Seguir por email

jueves, 13 de agosto de 2009

Un día casi perfecto

El mundo del fútbol ayer nos entregó un día fantástico. En una ciudad europea la selección Chilena era recibida por miles de hinchas que hacían sentir que éramos locales. La alegría de ellos era absoluta, independiente de si Chile ganaba o no, ya con sólo tenerlos por allá, cerca, dando excusas para gritar un buen Cehacheí (que no es lo mismo que un "viva Chile"), ellos eran felices. Lo que vino después coronó la fiesta, pues nuevamente se jugó a gran nivel, como para hacer frente a las mejores selecciones del mundo sin miedo a quedar en ridículo. Estos cabros están motivados, si hay que ver como corren, como mojan la camiseta.

Partiendo por el arquero debo decir que el trabajo de casi todos estuvo notable. Miguel Pinto no juega nunca por la Roja, pero esta vez lo hizo y se mandó unas muy buenas tapadas, fue rápido, siempre concentrado, y aunque tenga que estar en la banca podemos decir que el arco da garantías.
La línea del fondo, pese a la baja estatura en comparación a los palotes daneses, estuvo excelente, sobre todo Gary Medel, que si sigue jugando así muy pronto estará en uno de los grandes equipos de Europa.
El mediocampo muy bien, pero podría ser mejor si el Mati logra recuperar el nivel que mostraba en Colo-Colo. Creo que en este momento está mejor Valdivia para ocupar ese puesto.
Alexis Sánchez ahora no sólo corre como ardilla, sino que también salta y cabecea como los mejores en esa categoría, todo un crack que bien vale los 38 millones de euros en los que está tasado su pase.
Sin embargo estamos en deuda arriba, se depende mucho de Suazo, pues ni Mancilla, ni Teñigol Paredes están a su altura.
Lo importante es que se logró el triunfo y el aumento en la confianza con miras a los partidos de Septiembre.

En Chile se vivieron dos fiestas, que aunque hayan sido tristes para el mundo colocolino son igualmente fiestas. En horas de la tarde se le dio el adiós definitivo a uno de los más grandes jugadores de fútbol de Chile: Francisco "Chamaco" Valdés. El jugador que más goles marcó, el que pegaba los mejores tiros libres, el que metía los mejores pases, el que se la jugó siempre por sus principios, el que defendió con dientes y uñas sus ideales, el que lo dejó todo por enseñarle a los más pequeños. Un grande de verdad que ha partido al encuentro del Señor, a esa inmensa paz y a compartir el gran banquete, la gran fiesta en el Paraíso.

Y en Antofagasta nuevamente perdió el equipo de mis amores: Colo-Colo. Otra vez el equipo azul se llevó la copa Gato (la tienen en la vitrina junto al trofeo de Segunda división) y lo hizo de gran manera, con un buen juego y dando cuenta de un débil rival. Si hasta Caputto, que no juega nunca, se mandó tremendo partido.
Asumo que el Cacique anda mal, pero confío mucho en el trabajo que se está haciendo. Es cierto, los hinchas albos queremos resultados inmediatos, pero en esto del fútbol los procesos también son importantes y creo que Tocalli logrará formar un gran equipo. Falta un buen camino por recorrer, pero tampoco es tan terrible, pues se ataca, se llega bien, solamente hay que tener más tranquilidad, concentración en el mediocampo y contratar un defensa como Victorino, porque ese tipo no dejó pasar una.
Felicidades a los que ganaron en esa fiesta nortina, pero no canten tanta victoria, porque en cualquier momento damos el zarpazo y no nos para nadie.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites