Seguir por email

martes, 3 de septiembre de 2013

El elefante blanco

Cuenta la leyenda que hace algún tiempo existía un club de fútbol en Chile que lo ganaba todo y que llevó a sus hinchas a vivir las más grandes alegrías...
Así es como escribirán los libros en un tiempo más si es que la cosa sigue igual. Colo-Colo está en crisis y se lo debemos justamente a quienes se supone tenían que salvar a la institución de la debacle económica que se venía. Remataron la sede histórica de Cienfuegos 41 y el teatro Monumental que se había adquirido como una inversión. Estuvimos a punto de perder el estadio, pero eso fue solamente una estrategia para que B&N quedará como el salvador de lo más preciado del club, la idea era que con eso los hinchas quedáramos agradecidos eternamente de ellos y de su gestión.

Pero sintieron miedo y quisieron eliminar a cualquiera que pudiera entorpecer la destrucción de Colo-Colo y así fue como eliminaron las filiales, dejaron de lado a los socios, quitaron los beneficios de entradas rebajadas y se apoderaron del Club Social y Deportivo poniendo de Presidente a sus secuaces.

Comenzaron a destruir el trabajo de inferiores, sacaron a todos los buenos profesores y trajeron gente que les sobaba el lomo para tener un sueldo. Los últimos jugadores que salieron de Colo-Colo de calidad fueron formados antes de la llegada de B&N, te hablo de Matías Fernández, Claudio Bravo, Arturo Vidal, y otros que venían de antes como David Henríquez, Luis Mena y alguno más de los artífices de ese tetracampeonato en los años 2006-2007. Después de eso se empieza a destapar la olla ante la opinión pública, vendieron todos los jugadores que pudieron y empezaron a contratar caro y malo, trajeron a los representados de sus amigos sin importar la calidad futbolística. Han hecho desfilar a un ejército de técnicos a quienes culpan de los malos resultados y no quieren asumir que son ellos los culpables de este desastre.

Podrían traer a Guardiola como técnico y la cosa seguiría igual de mal o peor, porque la cabeza sigue pensando en destruir la institución, cosa que hasta ahora no han logrado y tampoco lograrán.

Llegó el momento de extirpar al cáncer de Colo-Colo, de una vez por todas se debe ir B&N y dejar en manos de quienes amamos al club los destinos de esta institución. Los socios que fuimos excluidos hace años tenemos la oportunidad y el DEBER de volver a ser parte del CSD Colo-Colo, tenemos hasta el 15 de este mes para ponernos al día y poder votar el próximo año en las elecciones de Presidente de la Corporación, que es el inicio para quitarle poder a B&N.
Y aquellos que aún no son socios tienen que aprovechar de hacerlo ahora y aportar a la reconstrucción de un grande dentro de América.

FUERA B&N

Colo-Colo es un elefante blanco: grande, con una memoria plagada de triunfos, pero solo está dormido, no lo han matado. Y prepárate, porque cuando despierte sentirás el temblor que produce su pisada.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites