Seguir por email

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Balance final

Es inevitable que llegue el fin de año y sus balances respectivos. En algunos trabajos se hacen los inventarios, en los negocios se cuadra el año, los contadores más ordenados empiezan a realizar el balance que se entrega en Abril. Pero el balance más usual es el que hacemos al repasar el año de vida que pasamos.

Para todo (o casi todo) chileno o chilena, lo primero que se viene a la mente es el 8.8 del 27 de Febrero y diremos que fue un año de mierda, pero seríamos muy injustos con todo lo que vivimos.

Es cierto, fue un año terrible, muy triste para muchos de nosotros, con 3 espisodios de muertes masivas en Chile y quizás con cuantos problemas personales. Pero acá estás, leyendo estas líneas frente a un pc, quizás en tu trabajo o en tu casa. Tal vez no alcanzas a darte cuenta, pero estás vivo después de tanta tragedia.

Te invito a mirar todo tu año y recordar alguna cosa buena por cada mes, de seguro que encontrarás más de una.
Te invito a ver el vaso medio lleno, y medio lleno no porque le falta para ser llenado, sino porque ya te tomaste la otra mitad, ya la disfrutaste.

No te lo niego, fue un año durísimo, fue un año en que te emocionaste mirando la devastación de la naturaleza, en que lloraste con la madre que perdió a su hijo de manera trágica, en que tal vez, perdiste cosas materiales con el terremoto... y acá estás, dando la batalla y luchando por hacer de éste un mejor día para ti y para tu entorno.

Vamos, levanta la cabeza y sigue adelante, porque si este 2010 no te derrotó ya nada lo hará.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Amig@ secret@

Todo aquel que pertenece a algún grupo, ya sea de amigos, de curso, de vida o de trabajo, se ha visto inmerso en más de una ocasión en el famoso y "original" juego del Amigo Secreto, y es completamente discutible si es entretenido o no, lo que no podemos negar es que cuando se hace con un grupo de gente donde no todos se llevan bien la cosa ya no es tan grata.

El primer momento de este juego es a veces lo más importante: sacar el papelito con el nombre de la persona a la cual le debes hacer el regalo, y por supuesto, antes de, ya tienes tus favoritos o favoritas. Si estás en la pega, no quieres que te toque el chupamedias, la vieja pesá o el Jefe, y si te sale en el papelito ese nombre entonces dices "ah, salí yo, tengo que sacar otro" y eso lo haces hasta que te toca alguien que no te cae mal, pero que no necesariamente te cae bien.
El problema en el trabajo es cuando te toca alguien a quien no conoces mucho y por lo tanto no sabes que regalarle. Si es mujer optas por una cosa de esas aromáticas, velas o chocolates, y si es varón te sacas el "cacho" con una botella de vino, el problema es que no todos gustan del vino, pero como no importa tanto, lo regalas igual. Y si te toca el Jefe o la Jefa, uf, menuda misión elegirle algo, no puedes desteñir.

Una cosa muy importante es decidir de antemano el monto mínimo del regalo, lo malo es que con eso no te aseguras algo que te guste, por lo que en muchas ocasiones te quedas mirando para la carnicería con el regalo que te tocó. Por ejemplo a mí, una vez, me tocó un juguete de plástico que no debe haber costado más de $500, claramente quien me hizo ese regalo me tenía mucha mala, pero claro, uno tiene que hacer como que le gustó la cosa, es el llamado "cinismo navideño". Una vez vi a alguien recibir un prendedor de avión que no servía para nada, y también tuvo que hacer como que le gustaba.

Ahora, la gracia es que el amigo siempre sea secreto, por lo menos eso evita los bochornos y los posteriores desprecios por el regalo que entregaste o que recibiste. Si se acuerda de antes que el regalo lo entrega cada uno, entonces la cosa cambia, te "obligas" a hacer un buen regalo de acuerdo al presupuesto acordado.

En lo personal, me carga jugar a eso en la pega, pues no conozco a todos los que trabajan en esta universidad y ni ahí con regalarle algo a gente que apenas sé como se llama. Afortunadamente en mi trabajo me dan la posibilidad de elegir si juego o no, así que yo elijo no jugar y ahorrarme malos ratos. Sí, me pueden llamar Grinch, lo acepto.

¿Y tú, juegas con ganas o a la fuerza?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

martes, 14 de diciembre de 2010

Defendamos nuestro idioma

¿Cuál es el idioma universal? Los más románticos me dirán "el amor" y los más practicos me dirán "la señalética", pero en el ámbito más concreto, cuando de conversar con una persona de otro país se trata, lo hacemos en inglés (siempre que el país no sea de habla latina). ¿Y sabes por qué es así? Por una simple razón, aprender inglés es mucho más fácil que aprender español.

En el mundo somos más los que nacemos en un país de habla hispana que los que nacen en un país de habla inglesa, pero como los que manejan la economía mundial hablan inglés entonces nosotros nos adaptamos a ellos.

En Chile pasa algo muy especial, nos adaptamos tanto que ocupamos las mismas palabras que ellos aunque éstas tengan traducción. Les ponemos nombres en inglés a los negocios y hasta cantamos en inglés sin tener idea lo que estamos diciendo. Ni hablar de las tradiciones que vienen con las películas, las vemos tanto que ya las hacemos parte nuestra. Tal es el caso de Halloween y la "blanca" Navidad (acá nunca ha nevado en Navidad, es más, ni siquiera hace frío, excepto en el sur). No me extrañaría que pronto empecemos a celebrar el día de acción de gracias.

El idioma español es hermoso, pero lo estamos perdiendo, hemos dejado que frases y palabras gringas nos invadan aunque podamos decirlas en nuestro idioma. Ahora que tengo twitter lo veo con mayor frecuencia. Es cosa de remontarse a este domingo recién pasado cuando se realizó el DESFILE de globos por la Alameda, no hubo nada más original que ponerle de nombre "Paris Parade". Y cuando se quieren mandar un Mensaje Privado en twitter lo nombran con la sigla DM (Direct Message) en vez de MD (Mensaje Directo). Los seguidores son nombrados por TL (Twitter List) en vez de LT (Lista de Twitter). A las fiestas masivas se les llama "party" y a los recreos "break" o "coffee break".

En fin, son muchas palabras que usamos y que podríamos cambiar al español, después de todo ése es nuestro idioma.

Mi Chile sigue siendo un país de contradicciones. Por un lado nos sentimos orgullosos de ser chilenos, últimamente, de llevar la sangre mapuche en nuestras venas, de ser "tan solidarios" en eventos como la Teletón (y paremos de contar), de tener una selección de fútbol que juega al ataque, pero parece que no nos sentimos orgullosos del idioma que hablamos.

Yo defiendo mi idioma, ahora te toca a ti.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 9 de diciembre de 2010

¿Cárcel u hotel?

Una triste noticia nos despertó el día de ayer en Chile. A eso de las 5 de la madrugada (no hay claridad sobre la hora) se desató un incendio en la cárcel de San Miguel producto del cual fallecieron 81 reos. Se dice que el incendio comenzó por una riña entre los presos, esta versión es desmentida por los propios presos y muy probablemente sea un cuento de nunca acabar.

Rápidamente la discusión se produjo a nivel masivo en este país, mientras los noticieros nos entregaban imágenes de lo ocurrido y explicaciones (como si eso calmara en algo la pena de las familias) sobre los hechos que llevaron al fallecimiento de tanta gente.

Twitter fue un hervidero desde temprano . Había gente que lamentaba la muerte, pero increíblemente habían otros que se reían del hecho que los delincuentes tuvieran ese fin. Otros centraron la discusión en quien merecía más morir, si un asesino y violador o un pirateador de CD.
Por supuesto la Concertación culpaba al Gobierno y el Gobierno decía que esto era algo que se arrastraba (el hacinamiento de los presos) desde los gobiernos anteriores... otro cuento de nunca acabar.

Todo eso nos desvía del tema central de todo esto: las condiciones en que viven los presos chilenos. En una cárcel en que caben 1100 personas habían 1900. Esta manera de vivir lleva a un estado psicológico que los tiene al borde la violencia y en constante estrés. Las medidas de seguridad son mínimas.

Es cierto, hay que hacer cosas, y mucha gente ha dado su opinión respecto al tema y están clamando por mejoras en las cárceles... eso hasta que se dan cuenta que somos la gente honrada (hasta por ahí no más) y trabajadora (también lo pongo en duda) de este país quienes deberemos costear esos lugares y darle de comer a esa gente que cuando pudo hacer algo beneficioso para la nación hizo todo lo contrario.

Soy partidario de que las condiciones de vida de ellos mejoren, pero no de darles lujo y comodidades, después de todo no están de vacaciones, están pagando por un delito.
Necesitamos planes de inserciones en la sociedad para ellos y eso requiere trabajo, dedicación y recursos. Algunos presos se quejan que duermen 2 o 3 por celda, ¿acaso quieren pieza privada con tv cable y jacuzzi? Por favor, seamos sensatos, si quieren comodidades que trabajen por ellas.

Ahora es muy fácil culpar al Gobierno actual o a los anteriores por no tener un sistema judicial adecuado y cárceles dignas, pero estoy seguro que si las cárceles fueran como las están pidiendo ahora sería muchos los que reclamarían por el costo de mantención de éstas.

Este es mi Chile, lleno de contradicciones y el día de ayer quedó al descubierto otra de tantas.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Diciembre

Este es el descubrimiento del año: llegó Diciembre. Me deberían dar un premio por haberlo descubierto y es que con tanta cosa mala que hemos tenido este año es un hecho que pasó casi desapercibido, ¿o me vas a decir que te diste cuenta antes que yo? Con esto del terremoto, el mundial de fútbol, el "marepoto", que Bielsa se va, que Segovia está inhabilitado, que Harry Potter deja con gusto a poco con su película, los mineros atrapados, ahora los mineros recorriendo el mundo, el temporal de Noviembre en Santiago, el paro de la ANEF y los conductores de Metro en huelga, no me daba ni tiempo para mirar el calendario.

Y Diciembre para mí es una fecha tremendamente difícil. Se acaba el año, se termina el semestre académico y por sobre todo, lo que más me complica, es el consumismo producido por la Navidad o mejor dicho, la fiesta del Viejo Pascuero.

Pero este año he decidido hacer vista gorda a eso. No reclamaré y no intentaré cambiar la mentalidad de nadie, solamente daré mis mensajes de amor y paz, del nacimiento de Cristo y regalaré cosas hechas por mí como símbolo del nacimiento de la vida.
Y esto es un gran paso, ya no seré tan Grinch como los años anteriores, me dedicaré a disfrutar de esta fecha y de ver la cara de mi hijo cuando abra sus regalos que le dará la gente que más lo quiere. Claro que tengo que ser consecuente (en parte) en ese momento, será el regalo que Yo le hago y no que le hace el Viejo gordo feo que se mata de calor en el hemisferio sur.
No le diré que el Viejo ese no existe, pero tampoco le fomentaré lo que a mí me parece que no corresponde (aquí es cuando mucha gente me dirá que soy un ogro, que le quito la magia y cosas por el estilo).

Ahora solo nos queda disfrutar de este nuevo Diciembre.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites