Seguir por email

viernes, 26 de diciembre de 2008

Reconozca a una flaite

Como diría el señor Freire, ¿se han fijado que las flaites tienen cosas en común?
Pues yo sí me he fijado en eso, a veces las miro y ya sé que son flaites, pero cuando abren la boca es cuando de verdad se delatan.

Primero quiero aclarar que no miro en menos a estas mujeres, sino que son distintas no más y que la mayoría de las veces me asombra el como actúan.
Algunas de las cosas que distinguen a una flaite son las siguientes:

1. Se hacen las lesas a la hora de pasar la tarjeta Bip.
2. Si les dice algo el chofer le lanzan el rosario más grande que la Paty Cofré.
3. Hablan diciendo "mi shico" al estilo de la Rupertina.
4. Toda la micro saben de lo que hablan porque la discreción no es lo suyo.
5. Mascan el chicle con la boca bien abierta y hacen globos cada 30 segundos.
6. Usan bermudas de hombre.
7. El rosario en el cuello no puede faltar.

Ésas son algunas de las que se me ocurren... y mejor no digo los nombres que tienen ellas, no quiero ofender a nadie.

lunes, 22 de diciembre de 2008

Y ya lo ven, y ya lo ven...

... somos campeones otra vez.
Ya van 28 y estamos entre los 20 equipos más ganadores del mundo, con cuerda para rato y con cuentas pendientes en el ámbito internacional.

Es cierto, rondaba el fantasma de Everton en el estadio, sobre todo cuando Palestino, casi de chiripa, hace el gol del empate. Nadie quería creerlo, en la cancha había sólo un equipo jugando y estaba siendo víctima de una buena jugada que finaliza en tiro de esquina y viene el gol que deja a todo la gente helada. La sobre confianza de la final anterior estaba haciéndose presente y eso no le convenía a nadie.

El café en el camarín estuvo cargado, estuvo exigente y motivante para que estos 11 Caciques hicieran gala de un buen juego para capitalizar las muchas oportunidades que se creaba. Fue así como llegó el gol de Gazale y posteriormente el golazo del Chino Millar.

También es cierto que la diferencia de jugadores era gigante, que era una lucha entre David y Goliat, pero lamentablemente nunca llegó David. Esa historia nos cuenta de alguien que se sabía inferior en cuanto a su capacidad física, pero ocupó la inteligencia para poder derrotar al gigante, nunca bajó los brazos y dio la batalla hasta el final. En la historia de estas finales Palestino nunca quiso ser más, estaban todos felices con haber llegado a la Final y aunque decían que querían ganarla jamás lo demostraron. En vez de atacar al rival para que no se creara oportunidades decidieron esperar las embestidas para después acertar un fulminante contragolpe, al más puro estilo del ya fallecido "Gordo" Santibáñez. Simplemente no les resultó la arratonada estrategia.

Muchos levantarán la voz diciendo que el arbitraje les perjudicó, pero por favor, el arbitraje no les impedía tener ganas de llegar al arco rival.
Muchos dirán que los planteles eran muy disparejos, es cierto, pero si van a llorar por eso, mejor ni jueguen el campeonato.
Muchos dirán que la hinchada está en las buenas y en las malas y no solo cuando se ganan los campeonatos, y también tienen razón, para los que no saben de triunfos es fácil aplaudir a su equipo cuando pierde, nosotros nos acostumbramos a ganar.

Se ha escrito otra historia en el balonpié nacional y esa historia dirá que nuevamente Colo-Colo es el equipo que ha sabido ser campeón.

jueves, 18 de diciembre de 2008

El gran paso

Esta historia la conoció todo Chile hace un par de años, se trata del caso de Sebastián Demangel quien remeció los corazones de todos quienes lo vieron y escucharon.
Hace poco uno de mis contactos de facebook le envió este link a otro de mis contactos para decirle que debía levantarse y seguir adelante.

Dura 8 minutos y te invito a que le pongas atención a la historia... si al final derramas alguna lágrima no te preocupes, es esperable.




¿Qué sentiste? ¿Por qué lloras? ¿Es de alegría por el logro de Sebastian o es de pena por ser tan miserable y creer que los tuyos sí son problemas?

Sebastián logró lo que todos anhelamos, salió a flote después de estar muy hundido. Se dio cuenta que él era el culpable de todo, no buscó responsables ni mayores problemas, sino que buscó soluciones a lo que le estaba aquejando.
En algún momento se vio, como dice Luis Fonsi, a "tan sólo un paso de ganarse la alegría" y se dio ánimos para dar ese gran paso, ese paso que muchas veces te quedas esperando dar y no te atreves.
Me puedes decir que tú no eres Sebastián y tienes razón, no lo eres, pero puedes tener las mismas ganas y fuerzas por lograr tus objetivos, sólo depende de ti.

Que tengas un hermoso día.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Ella y él

"Meses fríos en un año caluroso,
saludos indiferentes que dejaban helado,
besos apasionados que nunca llegaron...

... tristeza y pena lo invadían,
la lucha incansable no cesaría,
cual Quijote en busca de su Dulcinea
siempre iría.

Ella fría e imperturbable
los cariños se guardaba,
llegaría el momento
en que él se los ganara.

Caminando por el campo,
junto a su hijo los dos iban,
él miraba el paisaje
y ella sus ojos seguía.

El pequeño se reía
en los brazos de su madre,
y el padre sonreía
caminando a su lado.

El tiempo se detiene,
como si pasara un ángel,
era la voz de ella
que decía "Te amo".

Escuchando estas palabras
él nacía nuevamente,
era la voz de la vida
que regresaba fuertemente.

Tal vez el frío siga,
pero el sol ya lo está entibiando,
es el calor del amor
el que siempre irá triunfando."

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Una Navidad diferente

Ya quedan pocos días para que sea Navidad y vaya que se nota en las calles de Santiago y creo que en las de todo Chile también. Los centros comerciales venden y venden. La gente se agolpa a comprar. Recorre los persas, las ferias libres y las ferias de las pulgas en busca de ofertas que le tienten y le digan a viva voz "cómprame, cómprame".
Muchas casas ya lucen el árbol de Navidad y unas cuantas luces en la fachada para ponerle un poco más de brillo al temita.

Es justo en estas fechas cuando más siento que la sociedad se me viene encima y me dice que estoy mal. Me siento más minoría que para las elecciones presidenciales. Debe ser porque es un tema que me apasiona mucho más también.
Para la gran masa es inminente la llegada del Viejo Pascuero con su bolsa cargada de regalos. Para mí en cambio, es la llegada de Cristo a este mundo para darnos alegría y esperanza. Y es en ese sentido en el que quiero vivir nuevamente la Navidad.

Muchos ya han entendido y aceptado que no me guste hacer grandes regalos en esta bonita fiesta. Las tarjetitas y cosas pequeñas-artesanales son mis favoritas para compartir esta gran alegría del Nacimiento. Sin embargo, este año comienza a tomar fuerza Gabriel y su relación con el viejo del traje rojo.
No le quiero mentir a mi hijo, no le quiero contar la historia de un viejo guatón que trae hasta los regalos más increíbles, no le quiero crear la mentalidad de que la Navidad significa dar y recibir regalos. Pero se me viene encima la sociedad y esta "tradición". Escucho los discursos de que el niño "necesita" de esa ilusión del viejo pascuero; que no puedo estar en contra porque quiera o no el resto está esperando y hablando de este caballero; que lo frustraré si no sigo la corriente; que la Navidad es para los niños.

El último es uno de los principales puntos en los que estoy en contra. La Navidad es una fiesta para todos. Jesús no llegó sólo para los niños, llegó para todos. Si me dicen que la Navidad es para los niños por el tema de los regalos ¿por qué se hacen regalos entre los adultos?. Por favor, lo más hermoso de la Navidad es disfrutar y compartir en familia. La Navidad es de todos y debemos cuidarla y darle sentido.

Entiendo a los que son mayores que yo y/o que piensan distinto y fomentan el tema de los regalos y el viejo pascuero, nada tengo que hacer ahí, sólo me queda invitarlos a darle más sentido cristiano a esta fiesta de la Natividad del Señor. Pero por favor, Gabriel es mi hijo y es mi responsabilidad su educación. Ustedes ya educaron a sus hijos como quisieron o lo están haciendo ahora, sólo les pido que me dejen a mí el tema de la educación de Gabriel. Puede que me equivoque en el camino, pero también puede que lo haga perfecto, como sea, mientras tenga la responsabilidad en mis hombros de este pequeño la asumiré completamente, y en eso entra también el tema de la Navidad y como vivirla.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Fútbol para machos

No quería escribir una nota sobre esto, pero tanto lloriqueo suelto me motivó.

Con el título de esta nota no quiero decir que las mujeres no tienen nada que hacer en el fútbol, es más, me gusta verlas jugar, las apoyo en lo que hacen y las aplaudo. A lo que me refiero yo con eso de "machos" es a la actitud dentro de la cancha, esa actitud de lucha y de jugar con todo, sin chistar, como muchas mujeres lo han demostrado a lo largo de estos años en que juegan al fútbol.

El sábado recién pasado Colo-Colo dio un gran paso al empatar a 3 goles en Calama a las 4 de la tarde. Más meritorio lo hace el hecho de jugar casi todo el segundo tiempo con un hombre menos por la expulsión (correcta por lo demás) de Rodrigo Meléndez. Pero nuevamente ese buen resultado, que deja con la primera opción al Cacique para llegar a la final del Torneo, se ve empañada por los reclamos en cancha de los jugadores de Cobreloa, y fuera de ella por los hinchas azules que nada tienen que ver en este baile.

El reclamo se centra en el tercer gol de Colo-Colo, primero por el "empujón" y luego por la "mano" de Daúd Gazale. Y viendo la jugada más de una vez me pregunto ¿esta gente que reclama ha jugado fútbol alguna vez? Apuesto que sí, y apuesto que son justamente los que más meten el cuerpo y son más mañosos para jugar.
Yo también he jugado, y aún lo hago, y puedo decir que para ganar disputas en la cancha se utiliza todo el cuerpo, no solamente las piernas. Se abren los brazos, se mete el hombro, etc, ustedes saben como es. Al final gana el balón el que resiste más. Y discúlpenme, pero un defensa no puede ser tan "livianito" que a la primera metida de hombro se va al piso.

La supuesta mano: por favor, es claro como el jugador no busca la pelota, solo le pega. Les creería si pudiéramos jugar con los brazos pegados al tronco, pero eso es imposible y bien lo saben.

Dejen el lloriqueo para cuando tengan pena de verdad, quizás para cuando bajen NUEVAMENTE a segunda división. Alcen la voz para alentar a su equipo cuando lo necesita y no para andar reclamando porque su archirrival está mucho más cerca de lograr algo que ustedes nunca pudieron: eliminar a Cobreloa.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites