Seguir por email

viernes, 22 de agosto de 2008

¿Mediocridad = chileno?

Constantemente veo como la mediocridad se apodera de los chilenos, pero lo que he visto esta semana ha sido demasiado.

El martes en la noche, veo en el programa Contacto, como funcionarios públicos, que se supone están en esos puestos para servir a la comunidad, se burlan de todos sus electores haciendo uso de dineros que se le pasan para que le saque provecho, en beneficio de la comunidad, y lo gastan en viajes sin sentido, en coimas, en compras para la familia, en comer, etc., o sea, en beneficio propio. Me refiero a los concejales y alcaldes de este país que le hacen un flaco favor al desarrollo y crecimiento de nuestra nación.
Rabia me dio ver como el alcalde de Putre gasta los dineros en una cosa sin sentido para sus ciudadanos, a ninguno de ellos le importa aquello de hacer de sus ruinas un atractivo turístico, lo que ellos necesitan es agua potable, baños dignos, educación, sin embargo cuando se pide eso en la Municipalidad la respuesta es "no hay plata".
En Antofagasta la burla es más grande, pues mientras se les niega ayuda económica a 3 apoderados de un colegio para viajar a Cuba a recoger ideas y mejorar en parte la educación de sus hijos, se les dice "no hay plata", sin embargo tanto el alcalde como los concejales (amigos de él) se la pasan en viajes que poco ayudan a la gente.
Así hay muchos ejemplos, pero me quiero detener en quien captó mayoritariamente mi atención, me refiero al concejal de mi comuna (Quilicura): Héctor Ponce. A este personaje se le financió por tercer año consecutivo un viaje a Miami para participar de un encuentro de concejales de distintas nacionalidades y resulta que el perla se dedicó a pasear, comprar y comer (porque vaya que come este hombre). Cuando se le consultó por las conclusiones del encuentro dijo que fueron muy buenas y que hay que aplicarlas. Ya en Santiago se le dijo que lo habían visto de compras (cosa que captó la cámara de televisión) durante las sesiones de dicho encuentro, lo negó todo y se quedó callado.
Ahora que salió el programa al aire reconoce su falta y dice que le pedirá perdón a la gente de Quilicura por faltar a la ética en este tema, pero que no hizo nada que no hagan los demás concejales... eso se llama ser mediocre, pues en vez de asumir su error y mejorar le dice a todos que hace lo mismo que el resto, y más encima se quiere repostular, o sea, aparte de mediocre es un sinvergüenza.

La otra patita corre por parte de los diputados, quienes de manera rápida, eficiente y unánime aprobaron subir la asignación de bencina de 771 mil pesos a $871000. Dicen que es para cumplir con su trabajo, y entonces me pregunto ¿habrá chileno que no gaste en locomoción o bencina para cumplir con su trabajo? Pues no, entonces se debería subsidiar a cada trabajador chileno, muchos de los cuales deben comer, movilizarse, vestirse, educarse e ir al médico con 200 mil pesos mensuales. Una burla señores diputados, pues justo en este momento se está negando subsidiar el transporte público y asignarle más dinero en ese ítem a las regiones.
Como una muestra de mediocridad y de querer quedar bien con la gente de este país, estos mismos diputados que el martes en la mañana aprobaron la asignación de su bono ayer lo devolvieron... que mediocres y más encima burlescos.

Lo que más me apena es que esta mediocridad que veo en esta gente se ve a diario en muchos chilenos, algunos de ellos amigos o familiares, quienes en vez de inscribirse en los registros electorales para hacer valer su voz y elegir a sus autoridades me dicen "¿para qué hacerlo si está lleno de corruptos?" Por favor, no seamos mediocres, porque si pensáramos así mejor no estudiamos, total ¿para qué estudiar si la educación es mala?

Que mi Chile no muera. Seamos más y mejores para construir una nación de verdad.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites