Seguir por email

martes, 17 de diciembre de 2013

Cena de oficina

En realidad no es solo la cena de la oficina, porque hay gente que nunca ha trabajado en una oficina, pero que igual tiene su cena del trabajo, esa cena que los jefes esperan con ansias y que los trabajadores aprovechan para hacer gastar a la empresa.
Sí, seamos sinceros, junto con pasarla bien uno lo que busca es que de alguna manera la empresa se ponga con sus trabajadores y gaste aunque sea en una buena cena, con harto baile y tragos en exceso. Claro, porque no vale tomarse solo un traguito, no, hay que terminar arriba de la pelota, contento.

A esa cena se va sin auto, porque el que va con vehículo está destinado a no beber y más encima a llevarse a los caídos o caídas en batalla.
Es el momento en que los "galanes" de la oficina estrenan sus mejores trajes y ensayan frente al espejo para sacar a bailar a la "rica" del piso, a esa que mira todo el día cuando se para a sacar fotocopias. 

También está la tímida de la oficina, esa que no mata ni una mosca, pero que quiere puro bailar en la fiesta. Entonces hace su máximo esfuerzo por verse sexy, pero la mayoría de las veces no le resulta y termina yendo con un vestido elegante que la hace lucir "distinta", tan distinta que el grupito de los hombres empiezan con esas conversaciones de pasillo previo al "bar abierto" donde dicen "oye, mira a la _____ está bastante bien". Cuando ya el bar se encuentra abierto y han pasado un par de horas la conversación es "oye, no, si está rica la _____, le daría unos buenos porrazos".

Es típico que la cena de fin de año se hace un día de semana, miércoles y jueves son los preferidos, la razón es que es mucho más barato un local en esos días que un viernes o sábado. Sí, no crea que es porque a los jefes les encanta verlos con cara de trasnochado al otro día.

Como buena cena protocolar, y si el cóctel no estuvo muy contundente, el varón siempre queda mirando para la carnicería, con apenas una muela tapada y atento por si la persona que tiene al lado no se va a comer todo su plato, ahí ataca de una. Todo sea para que el copete no le caiga tan mal, ya sabes, con el estómago vacío cura más rápido.

Y por último, junto con el comienzo del baile, el momento más esperado es cuando el Jefe agarra sus cosas y se va. Ahí sacamos el cotillón, nos sacamos las corbatas, las mujeres dejan los zapatos en la silla y comienza la verdadera fiesta, la del bar abierto, la de las tallas, la del coqueteo, la del limbo y el trencito, la de esquivar a los borrachos y la de terminar con ganas de seguir la fiesta en otro lado.

¿Y tú, cómo vives esa fiesta?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 10 de diciembre de 2013

Comentario cinéfilo: Gravedad

Al ver el trailer (antiguamente sinopsis y que para mí era sipnosis) de Gravedad me dieron ganas de ir a verla. Sí, ya sé que todos los trailers son hechos para entusiasmar a la gente, pero por lo menos a mí, no todos me motivan para ver la película en el cine.

Gravedad es sobre tres astronautas que están realizando reparaciones de rigor en un satélite, pero algo sale mal y quedan a la deriva en el espacio. ¿Salvarán sus vidas? ¿Lograrán su objetivo? Eso lo dejo ahí para que cuando la veas no digas que yo te conté el final.

Esta película tiene un buen argumento, no grandioso, pero sí bueno, interesante, sobre todo la parte reflexiva que trae toda esa situación de sentirse en el vacío.
La fotografía es espectacular, el espacio, asteroides y el planeta Tierra visto desde fuera, con un amanecer incluido, simplemente genial. Más encima que verla en pantalla gigante, con el sonido envolvente que tienen esas salas es como si te transportaras a ese lugar.

Debe ser la película con menos elenco que he visto, son solamente 3 personas las que aparecen en escena y unas 4 voces más. Uno de los actores aparece solo de espalda a la cámara, nunca muestra su rostro en los pocos minutos que sale en escena. George Clooney y Sandra Bullock, completan el elenco, no hace falta nadie más para darle vida a esta película.
Incluso Juan Salvador Gaviota, donde no aparece ningún humano, requiere de más elenco, pues aparecían en la historia muchas gaviotas.

¿Qué pasaría contigo si te quedas flotando en el espacio? ¿Te entregas a la muerte o luchas por vivir?



Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 3 de diciembre de 2013

Navidad en Chile

Durante el mes de octubre hice un comentario sobre la famosa fiesta de Halloween que se está instalando en nuestro país, entonces fui emplazado por uno de mis contertulios a escribir algo sobre la Navidad, sobre su celebración que es traída desde afuera y no propia de Chile.

Bueno, el origen de la Navidad, como fiesta, es de hace muchos años, de los comienzos del cristianismo, cosa de la que se puede interiorizar en Biblioteca Católica digital. En resumen nos dice que su origen no es para nada nuevo, ni tiene que ver con el Viejo Pascuero, Santa Claus o como quieras llamarlo.
La Navidad es la celebración del nacimiento de la luz para el mundo cristiano, es decir, el nacimiento de Jesús, y eso no tiene doble lectura, es así la fiesta de Navidad.

Fue así también como se instaló en Chile, que fue colonizado por los españoles quienes llegaron con sus costumbres, tradiciones y creencias, donde la Navidad tenía un lugar especial. Y eso ya desde el 1536, así que podemos decir que la fiesta, si bien no es nacida en Chile, es parte de nosotros pues la celebramos desde que nacimos como patria (y antes).

El pesebre, el juntarse en familia, el compartir una cena la noche del 24 de diciembre tiene una historia de siglos en este país, y no es que se deba a nuestra sangre chilena, porque la fiesta no es propia de Chile, sino que es del mundo cristiano y es por eso que se hizo propia de nuestra tierra.

Ahora bien, lo del Viejo Pascuero, el pan de Pascua, el árbol de Navidad con algodones representando la nieve, los villancicos que hablan de la blanca Navidad, el cola de mono y el consumismo extremo en que hemos caído como sociedad tiene su origen más reciente y viene completamente desde el hemisferio norte.

Por eso mi invitación para cada Navidad es a darle sentido, pero no un sentido como el que propone Líder o Falabella con sus cancioncitas tan pegajosas que a la larga te llevan a comprar y comprar.
Es una invitación a vivir en armonía, a llenarte de humildad y acercarte a quien te dañó o a quien tú dañaste y poder llegar a abrazarse fraternalmente. Es una invitación a no dejarse llevar por el consumismo, sino compartir lo que esté a tu alcance, lo que tú tengas ganas, y a la vez, no esperar regalos costosos.
Con mi experiencia me he dado cuenta que si bien la gente mayoritariamente espera regalos comprados, son felices cuando reciben las humildes galletas que les entrego con tremendo cariño, porque detrás de esa fiebre por comprar que viene junto a diciembre también están las ganas de recibir un pequeño remezón que te haga ver la sencillez del nacimiento de esa pequeña-gran luz para el mundo.

¿Me ayudas a vivir una Navidad sencilla y compartida?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 26 de noviembre de 2013

El Hipódromo y sus colores

El día sábado recién pasado fui en la tarde a darme una vuelta por el Hipódromo Chile. Hace muchos años yo había ido con unos compañeros de colegio, pero a jugar a la pelota, o sea, lo único que hice fue llegar y pasar al lugar donde jugaríamos, jamás miré todo lo que me estaba rodeando.

Fui al sector de los jardines porque había leído que estaba lleno ya que en la noche lanzarían fuegos artificiales. Lo que ahí vi fue emocionante, pintoresco, sabroso.
Familias completas disfrutaban de una tarde de entretención. Estaban tíos, primos, abuelos, hermanos, en fin, toda la prole reunida en un buen lugar de esparcimiento.

Había pasto, juegos infantiles, asados por doquier, el tío borracho, la señora preocupada de las ensaladas, la guagua amamantándose, el niño que quería hacer "pís", todo lo que hace de mi gente chilena la más querida del planeta.

Por supuesto que estaba plagado de vendedores ambulantes, vendían challa, dobladitas con queso, empanadas, burbujas, pegalocos, globos, helados, bebidas y un montón de cosas más.
Restaurantes (así decía el cartel), baños y por supuesto las cajas para hacer las apuestas que estaban llenas previo a la carrera.

Y para ver la carrera estaba esto:
Una galería de madera, sin respaldo que estaba justo frente a la línea de llegada.
Me senté ahí antes que llegara toda la gente a ver "la carrera", pero lo único que logré ver fue a 3 caballos luchando por llegar primeros, y recién los vi en la recta final.

Cuando miré al frente de esta galería me encontré con esto:
Butacas individuales con respaldo, palcos, casetas de transmisión, hombres con sus polerones sobre los hombros y no amarrados a la cintura como era en los jardines.
Comodidad absoluta y vista privilegiada para TODA la carrera. Debe ser todo un placer pasar una tarde allá.

Dos realidades en un mismo lugar. Dos realidades viendo la misma carrera.
¿Con cuál te quedas tú?
Yo me quedo con mi gente que teniendo tan poco siempre lo pasa bien.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 19 de noviembre de 2013

El Derechazo

Dos tremendos damnificados (según mi visión) dejaron las elecciones del domingo recién pasado en Chile: la democracia (la mitad de la población no quiso votar) y la Derecha.

Recuerdo la primera campaña política de la Derecha, fue para el plebiscito de 1988. El foco de la campaña no estuvo en resaltar la labor del Dictador (disculpe que no lo nombre, no quiero virus en mi blog), sino que estuvo centrada en aterrorizar a la gente con las "barbaridades" que vendrían para Chile si es que ganaba el NO. Bueno, el hecho fue que perdieron y esas cosas de las que hablaron no ocurrieron, no volvió el período de la UP ni nada parecido.

Luego de esa vinieron muchas más campañas y me ha llamado la atención que siempre, en vez de resaltar las cosas buenas que tienen ellos, tratan de amedrentar a la gente para que no vote por el otro bando. Incluso lo hicieron apenas terminada la elección este domingo. Mientras Michelle Bachelet daba las gracias por el apoyo y motivaba a la gente para ganar en la elección de diciembre, su contrincante, Evelyn Matthei, decía todas las cosas "terribles" que ocurrirían si es que ganaban los otros.
¿No será que ya es hora que cambien la estrategia si ven que no tiene los frutos deseados?
¿Cuándo se dedicarán a ensalzar lo suyo en vez de despotricar contra los otros?

Llegaron hace 4 años al Gobierno y ya se tienen que despedir, perdieron gran parte del apoyo que se les brindó en aquella oportunidad. ¿La razón? Bueno, ahí tienen que ser humildes y hacer un mea culpa, porque no tan solo perdieron el Gobierno, también perdieron muchos cupos parlamentarios y ya el año pasado perdieron muchos municipios. Y para más horror de ellos, los comunistas están entrando con fuerza al parlamento y a las municipalidades, y como algo curioso les puedo contar que no se están comiendo a las guaguas.

Hace algunos años decían "que viva el cambio", bueno, les llegó la hora de cambiar también, de reinventarse, de jubilar a señores como Carlos Larraín que cada vez que abre la boca deja la crema.
Ser oposición sirve, pero hay que saber serlo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 12 de noviembre de 2013

El país bilingüe

Hace poco escuché que solamente el 2% de los chilenos y chilenas sabe hablar y entiende el idioma inglés, lo cual me parece bastante extraño.
Vamos viendo:

El domingo nos reunimos en family, o a veces el saturday para una party.
Acudimos al mall para ir de shopping.
La pasamos bien en el pub, tomamos unas beer y le damos al dancing.
Cuando jugamos fútbol nos cobran off side, tiramos corners y nos hacen fouls.
Cantamos a la perfección las canciones en inglés.
En diciembre tenemos la París Parade.
En las tiendas siempre hay sale off.
Cuando estudiamos nos damos un coffee break para distenderse un rato.
No tenemos apagones, tenemos black out.
¿Maremoto? No, acá es tsunami.
Vamos al Starbuck porque ahí se toma coffee y no café como en el almacén de la señora Juanita.
No mandamos mensajes, usamos el email o el DM.
Para irnos decimos bye y si estamos con las pilas quiere decir que estás ready.
Las chicas no se prendieron, están on fire.
Y cuando algo está listo o estamos bien, quiere decir que está OK.

Yo creo que ese estudio miente, debe ser que solo el 2% no habla nada de inglés, porque el resto nos manejamos bastante.

Good morning, good afternoon, good night.

martes, 5 de noviembre de 2013

Comentario cinéfilo: El Conjuro

Es la película de terror que más tiempo ha estado en cartelera en las salas de cine en Chile, de hecho ya está su versión en dvd en otros países y acá todavía la siguen dando.
El Conjuro es de esas películas que hace rato que no se veían, por lo menos por mi parte, ya que logra asustar de verdad, mantenerte expectante durante todo el filme.

Recuerdo haber visto El exorcista en el cine cuando la lanzaron por su chorrocientos aniversario, con las escenas antes eliminadas y que esa vez estuvieron en pantalla. Fue la última vez que había sentido miedo en una sala de cine.
Sin penas ni glorias pasaron películas como "El proyecto de la Bruja de Blair", "El grito", "La Huérfana", "Con el diablo adentro", "El aro" y otras más que eran bastante predecibles.

La música, la ambientación, los sonidos, todo está muy bien logrado en esta película, todo se confabula para provocar susto en los momentos que menos lo esperas. No es la típica película donde la misma música te anuncia que se viene algo que te pretende asustar, al contrario, la melodía confunde, te prepara para algo que no viene y que aparece de la nada.

Estar en la sala de cine y sentir escalofríos es una sensación que devuelve el alma al cuerpo, que me hace sentir más vivo que nunca, cosa que por supuesto te recomiendo vivir.

El que esta historia sea tomada de un caso real es lo que la hace más escalofriante, porque piensas todo el rato que eso mismo te podría ocurrir a ti y que ya le ha sucedido a otras personas, de hecho, eso mismo que se ve en la película es solo una pincelada de lo que realmente le sucedió a esa familia durante los 10 años que vivieron en esa casa y que puedes leer un poco más en la Guioteca.

Ya sabes, si quieres pasar un momento adrenalínico, apaga las luces de la casa, amplifica bien el sonido y siéntate a ver esta película... y luego sal a pasear, porque de seguro no podrás dormir.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 29 de octubre de 2013

El hombre invisible

Como motociclista hay una cosa que tengo clara y es que cualquier descuido por parte mía o por parte de los otros conductores puede causarme un accidente grave, incluso fatal.
No es que al manejar moto esté buscando la muerte, todo lo contrario, busco disfrutar más la vida al demorarme menos en trasladarme de un lugar a otro, por lo mismo lo hago con un cuidado extremo.

Una de las cosas que aprendí al andar sobre una moto es que soy invisible. Sí, pero no es algo literal, no te creas. Soy invisible para los automovilistas, por lo que siempre debo procurar hacerme visible, mostrarme, mirar el espejo retrovisor de ellos para cerciorarme que me vieron antes de adelantar o de cambiar de pista.

Esa invisibilidad no me ha vuelto ni invencible ni un imbécil (esto último lo podemos discutir), sé muy bien que corro un peligro mayor que los automovilistas, pero por lo mismo tomo mayores precauciones que ellos. De partida no me puedo permitir desconcentrarme ni medio segundo, todos los sentidos deben estar bien atentos a cualquier movimiento del tránsito y de lo algunos peatones imprudentes.

Cada vez que me subo a la moto temo por mi vida y ese temor me ha hecho ser muy prudente, no como algunos otros motociclistas que no respetan la pista que les corresponde, que pasan pegado a mí a gran velocidad y que se meten entre los autos como si fueran intocables. No, yo sé que hasta el menor contacto con un auto me puede mandar lejos, sé que soy invisible para ellos y que aunque yo tengo la preferencia debo hacerme a un lado si él o ella quieren meterse a la mala en algún lugar.

Siempre pensé en que si me encontraba una lámpara mágica le pediría al genio el poder para hacerme invisible, pero ahora que lo soy, aunque sea por media hora, no me gusta tanto.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 22 de octubre de 2013

¿Resurrección?

Hace rato ya que quieren matar a Colo-Colo y lo peor es que lo hacen justamente quienes llegaron como salvadores de una tremenda crisis económica. Pero a poco andar vimos que de salvadores no tenían nada. Se remató el teatro Monumental y la histórica sede de Cienfuegos. Casi hicieron lo mismo con el estadio Monumental, pero afortunadamente no lo llevaron a cabo.

Blanco & Negro desarticuló todo el trabajo que se venía haciendo en Colo-Colo, se suponía que era para mejorar, pero hoy vemos los frutos de todo eso. Lo único que se logró desde la llegada de esos nefastos empresarios fue un  tetracampeonato logrado por Claudio Borghi junto a una generación de lujo de jugadores formados en casa durante las administraciones anteriores, es decir, de la mano de B&N solamente fracasos en lo deportivo y destrucción de nuestro patrimonio.

Todo esto ha llevado a que por estos días ganar sea casi una anécdota, un milagro, la alineación de los planetas que hicieron que Colo-Colo triunfara por sobre el único equipo en Chile que tiene paternidad sobre el Cacique: Cobreloa. Y se ganó a lo Colo-Colo, con garra, con empuje, con esa fuerza que hace rato no se ve en la cancha y que se la tuvo que inyectar desde la banca un nacido en el club: Héctor Tapia.
Por ahí va el camino, no por llenarnos de figuras de renombre, si no por tener a gente que de verdad quiera a la institución y se la juegue a concho en cada partido. Imagina que en este partido fue tanto lo que se batalló que hasta Felipe Flores se mandó flor de gol en el último minuto. Él le pegó no más, y lo más probable que haya tirado un pase al centro, pero es tan quemado el pobre que hasta eso le salió mal y la pelota se fue dentro del arco.

Señores, una golondrina no hace verano, el que se cambie de técnico, el que se gane un partido, no hará que la cosa mejore, es solo una píldora para aliviar este tremendo dolor de ver como destruyen a tu institución por la cual sufres, ríes, lloras y te alegras.

Qué se vayan todos, pero todos los de Blanco & Negro. Vendan sus acciones, los socios nos haremos cargo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 8 de octubre de 2013

Una visita inesperada

Sale todos los días muy temprano a dejar a sus hijos al colegio. Saca su auto rojo y no mira a nadie, solo le importa salir, dejar atrás su pequeño refugio y entregarse a sus deberes cotidianos.
Llega siempre en la tarde-noche, cuando ya sus vecinos y vecinas logran verla pasar. Ella no los mira. Ellos retroceden.

Algo tiene esa mujer que los asusta. Es guapa, pero seria, tanto que llega a dar miedo para quien no la conoce. Se entrega a la risa con facilidad, pero manejando va concentrada, atenta al camino, sin mirar los rostros de sus vecinos, sin dar la posibilidad de que la saluden.

Esa noche algo cambió. Una mujer llegó a su casa para decirle que ella les provocaba miedo a toda la gente del barrio, que nunca habían querido decirle nada, pero que con lo acontecido la semana anterior alguien tenía que enfrentarla.
Atónita, pero con su rostro desafiante escuchó cada palabra que le dijo la señora. Le decían que había atropellado a un perro y que éste había muerto. No podía creerlo, a la velocidad que maneja eso es casi imposible, además se hubiese dado cuenta, pero aquello no ocurrió.
Le dijeron que era mala, soberbia, altanera. Cada palabra abría una hería en ella, cada palabra era una punzada en su corazón.
¿Qué había hecho ella para merecer este trato? Solo quería vivir su vida en paz, por eso no miraba a nadie, por eso no saludaba a nadie.
Lloró amargamente, en parte por el perrito muerto, pero su verdadera pena era esa sensación de hacer las cosas mal.

A los pocos días había una reunión en el barrio, pero no la invitaron. Ella se enteró y hasta preparó una defensa para su caso, estaba segura que le enrrostrarían la muerte del animal. Su corazón se había endurecido para ese momento, llevaba una coraza que sería difícil desarmar para volver a hacerle daño.
Apenas la vieron llegar ella notó que estaban sorprendidos y asustados con sus presencia al punto que no la miraron mucho.

Darían comienzo al tema en tabla. Su coraza se puso más y más dura. "Estimados vecinos y vecinas, los hemos convocado para tratar el tema de la pavimentación de la calle". Se quedó de una pieza,  no podía creerlo, la desarmaron completamente con esas palabras.

Volvió la paz a su corazón, volvieron las ganas de creer en sí misma y en la gente que la rodea, volvieron las ganas de ayudar, de colaborar, de ser parte de su barrio.
Esa noche algo cambió, pasó de ser la más temida del barrio a ser la delegada para ver el tema de la pavimentación. Por fin dejarán de hablar de ella y le pondrán más empeño para conocerla, sin prejuicios de ningún tipo.
Hoy ya no la miran con temor, hoy la abrazan con amor.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Libertad condicional

Parto diciendo que no soy un suicida, que es lo que se podría pensar por el hecho de que ando en moto por las calles de Santiago, por las carreteras, por Avenida Kennedy y por tantos otros lugares por los que es peligroso transitar. Pero no, al contrario, amo la vida, con mis imperfecciones, con las injusticias de las que soy testigo, con la tristeza de la enfermedades, con eso y más amo la vida, pues sé que siempre habrá una solución a cualquier problema.

La moto para mí es mi medio de transporte, el que me ahorra lucas y tiempo que disfruto junto a mis hijos o en otras actividades donde ellos no están (sí, también es bueno tener más vida que la de ser padre o madre). También es un medio para sentir algo de la libertad que tanto me gusta, no libertinaje, sino libertad, esa que se siente cuando el viento llega a a tu rostro, cuando no te tapa ningún techo, cuando sientes el frío en tu piel y cuando te refrescas con el viento en pleno verano.
Me pongo el casco y me desconecto del mundo, solo está al frente la calle y alrededor los vehículos que me mantienen siempre alerta. No hay tiempo para preocupaciones, solo debo concentrarme en la pista y en mi destino. Y cuando es un simple paseo, mucho mejor, así quito una preocupación de mi cabeza, solo tengo que manejar.

Desde pequeño no soportaba abotonarme el último botón de la camisa, usar beatle, ponerme pulseras, anillos, collares o usar el botón de la manga de la camisa ¡No! Siempre he detestado esas cosas, siento que me ahogan. Ni hablar de usar corbata, eso es casi una tortura que soporto en aquellas ocasiones en que debo utilizarlas, solo porque soy un respetuoso del protocolo y del vestir elegante, cosa que no hago tan seguido, lo que es un alivio.

Puedes tildarme de loco por andar en moto, pero arriba de ella siento esa pequeña libertad, una libertad condicional como le llamo, pues aún arriba de ella tengo que regirme por normas de tránsito, de convivencia y de respeto por la vida. Pero loco y todo, soy un poco más libre cuando me subo a ella, soy un poco más solitario y sigo siendo inmensamente feliz.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Para que nunca más

Hoy ya son 40 años de aquel fatídico y horrible 11 de septiembre de 1973, día que quedó marcado a fuego y sangre en la historia de este país.
En los últimos años muchos han llamado a "dar vuelta la página", a "mirar hacia adelante", a "olvidar el pasado triste", pero eso sería casi tan nefasto como el Golpe mismo.

Hace 40 años los sueños de miles de chilenos fueron arrebatados de cuajo. Esos sueños que se forjaron sin violencia, con una lucha intensa pero leal, donde siempre se esperó que ocurriera por la vía democrática como siempre lo quiso Salvador Allende. Finalmente se logró un 4 de septiembre de 1970 y se truncó 3 años después.

Por años se quiso vender el discurso de que el Golpe era necesario, de que era la única manera de salvar al país de la desgracia a la que la habían llevado los comunistas y socialistas. Hoy, 40 años después, la gente de Patria y Libertad confiesa lo que era un secreto a voces: ellos cortaron caminos para desabastecer al país. ¿Con qué fin? Con el fin de boicotear a un Gobierno que no les convenía a los que tenían más dinero. Allende siempre lo dijo antes de ser electo, había que expropiar los campos de quienes tenían demasiado, eso haría que la repartición de riquezas no fuera tan desigual, daría trabajo a más gente y se beneficiarían no unos pocos, sino muchos.
Algunos escondieron los productos y dijeron a la gente que esto era un problema del Gobierno, que había que sacarlo.

Unos días antes del Golpe el comandante en Jefe del Ejército le había jurado lealtad al Presidente, siendo que ya tenía todo planificado. Ese día 11 le dice a los que atacaron La Moneda que perdonarle la vida ya sería mucho. Qué triste.

No se trata de recordar para aumentar la odiosidad, no, no se hace con ese fin.
No se trata de conmemorar para dividir a un país, se trata de que esto nunca más ocurra. 
Si olvidamos sería fácil volver a cometer los mismos errores.

No, un dolor tan grande no se olvida, menos cuando todavía hay gente que no sabe donde quedaron los cuerpos de sus familiares.
Las torturas cometidas no se olvidan, menos cuando los que las realizaron siguen libres y sin arrepentimiento alguno.

¿Era necesario bombardear la Moneda para hacer salir a las 20 personas que ahí estaban?
¿Era necesario torturar y matar a todos aquellos que pensaban distinto?

Perdonar, puede ser, es algo de cada persona, pero olvidar jamás.

"Y les digo que tengo la certeza de que la semilla que hemos entregado a la conciencia digna de miles y miles de chilenos, no podrá ser segada definitivamente. Tienen la fuerza, podrán avasallarnos, pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza. La historia es nuestra y la hacen los pueblos”. (fragmento de su última intervención por Radio Magallanes, el 11 de septiembre de 1973, a las 9:10 AM)

jueves, 5 de septiembre de 2013

El Euro-Peo

Lo conozco desde que era un cachorro, recuerdo su pelo rubio y las "pequeñas" pataletas que hacía en ese entonces. Era el más pequeño de mis primos, pero siempre quería estar con nosotros, los que nos creíamos grandes.
¿Cómo olvidar esas tardes de verano en que nos sentábamos a mirar como jugaba Súper Nintendo SOLO? Claro, si el cabro era picado, como le ganábamos nos dejaba sin jugar para poder ganar un partido, si con suerte le ganaba a mi hermano. ¡A mi hermano! al que nunca le gustó el fútbol. Recuerdo que de picados nos íbamos a jugar a la pelota afuera y lo dejábamos solo en la pieza... hasta que llegaba como perro arrepentido para chutear un rato.

Creció jugando pool junto al Tata, y de paso aprendió todas las "mañas" que nuestro abuelo utilizaba en el juego. De hecho, en el verano, pasaba más tiempo en el pool que en su propia casa. No digamos que se convirtió en el mejor jugador del mundo, pero algo aprendió, al menos ahora no se pica tanto cuando pierde.

Inolvidable cuando cierta tarde de diciembre nos encontrábamos haciendo tonteras con fuegos artificiales cerca de su casa, y algo salió mal, estuve a punto de quemarme toda la cara y el pelo, pero como no pasó nada le dijimos que se quedara callado, que no dijera nada... Claro, a los 7 años es difícil mantener el silencio, partió corriendo a contarle a sus padres, a los míos y a todos los que estaban en la casa. Hasta ahí llegó la diversión de ese día.

Tiempo después, cuando ya tuvo su título profesional, se fue a trabajar al sur de Chile, solo, aburrido. Y en parte, los que quedamos acá en Santiago, también nos aburrimos de no tener sus locuras cerca. ¿Quién nos iba a hacer reír tanto? Con suerte lo veíamos cada 2 meses.
Para más remate después vuelve, pero para preparar las maletas nuevamente, ahora el destino sería Europa.

Y se fue no más, le hicimos despedida para que se fuera con ganas y no volviera más. Pero no resultó...
En España se lanzó a la buena vida, la canción de Ricky Martin se convirtió en su himno y él en su ídolo. Sí, allá conoció su verdadera identidad, abrió el closet y se liberó. Todo lo supimos por fotos y algunas cosas que él mismo nos contaba desde su lugar de "estudio".

Finalmente estuvo solo 5 meses en Europa, pero llegó convertido en todo un Cotito, hasta con acento español. Era el nacimiento de un nuevo Euro-Peo.

Hoy ya celebra su cambio de folio, 30 años de vida, de experiencias, de alegrías y locuras, y también, porque no decirlo, de indecisiones. Ha vuelto y hoy celebra su nuevo año de vida de la mano de una mujer, no la de su madre, de otra mujer... ¿Será pantalla? No lo sabemos.
Solo nos queda agradecer todas esas alegrías que nos da cada vez que nos reunimos, en lugar donde anda las risas no faltan. Ya bueno, es cierto que a veces nos reímos de él, pero la mayor parte de las veces es él quien nos hace reír con sus historias.

Un abrazo grande, en sus 30 años, para nuestro querido Juanjo.



Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 3 de septiembre de 2013

El elefante blanco

Cuenta la leyenda que hace algún tiempo existía un club de fútbol en Chile que lo ganaba todo y que llevó a sus hinchas a vivir las más grandes alegrías...
Así es como escribirán los libros en un tiempo más si es que la cosa sigue igual. Colo-Colo está en crisis y se lo debemos justamente a quienes se supone tenían que salvar a la institución de la debacle económica que se venía. Remataron la sede histórica de Cienfuegos 41 y el teatro Monumental que se había adquirido como una inversión. Estuvimos a punto de perder el estadio, pero eso fue solamente una estrategia para que B&N quedará como el salvador de lo más preciado del club, la idea era que con eso los hinchas quedáramos agradecidos eternamente de ellos y de su gestión.

Pero sintieron miedo y quisieron eliminar a cualquiera que pudiera entorpecer la destrucción de Colo-Colo y así fue como eliminaron las filiales, dejaron de lado a los socios, quitaron los beneficios de entradas rebajadas y se apoderaron del Club Social y Deportivo poniendo de Presidente a sus secuaces.

Comenzaron a destruir el trabajo de inferiores, sacaron a todos los buenos profesores y trajeron gente que les sobaba el lomo para tener un sueldo. Los últimos jugadores que salieron de Colo-Colo de calidad fueron formados antes de la llegada de B&N, te hablo de Matías Fernández, Claudio Bravo, Arturo Vidal, y otros que venían de antes como David Henríquez, Luis Mena y alguno más de los artífices de ese tetracampeonato en los años 2006-2007. Después de eso se empieza a destapar la olla ante la opinión pública, vendieron todos los jugadores que pudieron y empezaron a contratar caro y malo, trajeron a los representados de sus amigos sin importar la calidad futbolística. Han hecho desfilar a un ejército de técnicos a quienes culpan de los malos resultados y no quieren asumir que son ellos los culpables de este desastre.

Podrían traer a Guardiola como técnico y la cosa seguiría igual de mal o peor, porque la cabeza sigue pensando en destruir la institución, cosa que hasta ahora no han logrado y tampoco lograrán.

Llegó el momento de extirpar al cáncer de Colo-Colo, de una vez por todas se debe ir B&N y dejar en manos de quienes amamos al club los destinos de esta institución. Los socios que fuimos excluidos hace años tenemos la oportunidad y el DEBER de volver a ser parte del CSD Colo-Colo, tenemos hasta el 15 de este mes para ponernos al día y poder votar el próximo año en las elecciones de Presidente de la Corporación, que es el inicio para quitarle poder a B&N.
Y aquellos que aún no son socios tienen que aprovechar de hacerlo ahora y aportar a la reconstrucción de un grande dentro de América.

FUERA B&N

Colo-Colo es un elefante blanco: grande, con una memoria plagada de triunfos, pero solo está dormido, no lo han matado. Y prepárate, porque cuando despierte sentirás el temblor que produce su pisada.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 20 de agosto de 2013

Viejo almacén

Crecí en un barrio santiaguino que se creó a pulso de todos aquellos que compraron sitios y armaron poco a poco su casa. Un barrio donde se luchó para que se pavimentara, donde cada propietario pagaba una cuota para conseguir cosas tan básicas como la red de agua, de electricidad y otras cosas más.

Una de las cosas que más recuerdo de ese barrio, además de la gente, es el almacén de la señora Rosa o Rosita como le decían casi todos. Era el verdadero centro social de la población, a la hora que llegaras había más de una persona conversando con la vendedora, a veces iban a comprar también, pero a la larga se convertía en una excusa para poder ir a conversar, copuchar, inventar cahuines, etc.
Si querías saber algo sobre alguna persona del entorno solo tenías que ir un rato, preguntar o solamente parar la oreja, como tantas veces lo hice yo... es que a los niños no los pescaban mucho.

A ese almacén es donde mi mamá me mandaba a comprar 1/8 de azúcar o medio litro de aceite cuando la plata era escasa. Es ahí donde compraba el pan por kilo, no por unidad y llevaba la bolsa de género para trasladar las compras a casa. Yo iba con la botella para comprar el aceite que sacaban de un tarro gigante que tenía un sistema de extracción que no recuerdo como se llama, pero me entretenía mirar como sacaban justo lo que yo quería comprar, es más, era la compra que más me gustaba hacer.
Y el pan lo pesaban en esas balanzas grandotas, muy parecida a ésta 
Lo más probable es que mi hijos nunca vivan esa manera de comprar que era mucho más ecológica, cada uno llevaba su botella, su bolsa, su envase retornable para la bebida. Ahora no, todo viene previamente envasado, si hasta botellas con un cuarto de aceite vienen listas, llegar y comprar.

No, yo no cambio el almacén de barrio, ese almacén donde el vuelto te lo daban en chocolates de $10 o cualquier dulce. Tal vez ahora haya cambiado un poco la cosa, pero prefiero que me atienda alguien que me conoce, que mete conversa, a una cajera de supermercado que solamente pasa los productos por el lector y solo te mira si te quiere ofrecer algo.

Chancho en Piedra lo dice en esta canción y yo adhiero completamente a ello: Viejo almacén - Chancho en Piedra

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 1 de agosto de 2013

Brown, Dan: Inferno - crítica literaria


El señor Brown lo hizo de nuevo, mezcla de una manera magistral la ficción con la realidad, inventa toda una historia en torno a cosas y lugares existentes.

Ya con "El Código da Vinci" logró que mucha gente leyera ese libro y que creyera que cada cosa que ahí salía era una verdad absoluta. Él nunca salió a desmentir todo, por lo que se generó más controversia y una polémica que hasta el día de hoy perdura. Ese libro, al igual que "Inferno" son historias ficticias con elementos reales, ahora que haya gente que se crea todo lo que sale en una NOVELA es otro cuento.

El profesor Langdon es víctima de un atentado, alguien quiere terminar con su vida y él no sabe porqué. Tampoco sabe donde está  ni como llegó ahí. Tiene poco tiempo para averiguarlo y cada cosa que descubre lo confunde y asusta más. ¿Podrá desentrañar la madeja antes de que sea tarde?

Dan Brown ya no sorprende, solamente maravilla con sus historias. Y no sorprende porque es la misma tónica e incluso con el mismo Profesor Langdon, a quien siempre le pone una compañera en sus aventuras. No digo que sea una mal libro, todo lo contrario, a mi juicio es muy bueno, interesante aventura, pero un poco débil en el final, esperaba algo más.
Me transporté hacia los lugares mencionados, me sentí en esas calles, en los museos y en las iglesias, hasta me entusiasmé con la idea de leer el libro que ahí aparece mencionado, eso solamente lo logra un autor que con frases simples, sin palabras rebuscadas te inyecta su propia pasión en tus venas.

Libros así se agradecen y motivan a seguir leyendo.
Una historia 100% recomendada para que la leas, siempre y cuando te guste la aventura, el misterio y la acción.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.







miércoles, 24 de julio de 2013

Los colores, juguetes y su género

Con el paso del tiempo la sociedad va cambiando, con ello sus tradiciones, costumbres y creencias, pero hay otras que permanecen y que me sigue sorprendiendo que así sea.
Una de ellas es la sexualidad que se le atribuye a los colores y a los juguetes. Constantemente escucho y veo la diferencia que se hace con los niños y niñas a la hora de hacer regalos, pintar la pieza o comprar ropa. 

Resulta que todavía existen los "colores de niño" y los "colores de niña". Claro, a uno le meten en la cabeza durante toda la infancia que el rosado es de niñas y el celeste es de niños, pero cuando somos grandes nos dicen que los varones nos vemos lindos con camisas rosadas, ahí es cuando no entiendo nada.
¿Cómo pretenden que uno quiera usar camisas rosadas si siempre le dijeron que era color para niñas?

De los juguetes ni hablar, es difícil que a un niño le regalen una cocina o a una niña un auto, es casi imposible que ocurra, aunque la realidad diga que los niños también juegan a cocinar, a pasear la guagua, al doctor, y las niñas también juegan con autos.

Hace poco compré un regalo y al momento de llevarlo para que lo envolvieran me preguntaron "¿Papel de niño o de niña?".
¿Es necesario otorgarle un género sexual a las cosas, colores y demases? ¿Qué pretendemos con eso?

La sexualidad no la marcan ni los colores, ni los juguetes, ni los papeles de regalo.

¿Y tú, también le pintaste la pieza de rosado a la niña?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 9 de julio de 2013

El maestro chasquilla

Yo creo que a todos los hombres, les debe pasar lo mismo (bah, que raro, me recordó una canción). Ya bueno, no sé si a todos, pero sí a muchos varones y unas poquitas mujeres les da por desarmar las artefactos eléctricos que se estropean para repararlos por su propia cuenta. ¿A ti no te pasa?

En mis cortos años de vida ya he desarmado varias cosas buscando su falla y muchas veces doy con ella y la reparo, pero hay otras veces en que desarmo y no recuerdo ni donde se ponían los tornillos. Es ahí cuando tengo problemas en la casa, a veces con risa y otras con enfado, y de fondo se escucha una canción: "Perdón, perdón, yo sé que la embarré, mas no era mi intención causar desilusión".

Recuerdo que mi papá me contó la historia de que él cuando pequeño desarmó una radio para ver los hombrecitos que hablaban desde su interior, obviamente no lo consiguió y probablemente esa radio no volvió a funcionar (claro, los hombrecitos se arrancaron) pero él sació felizmente su curiosidad. Eso es lo mismo que hago yo, desarmo los artefactos para descubrir el problema, para intentar solucionarlo y si ya veo que es muy difícil la solución entonces agarro todo y lo mando al especialista o lo desecho de una. Y no es que tengan mucha plata como para botar las cosas malas, es porque algunos artefactos ya no tienen reparación y es mejor cambiarlos.

Pero la satisfacción que siento cada vez que desarmo algo, que veo sus componentes, los circuitos, las conexiones, es impagable, más aún cuando después de limpiar la maquinita la logro reparar, entonces es ahí cuando saco pecho, me sobro un poco y celebro con una sonrisa que no se me borra en todo el día... lo malo es que eso ocurre una vez al año no más.

Yo seguiré desarmando y armando cosas, seguiré saciando mi curiosidad.
¿Qué harás tú?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 18 de junio de 2013

El valor de la inteligencia

Una de las características más valoradas por el ser humano (al menos del chileno) es la inteligencia. Es así como uno de los primeros piropos que nos dicen cuando bebés es: "mira, qué inteligente, le puse el dedo y me lo agarró firme", lo que no saben es que eso es un acto reflejo y no se trata de ser más o menos inteligente, pero como piropo siempre sirve.
Esto bien lo saben los publicistas y todos aquellos que quieren vender algo, pues una de las primeras cosas que escucharás de ellos es: "sea inteligente, compre un... bla bla bla".

"La compra inteligente": qué buena forma de vendernos la pomada, si hasta nos creemos inteligentes cuando cambiamos el auto cada dos años, porque eso dice la publicidad, cada 2 años es una compra inteligente, por tanto, si no lo cambias eres un tonto. ¡Pamplinas!, conozco automóviles que llevan más de 10 años circulando y no tienen ninguna falla, están muy bien mantenidos y arrancan a la primera, ¿para qué vender un auto a los 2 años y endeudarme en otro? Al final siempre estaría pagando un auto para "evitar" las visitas al mecánico. No sé, yo encuentro más caro comprar un auto nuevo que ir al mecánico.

El sistema educacional chileno nos dice que la persona inteligente es aquella que sabe mucho, que saca las mejores calificaciones y cosas como ésas. Se inventan escalas para medir algo que según su definición no es medible: capacidad de comprender; capacidad para resolver problemas. Un problema resuelto en 5 minutos o resuelto en 5 horas es un problema resuelto, por lo cual esas dos personas son igualmente inteligentes, ya que tienen esa capacidad de resolución.

Y ahora nos vendieron otra pomada: los juegos de inteligencia, y ahí meten en el saco a las maquinitas de apuestas y al ya tan famoso Candy Crush, y como nos dijeron que eran para inteligentes ahí estamos, tratando de superar los famosos niveles... yo voy en el 49.

Dicen que lo que diferencia al humano de los animales es la inteligencia y sinceramente, al ver a algunos seres humanos, lo dudo.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.


martes, 4 de junio de 2013

Educación chilena, tarea de todos

¿Qué se entiende por educar? En una sociedad de mercado como la chilena y sobre todo, con el alto nivel de consumismo que tenemos, la educación también es un producto que debe ser medido, es por ello que existen las pruebas con escala de notas del 1 al 7, existe el SIMCE, la PSU y varias otras mediciones más. Esa es la educación por la que se está peleando desde hace algunos años, porque mejore la calidad de ésta, para que todos tengan la posibilidad de estudiar sin endeudarse tanto y obtener buenas calificaciones.

La educación va mucho más allá que el conocimiento sobre alguna materia en particular o sobre todas y cada una de ellas en general, educar tiene que ver con el ser humano completo, no solo con una parte de él. Un colegio, una universidad, nos pueden entregar las herramientas necesarias para desempeñar bien un trabajo, para leer bien, para saber sumar, pero si no sabemos enfrentar la vida estamos fritos.

Día a día nos enfrentamos al triunfo y al fracaso, al llanto y a la risa, a personas agradables y de las otras, y el poder levantarse después de caer, el ser buena persona, el pensar en los demás al momento de desempeñar mi trabajo y muchas cosas más, no son medibles, no hay PSU que te diga si vas bien o no.

Pero esta sociedad al parecer no necesita eso, nos llenamos de ránquines con los "mejores" colegios, las "mejores" universidades, los mejor evaluados en el SIMCE, etc. Luchamos para que nuestros hijos e hijas entren a un buen colegio que los lleve a la universidad, muchas veces no endeudamos para ello.
Sin embargo nos olvidamos de prepararlos para la vida, para enfrentar las situaciones, para pensar en el otro y salir de la burbuja en que la sociedad capitalista nos quiere meter a cada uno de nosotros.

Hay colegios que educan integralmente a las personas, no sé si existe una universidad en Chile que también lo haga, pero si fuera así, esto no es misión de los establecimientos "educacionales", sino que es tarea de cada uno de nosotros, de educar seres humanos pensantes en nuestros hogares, de transmitir valores que les permitan enfrentar cada momento de sus vidas.

Un viejo y conocido refrán dice "no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy". Yo me permito transformarlo en "no dejes en manos de los demás lo que DEBES hacer tú".

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

viernes, 10 de mayo de 2013

Las fiestas de antaño

Recuerdo mi matrimonio el año 2004, no hace mucho, pero a la luz de tanto avance tecnológico y tanto cambio en la sociedad mundial, parece que fuera la prehistoria.

Ese sábado 27 yo estaba muy nervioso y ya cansado por toda la preparación de la fiesta que habíamos realizado los días anteriores. Así es, porque esa fiesta fue como en los tiempos pasados, en una casa y sin servidumbre, solo con la familia y amigos ayudando a servir los platos, llevarlos a las mesas, organizando los espacios, con ese calor de hogar y la diversión que tanto me gustan.

Recuerdo esos cumpleaños de antes, que se hacían el día que correspondía y llegaban casi todos mis primos, aunque al otro día hubiese clases, ahí se hacían presente, con uniforme y todo. Disfrutábamos de una rica once con puras cosas preparadas por mi mamá y mi abuelita. Y cuando eran mis primos los que estaban de cumpleaños era lo mismo, íbamos en familia para allá y comíamos puras cosas ricas mientras jugábamos por toda la casa.
Los adultos se reían y reían de cada cosa que conversaban.

Cómo extraño esas fiestas, cómo extraño esa improvisación tan sabrosa de los chilenos y ese calor de hogar que se sentía en cada cosa que se realizaba con esfuerzo y cariño.

Hoy todo es distinto, no digo que sin cariño, pero sí muy diferente. Si la fiesta de matrimonio no es un local y con garzones, entonces no se hace la fiesta, se posterga hasta que se tenga plata. Y hay un tipo que dirige cada paso que tienen que dar los novios, cual títeres: "ya, ahora habla la novia", "unas palabras del novio", "la ligaaaaaaa", "todas las solteras vengan por el ramo". No es lo mío.

Y de los cumpleaños de niños ni hablar, porque ya todos son iguales, o casi todos: con payasos o con juegos inflables, con motivos de dibujos animados en la fiesta, que primero se sientan a comer, luego juegan, después la piñata, se viene la torta y finalmente se abren los regalos. No sé, no es lo mío, prefiero la improvisación, lo estructurado me limita mucho.

Y me faltaba mencionar lo mejor de las fiestas de antes: los lentos.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 25 de abril de 2013

El mundo de la mujer

Durante 35 años he vivido rodeado de mujeres. En la casa donde nací estaba mi abuelita, mi mamá y mi hermana mayor. Tías y primas varias eran parte de mi vida. Y al seguir creciendo el panorama no cambió mucho que digamos, vivo con dos mujeres y trabajo junto a 4 especímenes de esa raza tan extraña.

Por favor, no es que quiera burlarme de las bellas mujeres con esas palabras, para nada, solamente quiero hacer ver lo que son para mí: seres extraños que nunca entenderé, pero que sí puedo observar a diario.
Y es por esto que una de las cosas que me he podido dar cuenta es en esa gran necesidad de cambiar que tiene el sexo femenino.

Quizás para algunos pasa desapercibido, pero para mí no, es más, encuentro que son muy notorias las señales que nos dan cuando quieren cambiar algo en sus vidas: renuevan su clóset, cambian de posición los muebles de la casa, algunas comienzan a fumar, otras se maquillan, pero donde más se nota esta necesidad es cuando se hacen algo en el pelo, sobre todo si se lo cortan.

Bien lo dice Manuel García en su canción Acuario: "Dices que ya te cortaste el pelo, con eso cuantas cosas se alejan, con eso cuantas cosas se acercan, dices que ya volverá a crecer".Ese cambio de look de una mujer siempre esconde algo más, no es simplemente que quieren cambiar su apariencia física, buscan un cambio en su vida, y si ese cambio de look es radical es porque su vida necesita transformarse completamente, reinventarse.

Así que atento, abre bien los ojos y para las antenas para que no te pille de improviso este cambio, porque en una de esas el próximo cambio es que te cambie a ti.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.
x

viernes, 12 de abril de 2013

Cadena de favores

Me tomo del título de esa película para comentar sobre lo importante que es actuar bien, hacer el bien, aunque sea esperando algo a cambio. Lo más hermoso es cuando esa cosa que esperas a cambio es tu propia satisfacción sin importar si tú saliste perdiendo con eso, es lo que se conoce como altruismo.

Yo no sé si a lo largo de mis 35 años de vida he hecho muchas cosas buenas, pero lo que sí tengo claro es que tengo muchas cosas buenas por hacer para retribuir todo lo que he recibido. Tal vez me falte vida para hacerlo, pero al menos contribuiré con enseñarle a mis hijos lo importante que es hacer el bien siempre, cada vez que se puede ayudar hay que hacerlo, porque así como nosotros entregamos no nos damos ni cuenta cuando recibimos bendiciones multiplicadas al por mayor.

Creo en esas cosas buenas porque las he vivido, porque hace poco recibí un gran regalo, de esos que te ganas en concursos o rifas, pero yo lo recibí de parte de un amigo que me dijo que había pensado en mí y en mis hijos para hacerme ese regalo. El agradecimiento por parte mía ya está y le estaré siempre agradecido por aquello, pero ahora viene lo mejor, retribuir este regalo con algo bueno de mi parte que beneficie o a él mismo o a otras personas.

Altruistas que te regalen cosas grandes como la que yo recibí son pocos, y el que tú no tengas como hacer regalos así de grandes no te debe desanimar, sino al contrario, dar más energía para hacer tu máximo esfuerzo en pos de retribuir esta bendición.
El altruismo no es solo con cosas materiales o de gran valor económico, sino también con acciones, con ayuda, con regalos pequeños de los cuales te cuesta desprenderte pero sabes que hará muy feliz a otra persona.

Vamos, nunca es tarde, si te unes ahora a esta cadena de favores verás como pronto llegará a ti algo inmensamente bueno.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. 

martes, 19 de marzo de 2013

Más loco que valiente

Cuando un ser humano se atreve a realizar cosas nuevas inevitablemente se unen estas dos características: valentía y locura.
En mi caso , cada vez que emprendo una aventura deportiva es porque me siento valiente y al mismo tiempo dejo la cordura bien guardada en un cajón.

Hay que ser valiente para levantarse una mañana de invierno con 0 grado de temperatura y ponerse short y polera. Pero hay que estar loco para salir vestido de esa forma a correr por las calles de Santiago.

Hay que ser valiente para emprender una aventura nueva, algo que no has hecho antes y que no sabes si finalmente lograrás.  Pero hay que estar loco para desafiar tu propio organismo y exigirlo mucho más para llegar a la meta más lejana.

Hay que ser valiente para correr por las calles de Santiago mientras pasan los automóviles a tu lado. Pero hay que estar loco para hacerlo un día domingo de verano cuando el sol pega fuerte y quema tu piel.

Eran mis primeros 21 kilómetros y no sabía si mi cuerpo aguantaría el trotar más de dos horas. Sabía que podía lograrlo, porque mentalmente estaba dispuesto, pero no sabía si físicamente también lo estaba.
Al comenzar a las 9 de la mañana de este domingo 17 de marzo, recordé las palabras de mi amigo Roddy, quien ya antes había corrido esa distancia, me dijo que no me apurara, que no quisiera llegar antes a la meta, que me fuera tranquilo, así que le hice caso, partí a un ritmo mucho más lento que cuando corro los 10 K.

El primer kilómetro lo recorrí en casi 7 minutos, o sea 2 minutos más que lo habitual, pero no me preocupé pues debía dosificar. El trayecto ya comenzaba a subir por Av. Santa María y yo tenía que aguantar, pues ese camino lo tendría que hacer 2 veces.
Antes de comenzar a bajar llegué al kilómetro 5 de la competencia y recibí un vaso de Gatorade que me bebí completo, caminando para que no se derramara. Boté el vaso y seguí con el trote.
Bajar se hizo grato, incluso lo encontré corto. Llegué en 67 minutos a completar los 10 kilómetros, y mientras muchos terminaban su carrera yo seguí por más.

Sabía que mi cuerpo resistiría los 15 kilómetros, pues los había corrido con anterioridad, así que me hidraté en los 10K y luego en los 15K, cuando ya el cansancio se empezaba a notar.
Dicen que a los 17K existe una barrera mental que te hace desistir: es cierto. Pero en mí tuvo un efecto contrario, llegué a los 17 y me convencí de que podía más, las ganas de rendirme duraron un segundo, luego me mentalicé y continué.

Los 18 y 19 kilómetros, aunque estaba en bajada, se me hicieron largos y los pasos con menor frecuencia. No veía más corredores delante mío, detrás venían unos pocos, entre ellos algunos que pasé, cosa que me dio más fuerza para seguir, para sacar lo mejor de mí.
Al llegar al kilómetro 20 saqué mi teléfono y grabé este video:

Finalmente la meta estaba ahí, a pocos metros y yo lo lograría, no haría caso de los malos augurios, yo podía y lo estaba haciendo. Acá va lo vivido al llegar:

Soy un Campeón. Y este triunfo es para mí y dedicado a quienes iluminan mi vida: Jacque, Gabriel y Javiera.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

viernes, 8 de marzo de 2013

Lo imposible

Era imposible salvarse.

Era imposible sobrevivir a tamaña tragedia.
Era imposible poder relatar lo vivido cuando llegó la ola y arrasó con todo.
Era imposible mantenerse consciente después de recibir una segunda ola que se llevaba con furia todo lo que había a su paso.
Era imposible que alguien estuviera vivo cuando el mar se había llevado 288.000 vidas.
Era imposible que un niño de 4 años llegara a la copa de un árbol para esperar que alguien lo rescatara.
Era imposible que la infección no acabara con su vida.
Era imposible tener fuerzas en aquellos momentos de angustia y horror.
Era imposible pensar en el otro cuando el cansancio y la tristeza invadían todo su ser.
Era imposible volver a reunirse toda la familia una vez más.
Era imposible no llorar al ver el sufrimiento humano.

Era imposible ver a Dios en tanta desgracia.

Pero ahí estaba Dios, con su mano salvadora, con su mano llena de Gracia para ayudar a 2 pequeños niños a subir hasta lo más alto de un árbol y salvar la vida de ellos.
Dios estuvo para ayudar a todos aquellos que se salvaron pese a la magnitud de la tragedia.
Dios estuvo para darle energías a esas personas que sobrevivieron y que así pudieran ayudar a otros a salvarse.
Dios estuvo para recibir en su Reino a todas aquellas personas que perecieron en medio del mar que inundó la ciudad.
Dios estuvo para llevarse la infección que quería arrebatarle la vida.

Dios siempre estuvo, nunca los dejó, y ayudó a que esa familia: papá, mamá, 3 hijos, se reuniera nuevamente en un abrazo fraterno.

Dios no quiso que esa tragedia ocurriera, solo sucedió. Sin embargo estuvo para consolar a los caídos y sus familias, para ayudar y proteger, para mostrar el camino de la ayuda.

El tsunami del Océano Índico de diciembre del 2004 nos mostró con qué fuerza la naturaleza puede acabar con nosotros. Y también nos mostró la grandeza de Dios y del infinito amor que el ser humano es capaz de entregar.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 15 de enero de 2013

Perros callejeros

La polémica está instalada no solo en Punta Arenas (foto), sino a nivel nacional, pues como ocurre desde hace un tiempo a esta parte, en twitter, facebook y en todas las redes sociales basta con que salte un tema a la luz pública para que el 90% dé su apoyo a los más débiles, no importando si aquello está bien o errado.

Ahora es el turno de los perros callejeros, a quienes pretenden exterminar en Punta Arenas y ante lo cual el Obispo católico de esa ciudad se manifiesta a favor. Todo esto a raíz del ataque que sufrió un ser humano de parte de 6 de estos animales.
Bastó con que se pronunciara una autoridad de la iglesia católica para que esta medida tuviera más detractores y para que los ataques a los que profesamos aquella religión fuésemos tratados de asesinos. Sí, así como lo leen, muchas de las personas que están a favor del Aborto hoy me llaman asesino por ser católico, así como el Obispo de Punta Arenas. O sea para ellos y ellas no es asesinato matar a un ser humano (feto), pero sí lo es matar a un perro. Un mundo loco.

Las voces que se levantaron para pedir una ley sobre tenencia responsable de animales fueron muchísimas, y ni hablar de las personas que pertenecen a una agrupación animalista y que alimentan a los perros vagos en las calles, ellos son los más molestos con el intento de terminar con la existencia de estos animales.

Y no es que esté a favor de la medida, pero antes de ponerme totalmente en contra tendría que pensar en cual sería la solución, porque claro, es refácil estar en contra de todo, pero vaya que se nos complica cuando nos piden la solución para tal o cual problema.

Ya, está bien, que se promulgue y entre en vigencia una ley de tenencia responsable, ¿acabará eso con la existencia de los perros vagos? No, pasará lo mismo que con todas las leyes que existen, no terminan con el problema, solo sanciona a quienes no la obedecen. Por tanto, si bien no estoy a favor de matar a todos los perros callejeros (eso que soy víctima de ellos cuando viajo en mi moto o bicicleta), estoy consciente de que deben ser sacados de las calles para la seguridad del ser humano (recuerdo que más de una persona a muerto a causa de las mordeduras de estos animales) y lamentablemente la solución más efectiva sería la de matarlos.

¿Cuál es la solución que tu ves para este problema? ¿Estarías dispuesto a domesticar y llevar a tu casa a alguno de estos perros callejeros para que dejen de serlo?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

miércoles, 9 de enero de 2013

Bolas mágicas

No sabía que existían, no sabía que siempre estuvieron ahí, al alcance de mi mano.
Descubrirlas fue todo un acontecimiento histórico, de esos que marcan tu vida... bueno, mi vida. Más aún, descubrir su utilidad fue más grandioso aún.

Te hablo de mis bolas mágicas. Desde hace mucho tiempo que las miraba, las palpaba, sabían que tenían que servir para algo, pero no me imaginaba para qué.
Cuando mi mujer las conoció pensó "esas bolas no sirven para nada", y algo de razón le encontraba. Tal vez ella hablaba con más certeza, pues en su vida debe haber conocido varias de esas bolas, claro, no como las que tengo yo, pero parecidas... y deben servir para lo mismo.

Cuando supe para que servían las utilicé y el resultado fue óptimo, efectivamente cumplían con su objetivo, no digamos que en un 100%, pero sí lo cumplen. Puede ser que funcionen en la medida que se sepa sacarles el máximo de provecho... es que estas bolas pareciera que son un poco mañosas.

Ahora estoy feliz con mis bolas mágicas, si hasta mi mujer está más contenta con ellas, no del todo, pero sí disfrutando de las maravillas que hacen.
Y por tan solo $6000 conseguí mis bolas mágicas para lavar toda la ropa de la casa (espero que no hayas pensado en otra cosa) y sin comprar más detergente. Duran 1000 lavados y de verdad que limpian. La ropa que tiene manchas, como casi siempre se hace, se debe tratar aparte, ya sabes, con un quitamanchas, con un pre lavado, etc., así lograrás tener ropa limpia y a un muy bajo costo para tu bolsillo.

Ya sabes, si descubres que también puedes tener bolas mágicas, no dudes en adquirirlas.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites