Seguir por email

jueves, 26 de agosto de 2010

Nuevos ecologistas

Con el transcurso de los años han ido evolucionando muchas cosas, la mayoría ha tenido que ver con la tecnología producto de investigaciones y experimentaciones, es así como hoy en día tenemos notebook, mp3, mp4, celulares que son casi un computador, sistemas de calefacción en minutos, agua purificada en poco tiempo, en fin, un montón de cosas que hoy nos facilitan la vida.

Todo esto ha tenido un costo también, en muchos casos pasa desapercibido, pero en otros casos se deja ver en toda su magnitud, como es el caso de la contaminación, la producción de basura (casi todo es desechable) y la invasión a la naturaleza.

El Gobierno ha autorizado, en primera instancia, la instalación de una central termoeléctrica en una localidad donde habitan pingüinos. Inmediatamente surgieron las voces de miles de personas que están en contra de dicho proyecto(negocio), se organizaron marchas, protestas varias y hasta llamados públicos de personalidades como Consuelo Saavedra, Leonor Varela y Felipe Camiroaga.

Es ahora que me surge una reflexión: ¿todos estos "ecologistas", defensores de la naturaleza, amantes de los animales y que rasgan vestiduras contra quien insinúe dañar el ecosistema, se movilizan a pie o en bicicleta? ¿son vegetarianos? ¿se iluminan con un vela? ¿no fuman?
Por favor, un poquito de consecuencia en la vida.
Está muy in estar a favor de la ecología, pero en el momento que te toca a ti hacer algo te quedas de brazos cruzados o prefieres la comodidad antes que el esfuerzo.
Muchos de los que hoy protestan llegan a sus casas, encienden todas las luces, ponen a hervir agua en su hervidor eléctrico mientras calientan el pan en el microondas, colocan música en el equipo y prenden la tele para ver si hay algo entretenido, ah, de pasadita encienden un cigarro para esperar que esté todo listo.

Yo también estoy en contra de la termoeléctrica, pero no protesto por protestar, levanto mi voz porque sé de lo que es capaz el ser humano y sé que tiene la inteligencia suficiente para inventar otros medios de producción de energía que no signifique quitarle el espacio a los pingüinos o a otros animales y ecosistemas.
Estoy en contra porque se prometió durante la campaña del actual Gobierno que no se pondría en peligro la naturaleza en post del desarrollo del país, sin embargo hoy se vende al mejor postor sin importar las consecuencias que esto tenga.

Protesta, tienes derecho a hacerlo, pero te invito a que junto con la protesta revises como eres tú con el ecosistema y propongas soluciones para estos problemas, porque es muy fácil estar en contra de todo, pero que difícil es entregar los caminos a seguir.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

2 comentarios:

Super de acuerdo contigo, te copio el mensaje que deje en mi fcbk al respecto que creo que es una arista más de todo el problema, ya que abarca muchos ámbitos...necesidades reales y soluciones inmediatas, cultura, intereses, educación, etc.

"Por eso la educación no mejora nunca...asi nos mantienen ignorantes de por vida y somos mas facil de manipular, sin pensar, razonar... solo consumismo, consumismo, tener mas, gastar mas.... para eso necesitas mas energia no? energia para producir a mayor escala, si necesitamos mas energia PUM!! ahi tení, termoelectrica ..., hidroelectrica...Ni bueno, ni bonito...solo barato."

Polo, aun que creo que el problema es bastante más complejo de lo que expones en tu blog, empezando por la ausencia de una clara matriz energética (herencia de los gobiernos de la Concertación), y las implicancias sociales, ecológicas y económicas que ello conlleva; tengo el agrado de informarte que él presidente acaba de anunciar hace pocos minutos, el desplazamiento de la termoeléctrica. Obviamente, muchos van a quitarle merito a esta medida, sosteniendo que cedió a las presiones y que sólo se interesó al considerar el costo político que esto le significaría. Sin embargo, si en circunstancias similares anteriores (Transantiago, Auge, Reforma a la Educación, por nombrar algunos), les creímos las buenas intenciones a los presidentes la Concertación; creo que deberíamos hacer los mismo en esta ocasión y dejar que Piñera gobierne tranquilo, ya que hasta ahora sus decisiones han sido indiscutiblemente equilibradas (sin motivaciones adicionales al bien país), inteligentes o al menos lógicas (comenzando por la restructuración de varios organismos del Estado claramente viciados) y con un amplio sentido de responsabilidad social (un ejemplo reciente de ello: los mineros, donde se involucró con decisión y sin hacer cálculos políticos sobre el costo que le habría significado si hubieran estado muertos), muy lejos de la “caricatura” que la Concertación a tratado de vendernos. Sé que así es la política (cochina) y no propongo dejar de ser críticos con el gobierno (cualquiera sea este) o hacerles un altar por hacer “bien su trabajo”, pero no seamos prejuiciosos y dejemos que la derecha nos demuestre su proyecto de país antes de criticar. Todos queremos un Chile mejor, no sólo la Concertación y creo que las similitudes de proyecto país, son más que las discrepancias.
Respecto a tu reflexión sobre los “nuevos ecologistas”, te sugiero buscar el concepto de la “Huella ecológica”, entre otros.
Saludos,

Felipe Valdivia de la Sotta

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites