Seguir por email

jueves, 22 de septiembre de 2011

Nunca quedas mal con nadie

Hace algunos años la gran banda chilena "Los Prisioneros" popularizó esta canción, "Nunca quedas mal con nadie", y con ella nos dio unas cuantas pistas para desenmascarar a quienes hacen eso. Pese a que llevamos años tratando con esta gente hoy vemos como siguen apareciendo cada día más y más de aquellos.

La política chilena está llena de ellos y empezaré por mencionar a quien está en la cabeza de todo, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, quien el año 2006, como lo comenté en una nota anterior, le decía a los estudiantes que era la hora de tomar el poder, de manifestarse y exigir una educación gratuita. En ese momento quedaba bien con su gente de la Derecha al mandarle tremendo cacho a la Concertación. Hoy dice lo contrario, pues debe quedar bien con sus amigos empresarios.
En la Derecha tenemos otro caso y éste está marcado por el auge de las redes sociales también. La joven diputada RN: Karla Rubilar, una tuitera frecuente, es un gran apoyo para cualquier causa social que salga, aunque se contradiga. Ella se opone a cualquier tipo de violencia, sobre todo si es contra la mujer, pero a la vez apoya el aborto terapéutico. ¿Acaso no es violento asesinar a un ser humano? No sé tú, pero yo veo muy clara una contradicción y una desesperación por captar votos.

En la Concertación también tenemos casos de estos y son muchos, pues durante 20 años gobernaron y se olvidaron de sacar leyes en favor de la gente y hoy, patudamente, exigen a la Derecha que lo haga inmediatamente. Además quieren llevar al PC(quienes poco a poco se están vendiendo) a sus filas para así adherir más gente, pues ven que con tanto descontento social tanto la Alianza como ellos están perdiendo partidarios.
El mismo señor Bitar, víctima de unas cuantas movilizaciones estudiantiles en su época de Ministro de Educación, defensor de las políticas en su área en ese momento, hoy es uno de los que pide cambios.
Y hace poco apareció el señor Andrés Velasco diciendo que las marchas y protestas eran necesarias y que no se debían prohibir, sino que fomentar. Resulta que en su época de ministro de Estado dijo lo contrario, que las protestas y los paros no conducían a nada... en fin.

Podría seguir poniendo ejemplos, pero estaría de más, de seguro tú conoces a varios y quizás muchos de ellos los ves día a día en tu trabajo, en tu barrio, en tu lugar de estudios o en twitter, porque ahí sí que proliferan, adhieren a cuanta cosa aparezca y se contradicen muchas veces para poder caerle bien a todos y así captar más seguidores, como si esa fuera la meta de tener una cuenta en este medio... que pena por ellos que se ponen una careta distinta dependiendo de la persona con la que tratan.

¿Y tú, ya definiste tu postura o serás como el camaleón que cambia de colores según la ocasión (gente ligada a la DC, esto es mera coincidencia)?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Aquellos días de la mujer

La mujer sufre de un ajuste cada mes en su cuerpo, es el momento del cambio, en que algo sale de su cuerpo para que se empiece a producir nuevamente en su interior, es el conocido período de la menstruación que causa tantos cambios en el mundo.
Es como el aleteo de una mariposa, imperceptible para algunos, pero de grandes consecuencias en el orden mundial.

Esos cambios de humor que sufre el género femenino no solo el afectan a ellas, sino también que a quienes las rodeamos, ya seamos sus hijos, esposos, padre, hermanos, empleados, jefes, en fin, a todos nos afecta, ya sea para bien (todavía no le veo los beneficios) o para mal.

A mí lo que más me llama la atención de este período no son esos cambios, con el paso de los años me acostumbré a ellos, sino que son las denominaciones que le dan a ese período. Vamos viendo algunos nombres:

La regla: ¿es que acaso tiene números? ¿sirve para medir?... me huele más a que en esos días es una regla, casi una ley, que la mujer está sensible y que mejor no le pongas una mala cara. De lo sexual ni hablar, esa es la otra regla, está prohibido.

El período: ¿se refieren al período de restricción? ¿es el estado de preemergencia? Igual puede ser, porque en esos días hay que andar con mucho cuidado, que ni se te ocurra dejar la toalla mojada en la cama.

Mis días: esa la encuentro hasta tierna, es como que le toman cariño a ese doloroso y difícil momento, ahí se nota altiro cuando son masoquistas.

Me va a llegar: de sutil no tiene nada, es como que lo anda publicando, casi como si fuera una noticia importante, a la par del alza de los combustibles... claro, ahí está, son dos cosas igualmente terribles.

Estoy indispuesta: este para mí es el más gracioso, es como que todo el año estuvieran dispuestas a, como que la excusa del dolor de cabeza no existiera, como si quisieran a cada rato mover el merequetengue. Qué falsedad más grande. Más encima cuando sienten que se acercan esos días te pueden decir "me voy a indisponer", cosa que puedes tomar como un guiño de ojos, un coqueteo para que te acerques y empieces con el cortejo presexual, pero falso, con eso solo te quieren decir "oye, ni te me acerques, no tengo ganas hoy y no sé si tendré ganas en una semana más".
Bueno, pero no hay mucho de que quejarse, así como no existen los príncipes azules cabalgando en su caballo blanco que van al rescate de la princesa, tampoco existen las mujeres dispuestas todos los días del año... al menos no dispuestas para eso.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites