Seguir por email

martes, 31 de mayo de 2011

Despabílate, oye

Seguro que más de una vez lo escuchaste, te lo dijeron a lo dijiste, tal vez en otro tono, algo así como "¡Despabílate saco de (las palabras groseras fuero omitidas para no bajarle el perfil a este blog)!". Creciste con esa palabrita, es parte de tu adn de chileno y ni siquiera sabes que significa o de donde viene, con suerte asocias "despabilar" a despertar, estar atento, dejar de ser gil, "enchufarte", cambiar la cara de mermelá, y demases.

Ahora te enterarás de donde viene la palabrita, o al menos eso intentaré.
Resulta que despabilar significa, según la RAE, quitar la parte ya quemada de las velas, para lo cual, antiguamente, se ocupaba una herramienta llamada despabilador, la cual consiste en unas tijeras que en la punta tienen una pequeña pieza que recibe aquella parte quemada de la mecha.

Esto lo supe de una de las tantas maneras en que me entero de cosas: leyendo, es más, estaba hojeando una revista de decoración de casas (sí, esas que tú miras y te deprimes porque no tienes una casa gigante donde hacer todo lo que ahí sale) y vi esa foto que me llamó la atención, entonces leí y supe.

Fue así como llegué al origen de la frase antes mencionada, es decir, cuando nos dicen que despabilemos nos están diciendo que nos quitemos la parte quemada de nosotros, aquello que ya no sirve, que fue ocupado y quedó en mal estado, entonces tenemos que sacar eso para quedar limpios y nuevos.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

miércoles, 18 de mayo de 2011

La inocencia de un Rey

Él sigue siendo el Rey de la casa, el que inunda cada rincón con su risa, con sus gritos, sus llantos, sus saltos y por sobre todo con su inocencia. Pero ahora ya no está solo, aparte de tener a su padre y a su madre a su lado ve amenazado su reinado, ahora tendrá que compartirlo pero con una responsabilidad que no esperaba, pero que le agrada.

Así es, se viene un nuevo (o nueva) integrante a la familia y desde que Gabriel supo empezaron un montón de preguntas. Hay algo eso sí en lo que no ha dudado, es en el nombre. Esta vez, para que no hubieran entredichos entre Jacque y yo, se le preguntó a él por el nombre y de inmediato dijo "Javiera", es decir, está seguro que es una niña, y todos los días, en la oración que hacemos en familia, pide por ella.

Le contamos que además dormirían en la misma pieza y ayer nos decía que cuando ella se hiciera pipí en las noches nos iba a llamar para decirnos "la Javiera se meó" y claro que no nos quedó más que reírnos.

Por lo menos tenemos la tranquilidad de que desde ya ama a su hermanita y la saluda en el vientre de su madre. Ayer vio como se movía, porque vaya que se mueven esos 6,3 cms. de ser humano y de 12 semanas de vida. La saludó, la miró y hasta le cantó durante la ecografía.

Dentro de esas muchas preguntas que nuestro hijo nos hace a diario también nacen ocurrencias, como cuando vio un coche muy bonito y le dijo a la mamá que ése se lo iba a regalar a su hermana, claro, con la plata de la mamá, pero se lo regalaría.

Un domingo, cuando nos preparábamos para salir en la tarde, escuché que Gabriel le hizo la siguiente pregunta a su mamá: "¿cuándo va a salir la Javiera?" y Jacque le dijo que aún faltaba y le contrapregunta "¿para qué quieres que salga?"... adivina lo que respondió... "para jugar con ella".

Esas pequeñas(grandes) cosas son las que me hacen amar el ser padre, son las que me hacen desear día a día llegar a casa y abrazar a mi hijo, a mi mujer y disfrutar de las horas que restan antes de dormir.
Son esas cosas las que me hacen preguntar ¿Cómo se puede NO amar a tu hijo o hija?... Yo al menos amo a mi familia, al pilar de ella que es Jacque y a mis 2 pimpollos, uno que me hace reír a diario y otro que viene en camino.

Buenos días, Buenas tardes, buenas noches.

lunes, 2 de mayo de 2011

Gracias Blanco&Negro

Ni el domingo ni hoy lunes he tenido un rico desayuno, me comí una marraqueta toda latiguda y me tomé un té sin azúcar, es que esas cosas nos pasan a los colocolinos cuando perdemos, sobre todo cuando perdemos con el archirrival y sobre todo cuando nos ganan en los últimos 5 minutos.

El partido fue fome, del verbo fome, pero como es clásico hay que comentarlo igual y yo tengo que pagar un par de apuestas, porque yo sí que las pago, no como algunos hinchas azules que se hicieron los olvidadizos con las que les gané yo.

Colo-Colo entró a lo que se puede no más, no tenemos equipo y con los jugadores que hay se hace lo que se puede, y la verdad es que no se puede mucho. Había que aguantar, destruir y si se tenía espacio atacar un poco, cosa que no ocurrió mucho. Paredes estaba en esos días en que se les van las más claras. Millar nada de nada, viene en baja hace rato. Jorquera tiene chispazos que en esta ocasión no afloraron. Del resto mejor ni comentar. No hay defensa y mediocampo de quite no existe, puro pegan y no quitan nada... ahora pena el Kalule, que viejo y todo era de los que más corría en la cancha.

El primer "error" del DT albo fue cuando se lesionó Jorquera y en su reemplazo puso a Cabión, y lo pongo entre comillas porque no había mucho de donde sacar, Wilchez tenía que permanecer en el banco pues habían 5 extranjeros en cancha (entre todos no se saca uno).

Se abre la cuenta a favor del Cacique y minutos más tarde no se cobra una falta en el área azul que hubiese sido el penal que daba el 2 a 0, pero bueno, había que seguir jugando no más y hacerlo de buena manera.
Después vino otro error del árbitro: penal para la U y empate azul... a llorar a otro lado no más.

Pese a que hayan errores arbitrales un equipo que va ganando 1 a 0 en un clásico y que no tiene más equipo tiene que saber tener la pelota, no pasarla al rival y por último jugar de contragolpe, pero a este plantel le falta jerarquía para ganar partidos importantes.

Yo no culpo a Gallegos, él hace lo que puede con esos súper jugadores, los verdaderos culpables son quienes toman las decisiones en las contrataciones: Blanco&Negro, los mismo que cobran entradas carísimas para ver un fútbol mediocre, es una pena, pues estamos entregados a las manos de empresarios que quieren resultados con un pésimo ojo futbolístico. Espero que con la llegada de Jaime Pizarro, el alejamiento de Baquedano y la cabeza del agrandado de Gallegos la cosa sea muy distinta en el segundo semestre.

Lo único que espero es que después de este partido los hinchas azules se acuerden de estos arbitrajes cuando les toque bailar con la fea, porque ahí sí que le echan la culpa hasta a la ANFP por las nominaciones de ciertos jueces... tengan memoria no más.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites