Seguir por email

martes, 14 de diciembre de 2010

Defendamos nuestro idioma

¿Cuál es el idioma universal? Los más románticos me dirán "el amor" y los más practicos me dirán "la señalética", pero en el ámbito más concreto, cuando de conversar con una persona de otro país se trata, lo hacemos en inglés (siempre que el país no sea de habla latina). ¿Y sabes por qué es así? Por una simple razón, aprender inglés es mucho más fácil que aprender español.

En el mundo somos más los que nacemos en un país de habla hispana que los que nacen en un país de habla inglesa, pero como los que manejan la economía mundial hablan inglés entonces nosotros nos adaptamos a ellos.

En Chile pasa algo muy especial, nos adaptamos tanto que ocupamos las mismas palabras que ellos aunque éstas tengan traducción. Les ponemos nombres en inglés a los negocios y hasta cantamos en inglés sin tener idea lo que estamos diciendo. Ni hablar de las tradiciones que vienen con las películas, las vemos tanto que ya las hacemos parte nuestra. Tal es el caso de Halloween y la "blanca" Navidad (acá nunca ha nevado en Navidad, es más, ni siquiera hace frío, excepto en el sur). No me extrañaría que pronto empecemos a celebrar el día de acción de gracias.

El idioma español es hermoso, pero lo estamos perdiendo, hemos dejado que frases y palabras gringas nos invadan aunque podamos decirlas en nuestro idioma. Ahora que tengo twitter lo veo con mayor frecuencia. Es cosa de remontarse a este domingo recién pasado cuando se realizó el DESFILE de globos por la Alameda, no hubo nada más original que ponerle de nombre "Paris Parade". Y cuando se quieren mandar un Mensaje Privado en twitter lo nombran con la sigla DM (Direct Message) en vez de MD (Mensaje Directo). Los seguidores son nombrados por TL (Twitter List) en vez de LT (Lista de Twitter). A las fiestas masivas se les llama "party" y a los recreos "break" o "coffee break".

En fin, son muchas palabras que usamos y que podríamos cambiar al español, después de todo ése es nuestro idioma.

Mi Chile sigue siendo un país de contradicciones. Por un lado nos sentimos orgullosos de ser chilenos, últimamente, de llevar la sangre mapuche en nuestras venas, de ser "tan solidarios" en eventos como la Teletón (y paremos de contar), de tener una selección de fútbol que juega al ataque, pero parece que no nos sentimos orgullosos del idioma que hablamos.

Yo defiendo mi idioma, ahora te toca a ti.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

2 comentarios:

¿Quien lo diría? Nunca pensé leer de Ud. éstas palabras: clamando por la cultura y por la "identidad nacional"
Ahora que hago un FLASH BACK recuerdo perfectamente sus burlas y el tono despectivo frente a sus compañeros del sur. ¿Se acuerda? Los llamaba "huasos", "huasamaco" y varios etc. más. Hoy éso se llamaría "bulling"
¿Que pasó ahora?.
¡Como cambia el mundo!, ¿no? ahora clama por lo nacional, cuando antes se avergonzaba de su baile nacional.
Supongo que eso se llama crecer, y lo felicito. Algunos nunca lo logran..
Un abrazo de alguien que lo estima y que siempre ha estado orgulloso de la cultura de su país ;)
Viva Chile, carajo!

Es es ser consecuente...plop!

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites