Seguir por email

jueves, 25 de abril de 2013

El mundo de la mujer

Durante 35 años he vivido rodeado de mujeres. En la casa donde nací estaba mi abuelita, mi mamá y mi hermana mayor. Tías y primas varias eran parte de mi vida. Y al seguir creciendo el panorama no cambió mucho que digamos, vivo con dos mujeres y trabajo junto a 4 especímenes de esa raza tan extraña.

Por favor, no es que quiera burlarme de las bellas mujeres con esas palabras, para nada, solamente quiero hacer ver lo que son para mí: seres extraños que nunca entenderé, pero que sí puedo observar a diario.
Y es por esto que una de las cosas que me he podido dar cuenta es en esa gran necesidad de cambiar que tiene el sexo femenino.

Quizás para algunos pasa desapercibido, pero para mí no, es más, encuentro que son muy notorias las señales que nos dan cuando quieren cambiar algo en sus vidas: renuevan su clóset, cambian de posición los muebles de la casa, algunas comienzan a fumar, otras se maquillan, pero donde más se nota esta necesidad es cuando se hacen algo en el pelo, sobre todo si se lo cortan.

Bien lo dice Manuel García en su canción Acuario: "Dices que ya te cortaste el pelo, con eso cuantas cosas se alejan, con eso cuantas cosas se acercan, dices que ya volverá a crecer".Ese cambio de look de una mujer siempre esconde algo más, no es simplemente que quieren cambiar su apariencia física, buscan un cambio en su vida, y si ese cambio de look es radical es porque su vida necesita transformarse completamente, reinventarse.

Así que atento, abre bien los ojos y para las antenas para que no te pille de improviso este cambio, porque en una de esas el próximo cambio es que te cambie a ti.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.
x

viernes, 12 de abril de 2013

Cadena de favores

Me tomo del título de esa película para comentar sobre lo importante que es actuar bien, hacer el bien, aunque sea esperando algo a cambio. Lo más hermoso es cuando esa cosa que esperas a cambio es tu propia satisfacción sin importar si tú saliste perdiendo con eso, es lo que se conoce como altruismo.

Yo no sé si a lo largo de mis 35 años de vida he hecho muchas cosas buenas, pero lo que sí tengo claro es que tengo muchas cosas buenas por hacer para retribuir todo lo que he recibido. Tal vez me falte vida para hacerlo, pero al menos contribuiré con enseñarle a mis hijos lo importante que es hacer el bien siempre, cada vez que se puede ayudar hay que hacerlo, porque así como nosotros entregamos no nos damos ni cuenta cuando recibimos bendiciones multiplicadas al por mayor.

Creo en esas cosas buenas porque las he vivido, porque hace poco recibí un gran regalo, de esos que te ganas en concursos o rifas, pero yo lo recibí de parte de un amigo que me dijo que había pensado en mí y en mis hijos para hacerme ese regalo. El agradecimiento por parte mía ya está y le estaré siempre agradecido por aquello, pero ahora viene lo mejor, retribuir este regalo con algo bueno de mi parte que beneficie o a él mismo o a otras personas.

Altruistas que te regalen cosas grandes como la que yo recibí son pocos, y el que tú no tengas como hacer regalos así de grandes no te debe desanimar, sino al contrario, dar más energía para hacer tu máximo esfuerzo en pos de retribuir esta bendición.
El altruismo no es solo con cosas materiales o de gran valor económico, sino también con acciones, con ayuda, con regalos pequeños de los cuales te cuesta desprenderte pero sabes que hará muy feliz a otra persona.

Vamos, nunca es tarde, si te unes ahora a esta cadena de favores verás como pronto llegará a ti algo inmensamente bueno.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches. 

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites