Seguir por email

martes, 28 de abril de 2015

Papá y mamá, un ejemplo a seguir

Ser papá y mamá no es fácil, tampoco digamos que es difícil, solo es, a veces cuesta y a veces se te hace más llevadera la cosa. Es una labor hermosa, llena de sorpresas, pues los niños y niñas no vienen con un manual de instrucciones para el nuevo papá o mamá. En el camino no solo se disfruta, también se va aprendiendo y adecuando la crianza a la forma de ser de cada uno.
Es por esto que cada persona lo hace de una manera particular, no hay recetas, lo que le sirvió a tu mamá, a tu tío, a tu vecina o a tus amigos, no necesariamente te servirá a ti, pues tus hijos son distintos a los de ellos y ellas.

Lo que sí tengo claro es que como papá tengo una gran responsabilidad, y es que no solo soy el que proveerá de abrigo y comida a mis pequeños, también tengo la responsabilidad de entregarles amor, cariño y valores que los hagan ser felices, apartados del egoísmo que tanto daño hace al ser humano.
Tal vez no sea la mejor persona del mundo, no soy perfecto y me equivoco, pero aún con esas imperfecciones soy un ejemplo para mis retoños. Es por esto que debo procurar ser un buen ejemplo, alguien que le transmita cosas que en un futuro le harán pasar una buena estadía en la tierra

No solo soy el ejemplo a seguir por ellos en mi manera de actuar, también lo soy en como me alimento, en mis hábitos, hobbies, en como hablo, en fin, en todo. Si yo hablo con groserías ellos harán lo mismo. Si yo les regalo pistolas de juguete y les enseño a usarlas los estaría guiando a un mundo de violencia, y sé que eso les traería consecuencias muy malas en el futuro.

Padre y madre son quienes guían a sus pequeños, y la idea es que los guíen por el mejor camino, aquel que le hará bien a ellos y a su entorno.

Hoy la invitación es a que revises tu vida y tu relación con tus hijos e hijas, a que mires el camino por el cual los estás llevando, corrijas lo que estimes necesario, y refuerces aquello que sientes que haces bien. Recuerda que lo que aprendan ahora es lo que se reflejará en sus vidas en unos años más.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 14 de abril de 2015

Ya no es lo mismo

El ser humano está siempre en evolución (algunos se esmeran día a día en involucionar), se van produciendo cambios tanto a nivel personal como a nivel social, y el lenguaje no está exento de ello.
Se van adquiriendo nuevas formas de expresarse que se hacen comunes no solo para el entorno más cercano, sino que para todo un país.

Cuando yo era niño (sí, lo fui), con nuestros primos teníamos una "cariñosa" forma de referirnos a los más "lentos" o que les costaba más entender ciertas cosas, a ellos o ellas les decíamos "waaaaaaldoooo", con el tono de voz de Mr. Magoo cuando saludaba a su sobrino. Pero eso quedó solo entre nosotros, en nuestro círculo.

Sin embargo hay otros términos que se masificaron con el paso del tiempo, esto con el fin de acortar una palabra o de decir de manera decorosa algo no tan decoroso.
Así fue como nació el decirle "rinso" al detergente, o "confort" al papel higiénico. 
Algunos personajes públicos ahora son asociados con situaciones o palabras. Sí, tal como ocurre en uno de los muchos capítulos de la serie "Los Simpson", donde surge la frase "hizo un Homero Simpson", acá en Chile en el año 1989 se adoptó el término "hacer un Pato Yáñez" para simbolizar un insulto que hasta decirlo con su nombre original ya es grosero.

Hoy podemos apreciar como un término tan suave y hasta gracioso cambia completamente de contexto, me refiero a "fifí". Sí, eso mismo que usted se imaginó ahora es lo que antes no pasaba cuando uno le decía a alguien que era fifí, en ese entonces se refería a ser pituco, delicado, afeminado, elegante y algunas cosas más. Pero ya no, ahora hay que tener cuidado si le quiero decir a alguien que es fifí, sobre todo si es mujer, porque en vez de tomarlo con humor te podría dar un mangazo por decirle tamaña cosa.
Yo conozco gente fifí, según su significado o uso antiguo, ahora puede que también sean fifí en el significado nuevo, pero eso ya no lo sé, requiere de otras cosas para investigar aquello.

Ahora tendrá que pensar bien en qué es lo que le quiere decir alguien que se refiere a usted como "fifí". Yo por lo menos me asustaría. Ahora, si me dicen "amigo de la fifí", eso sí que es preocupante.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites