Seguir por email

miércoles, 24 de julio de 2013

Los colores, juguetes y su género

Con el paso del tiempo la sociedad va cambiando, con ello sus tradiciones, costumbres y creencias, pero hay otras que permanecen y que me sigue sorprendiendo que así sea.
Una de ellas es la sexualidad que se le atribuye a los colores y a los juguetes. Constantemente escucho y veo la diferencia que se hace con los niños y niñas a la hora de hacer regalos, pintar la pieza o comprar ropa. 

Resulta que todavía existen los "colores de niño" y los "colores de niña". Claro, a uno le meten en la cabeza durante toda la infancia que el rosado es de niñas y el celeste es de niños, pero cuando somos grandes nos dicen que los varones nos vemos lindos con camisas rosadas, ahí es cuando no entiendo nada.
¿Cómo pretenden que uno quiera usar camisas rosadas si siempre le dijeron que era color para niñas?

De los juguetes ni hablar, es difícil que a un niño le regalen una cocina o a una niña un auto, es casi imposible que ocurra, aunque la realidad diga que los niños también juegan a cocinar, a pasear la guagua, al doctor, y las niñas también juegan con autos.

Hace poco compré un regalo y al momento de llevarlo para que lo envolvieran me preguntaron "¿Papel de niño o de niña?".
¿Es necesario otorgarle un género sexual a las cosas, colores y demases? ¿Qué pretendemos con eso?

La sexualidad no la marcan ni los colores, ni los juguetes, ni los papeles de regalo.

¿Y tú, también le pintaste la pieza de rosado a la niña?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites