lo largo, lo que se traduce en que tiene más de 4 mil kilómetros de costa. Pero eso no siempre fue así. A continuación les dejo un mapa del norte de Chile antes de la Guerra del Pacífico en 1879:

 Como se aprecia en la imagen Chile llegaba solamente hasta Antofagasta, pero el auge del salitre a nivel mundial (muchos países querían ese mineral y venderlo era gran negocio), hizo que Chile declarara la guerra a Bolivia luego de que éste les subiera el impuesto que nuestra nación pagaba para extraer el salitre de esas tierras. Secretamente Bolivia había hecho un pacto de defensa con Perú, vale decir, se ayudarían en caso de guerra, y así fue.
Finalmente la declaración de Guerra es contra Perú y Bolivia a la vez, dando así inicio a miles de muertes por un montón de tierra y mar.
La sangre derramada fue de los tres países y el dolor en las familias de los fallecidos es invaluable.

El poder militar de Chile le dio la victoria, adjudicándose así todo lo que hoy se conoce como el norte grande del país, es decir, se le quitó la región de Arica y Tarapacá a Perú, y la región de Antofagasta a Bolivia, dejando a este último país sin puerto ni acceso al mar con todas las consecuencias que eso conlleva.

Por estos días Bolivia presentará una demanda en el Tribunal de La Haya para que Chile le dé salida al mar. Ellos no piden que se les devuelva la región, ni tampoco quieren todo ese pedazo de extensión marítima, sino que quieren poder hacer uso del mar libremente, sin pagar impuestos, instalando sus propios puertos. Y Chile, un país que como lo dije tiene más de 4 mil kilómetros de mar se ha negado por muchos años para que ellos puedan disfrutar de un bien por el cual nadie ha pagado un peso, pues es parte de la Creación.

Me dirán que se pagó con sangre, pero se les olvida que peruanos y bolivianos también murieron en esa guerra, y sobre todo se les olvida que esa tierra la habitaban y administraban ellos.

El egoísmo y la codicia serán los verdaderos causantes del fin del mundo que conocemos, y la verdad es que no entiendo el sentido de tanta disputa absurda, si lo más bien que podemos compartir la tierra y el mar con otros seres humanos. No somos dueños de nada, solamente habitamos un lugar.

Mar para Bolivia ahora.
Paz para todo el mundo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 24 de febrero de 2015

¿Educación de excelencia o de élite?

El día 16 de febrero entraron a clases 300 alumnos de un colegio en la comuna de Renca, la razón es que durante 2 semanas "nivelarán" a quienes ingresan a ese colegio provenientes de otros establecimientos educacionales con un menor nivel (todas mediciones que se hacen con números para algo que no debería ser cuantificable como lo es la Educación). Voces de expertos dicen que con dos semanas no basta para nivelar y en el colegio dicen que con eso les alcanza y que han tenido resultados, una eterna discusión.

Lo que llamó mi atención fue otra cosa y ocurrió en el momento en que en un canal de televisión le preguntan a la alcaldesa de Renca sobre la Reforma Educacional que se viene en Chile. Por supuesto que ella iba a estar en contra pues pertenece a un partido político contrario al actual Gobierno. Lo que ella no pensó es que sus argumentos contra estas modificaciones sirven para reafirmar lo necesario que es una intervención en la Educación.

Una vez más el argumento usado para estar en contra de la Reforma fue la NO selección de alumnos. Vicky Barahona dijo que eso era perjudicial pues dejaba a muchos niños que merecen ese tipo de educación sin la posibilidad de acceder ya que deberán enfrentar un sorteo. Entonces me pregunto ¿Es que acaso solo unos pocos merecen acceder a una Educación que ellos llaman "de excelencia"? Si la educación es tan buena como dicen entonces da lo mismo el alumno que entre a ese colegio.

Por otro lado ese colegio de Renca es municipal, entonces me pregunto ¿Por qué el resto de los colegios municipales de esa comuna no es de excelencia? Si los administradores son los mismos no veo el porqué un solo colegio sea de excelencia y el resto no. Si todos tuvieran el mismo nivel entonces no le temerían tanto al tema de la no selección. ¿Qué estará esperando la alcaldesa para que todos los colegios de su comuna sean iguales? Tal vez quiere que por arte de magia lo sean.

Lo que acá veo, y no solo en el caso de Renca, es que no hay voluntad para mejorar, se escudan en el tema de que es un error no seleccionar a los alumnos de tal o cual establecimiento en vez de hacer que todos sus colegios tengan el mismo nivel del cual se jactan. Esto lo único que me está diciendo es que la "Educación de excelencia" solo es posible cuando el alumnado ya viene con un capital humano elevado, o sea, a los que tienen menos no les da el cerebro para educarse como los demás... eso es lo que me están diciendo.

Creo en la Reforma y creo que no seleccionar alumnos es un beneficio para la Educación. Lo mismo que se hace en un colegio "de excelencia" se puede hacer en los otros, solo depende de la voluntad. Por tanto hago un llamado a la alcaldesa de Renca que en vez de preocuparse de salir en la tele para reclamar contra la Reforma se ponga a trabajar para que en todos sus colegios se logre la excelencia que dice haber logrado en este otro Liceo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 19 de febrero de 2015

Un viaje, mil recuerdos

De pronto el bus baja la marcha y se mete por caminos estrechos, con un cerro a un lado y hacia el otro se empezaban a ver algunas casas. La tierra era el elemento que sobresalía en todo ese pueblo desconocido para mí.

Niños corrían por las calles de tierra, también en algunas plazas y en las canchas ya gastadas por su uso. Nuncha había estado ahí, pero ese pueblo tenía una magia especial, un encuentro con mi niñez, con esa inocencia de los juegos y de la vida sencilla. En los patios se veía la ropa colgada en esos tendederos hechos con alambre o con una simple cuerda, levantada por un palo largo.

El movimiento de la gente del bus me indicaba que algunas personas se bajarían y ahí fue cuando miré hacia adelante y vi en letras grandes que decía: Terminal de buses de Ovalle.
Leer eso y traer a la mente a mi amigo Rodrigo fue algo inmediato. Siempre escuché de boca de él las historias sobre Ovalle y Guanaqueros, "sus tierras" como él le dice aún.
Más encima esa misma semana cumplía años de vida mi amigo y yo estaría a más de 400 kms. de distancia, y aunque ni siquiera lo llamé siempre lo tuve presente.

Ver esas canchas e imaginarlo a él cuando chico jugando entre la tierra fue inmediato. En ese entonces ya era malo, pero bueno, es mi amigo, no por eso lo voy a dejar de querer. Algo mejoró con la pelota en los pies.
Si bien no me bajé del bus ese pequeño recorrido por Ovalle me llevó a entrar en su mundo y sentirme un poco más su amigo.


Amigo mío, sé que ni siquiera te llamé ese 13 de febrero, pero mediante estas líneas te quiero desear un muy buen año de tus tantos que ya llevas en este mundo.
Un abrazo enorme a la distancia.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 22 de enero de 2015

La semana larga

Todos los días del año cumplen con una característica: duran 24 horas, ni más ni menos que eso. Como mucho, cada cierta cantidad de años, a un día le ponemos un segundo más, pero es imperceptible para nuestro organismo.

Así como los días duran 24 horas, las semanas duran 7 días, siendo uno de los días más esperados el viernes de cada semana. A veces en las redes sociales se ven mensajes el mismo lunes pidiendo que ya sea viernes. Si es cosa de ver como anda el ánimo ese último día de la semana "hábil", el 90% de las personas llega con una sonrisa en los labios.

Hay meses en que tenemos la sensación de que son más largos, como por ejemplo marzo, y es porque apenas vas en el día 5 y ya te quedas sin dinero para el resto del mes (los otros meses me dura hasta el 6). Ese mes se me hace eterno, como si fuera un mes de 6 semanas donde nunca llega abril para que depositen el sueldo.

Algo parecido ocurre con una semana en particular de cada año. Sí, solo una semana: la previa a las vacaciones.
Esa semana se mueve entre el Cielo y el Infierno, entre lo terrible y lo sublime, entre la sima y la cima de tu ánimo. Ya entras el lunes a trabajar apenas, casi con el cuerpo arrastrándose hacia la oficina (o lugar donde trabajes). Tu desayuno se demora casi una hora para recién darte ánimo de hacer algo productivo.
Toda la semana estás pensando en lo que serán tus vacaciones, anhelando que ya sea viernes para eliminar las alarmas de tu teléfono y dormir hasta que te duela la espalda de tanto estar en la cama.
Te imaginas en la arena, en el campo, en el avión rumbo a tu destino, pero donde menos estás es en el lugar de trabajo, o sea, está tu cuerpo, pero tu mente ya no reacciona.
Parece ser una semana de 10 días donde cada jornada de trabajo dura 15 horas, pero no, son las mismas 8 o 9 horas diarias y los mismos 5 días que tienes que trabajar.

Solo queda esperar, calentar el asiento y hacer como que tienes ganas de trabajar para que no se note tanto.
Paciencia, es solo una semana, la última y larga semana.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

miércoles, 14 de enero de 2015

Palabras que lo dicen todo

El idioma español es hermoso, sobre todo cuando se utiliza correctamente, y no me refiero a la ortografía solamente, sino a la palabra tal cual es en el momento indicado.

Sin embargo hay cosas que yo prefiero ni siquiera imaginar y de tan solo escuchar la palabra correcta me llega a dar una mezcla de escalofríos y asco.
No me explico como a alguien se le ocurrió crear una palabra fea para algo que de por sí ya es feo.

Ya de solo leer estas palabras uno siente que las letras no pegan ni juntan, y si lo dices en voz alta te das cuenta que sí, es verdad, suena raro, casi como si fuera una palabra forzada creada a partir de sílabas que quedaron tiradas por ahí.

Aquí van unos pocos ejemplos:

Diarrea o churrete: ambas palabras suenan tan feas como lo que significa. Menos mal que no le agregaron choclo a la palabra.

Vómito: esa mezcla de sílabas comenzando con V suena de lo peor, podríamos llamarle "devolver" al hecho de vaciar nuestro contenido estomacal por la boca (viste, te lo imaginaste y fue asqueroso).

Alopecia: no es algo tan tan feo, pero en sí la palabra no suena bonita. Ahora imaginarse esta alopecia en una mujer, ahí sí que es feo.

Eructo: suena tan mal la palabra como el acto mismo. Y si a esto le agregas olor, uf. Hasta decir "chancho" es más bonito.

Fractura: me suena a que la hicieron por partes, igual que lo que significa.

Culo: suena a película porno mal actuada... o sea, dicen que son mal actuadas, yo no las conozco.

Ornitorrinco: para mí que cuando vieron a este animal no supieron que hacer con él y como lo vieron con patas y pico de ave, pero cuerpo de nutria le pusieron un nombre que era mezcla de varias cosas.

Y así suman y siguen las palabras que no me hacen hinchar el pecho de mi idioma español.

¿Tienes alguna por ahí? Vamos, compártela.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.


martes, 6 de enero de 2015

Sublime intimidad

En un mundo que avanza tan rápido y al cual contagiamos con nuestra propia celeridad no le viene nada de mal un relajo para revisarnos interiormente.
Lo más probable es que me digas "es que no tengo tiempo" y a decir verdad, te creo, pues entiendo que uno quiera hacer muchas cosas en las horas que tiene el día, y si nos dieran una hora más a cada día no la ocuparíamos para descansar sino para hacer otras cosas.

Particularmente me he dado cuenta que a diario tengo ese momento de intimidad, ese sublime momento de encontrarme conmigo mismo y que a ratos siento que lo pierdo. Desde mi infancia que existe ese momento, pero ahora que recuerdo siempre he buscado distractores para que Pepe Grillo no me agobie con sus palabras de buena crianza que puro me enredan la vida.

Ya sea que entro relajado o apurado a vivir esos minutos de intimidad siempre me ocurre lo mismo: veo pasar una mosca y me pongo a pensar en la vida de los caracoles. Sé que no tiene nada que ver, pero imagínate como trabaja mi imaginación cuando me toca encerrarme a escuchar mi conciencia.

En un comienzo eran las etiquetas de los envases o de la ropa. También lo era el papel de diario que estaba cubriendo el exceso de agua en la baldosa. Ahora es el celular y sus jueguitos enviciantes o esas conversaciones por whatsapp que no te gusta cortar.
Sí, estoy seguro que te pasa lo mismo cuando día a día llegas a ese momento de intimidad y mandas por la tangente a tus pensamientos para sumergirte en el mar de las distracciones.

A veces arrugas la frente cuando estás en intimidad contigo mismo, pero tengo un 95% de certeza de que no es por lo que estás pensando en ese segundo, sino que es por la fuerza aplicada para conseguir el objetivo que te llevó hasta ahí.

Sé que es un momento único para estar conmigo mismo y que debo aprovecharlo, así que la próxima vez que vaya al baño no llevaré ni el celular ni un libro, solo iré yo, en una de esas logro escuchar al grillito.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites