Seguir por email

viernes, 18 de marzo de 2011

Energía nuclear en Chile

A una semana del terremoto de Japón y de mantener a todo el pueblo de Chile pendiente de lo que pudiera pasar con el mar y su fuerza devastadora, se abrió el debate sobre la energía nuclear en Chile, claro que más que debate es una protesta masiva por parte del 90% de la población chilena.

Hace algunos años, cuando se encargó por parte del Gobierno de Michelle Bachelet, empezar con los estudios acerca de este nuevo tipo de energía, no se le dio mucho bombo, era natural, no había pasado nada en Japón como ahora. A lo más, unos cuantos políticos, entre ellos el actual Presidente de la República, firmaron un documento donde decían "No a la energía nuclear en Chile".
Hoy la cosa cambia, ha ocurrido un desastre en el viejo oriente y más encima llega Obama y firma un acuerdo para traspasar sus conocimientos (del país) acerca de esta materia, o sea, nos metieron la puntita y lo más probable es que en unos años más nos digan "Nicolás".

Es cierto que necesitamos generar más energía, sobre todo si queremos seguir utilizando nuestros notebooks, el LCD, el celular de última generación, el hervidor eléctrico, el microondas, la parrilla eléctrica y cuanta cosa salga que requiera de energía, porque seamos sinceros, pucha que nos gustan estas cosas.
Lo preocupante de esto es que nos oponemos a todo, es que está de moda reclamar, así que lo que quieran hacer da lo mismo, igual hay que reclamar. La hidroeléctrica es invasiva, daña el paisaje y contamina, menos que el carbón, pero contamina. De paneles solares y energía eólica mejor ni se habla, ni en éste ni en otros Gobiernos, porque es muy caro y por supuesto que no estamos para quitarle plata ni a la súper Justicia chilena, ni menos a nuestros queridos militares que tanto se esfuerzan por resguardar nuestro país... a los intocables no se les quita la plata.

Me asusta lo de las plantas nucleares y no solo porque seamos un país sísmico, sino porque está lleno de chilenos y por ende serán chilenos quienes manejarán y trabajarán en esa planta. Esto implica que si se rompe algún botón se reparará a la chilena: con un chicle, un clavo, una tapa de bebida, lo que sea, pero ten por seguro que no será lo que corresponde hacer.
No nos veamos la suerte entre gitanos, el chileno es sacador de vuelta (mírame a mí, escribiendo esto desde mi pega y tú leyéndolo en el trabajo), nos distraemos con facilidad, el que fuma lo hace al lado del cartel que dice "no fumar", en fin, muchas cosas que nos caracterizan y que nadie evalúa a la hora de decidir si se instala o no la energía nuclear en Chile.

Se viene, no sé cuando, pero ten la seguridad que los poderes fácticos seguirán gobernando y haciendo lo que quieren con nosotros y nuestra tierra.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

jueves, 10 de marzo de 2011

La mujer: motor de la sociedad

Hace dos días se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, y digo "conmemoró" porque no es un día para celebrar, decenas de mujeres murieron hace muchos años en esta fecha, razón por la cual se establece el 8 de Marzo como lo que ya conocemos. Fueron mujeres trabajadoras que lucharon por sus derechos y que fueron asesinadas por su empleador.

Hoy la cosa ha cambiado mucho, no porque la mujer sea más importante, pues desde siempre han sido quienes mueven la sociedad, quienes le dan vida y la hacen un lugar mucho más agradable para vivir. Hoy es distinto porque la mujer ejerce muchas más labores que antaño, si hasta han llegado a gobernar países.

Están las que trabajan remuneradamente y las que han decidido quedarse en casa para dedicarse a la educación de sus hijos y a mantener todo en orden, ambas merecen mis respetos y toda mi admiración. Cuidado con aquel o aquella que menoscaba la labor de la dueña de casa, pues quedarse en casa no es una tarea fácil, hacer todo lo que ellas hacen no es cosa simple, requiere de mucho esfuerzo y sobre todo de amor.

Están las que trabajan fuera de casa y después de su horario laboral llegan a casa y siguen trabajando, esta vez como dueñas de casa y madres. Para ellas vayan las caritas felices y todas las expresiones de agradecimiento posibles, pues lo que hacen es tremendamente cansador y si a eso le sumamos las que también estudian, uf, me llego a cansar de puro imaginarlo.

También están las que trabajan y pueden pagarle a alguien para que haga el orden de la casa, cocine y todas esas cosas que agotan. Ellas también merecen mi admiración, pues se sacan la mugre en sus trabajos fuera de casa para después dedicarse a su persona o a sus pequeños y pequeñas que revolotean en casa.

Si a estas mujeres le agregamos un marido a su lado, uf, eso sí que merece más que un aplauso y un acto conmemorativo, ellas sí que son sufridas, porque digamos las cosas como son, estar con nosotros pucha que es complicado.

El 8 de Marzo se habla en todo el mundo de la importancia de la mujer y se le destaca, pero nos quedamos en eso, ahora hay que dar el otro paso y tener la voluntad para que ellas tengan los mismos beneficios que nosotros los varones, que ganen el mismo sueldo por hacer el mismo trabajo, que sean prioridad en los planes de salud sin discrimación, que se les entreguen las Gerencias de las empresas , en fin, faltan bastantes cosas por hacer y depende solo de la voluntad que tengamos.

Gracias a ti, mujer, por estar en este mundo.

Y gracias especiales para ti, que al ritmo de Mazapán has hecho de mi vida el jardín más hermoso y con las flores más bellas, sobre todo aquella flor con nombre de ángel que día a día me sorprende y alegra.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites