Seguir por email

viernes, 5 de noviembre de 2010

Semana movida

Llegó Noviembre, mes que en otros años era sinónimo de calor, de casi verano, de comienzo del estrés navideño... otros tiempos. Ahora ya ni se sabe si se guarda o no la ropa de invierno, ya no sabes si sacas o no las frazadas de la cama, porque un día te asas de calor en la calle y al otro te congelas caminando con un techo de nubes sobre tu cabeza. A eso le sumamos las alergias que sufren gran cantidad de chilenos con esto del plátano oriental y otras cosas más.

Y este mes no llegó tan sólo con cambios en el clima, también llegó con remezones políticos y sociales, porque esto de que Bielsa se va ha provocado un movimiento social digno de análisis.
Ayer, al momento de las elecciones de la ANFP yo me encontraba con mi cuenta de twitter conectado y era espectador de la ola de mensajes que la gente subía, a favor, en contra, en tono de broma y uno que otro que trataba de hablar de otra cosa. Apenas sigo a 100 personas, entre ellas varios periodistas, y pese a ello me faltaba tiempo para ir leyendo todo lo que se escribía.

Se supo que ganó Segovia y ahí sí que se desató la furia, el descontento, la rabia y la, siempre a la moda, "conciencia social" que aparece cuando nos conviene. Claro, porque de un momento a otro todos estuvieron en contra del sistema capitalista que nos gobierna, pero al momento de ir al mall se les olvida completamente que son parte, impulsores y sostenedores de este sistema.

Es un hecho que Marcelo Bielsa se va, y me pregunto yo, ¿es tan terrible para generar tanto revuelo? El hombre hizo un gran trabajo, nos demostró que con convicciones firmes se pueden hacer grandes cosas, se puede jugar como equipo grande antes los campeones del mundo y algunas cosas más, pero seguimos siendo malos para la pelota, seguimos siendo un equipo promedio, no hemos ganado nada aún y celebramos como si fuésemos campeones del mundo.
Llegará otro DT y seguiremos siendo los mismos malos de siempre que nos conformamos con ganar un par de partidos para celebrar como locos.

El mundo no se acaba y el fútbol no ha muerto, pero sí me he dado cuenta de que somos una sociedad más bipolar que el clima.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites