Seguir por email

jueves, 9 de diciembre de 2010

¿Cárcel u hotel?

Una triste noticia nos despertó el día de ayer en Chile. A eso de las 5 de la madrugada (no hay claridad sobre la hora) se desató un incendio en la cárcel de San Miguel producto del cual fallecieron 81 reos. Se dice que el incendio comenzó por una riña entre los presos, esta versión es desmentida por los propios presos y muy probablemente sea un cuento de nunca acabar.

Rápidamente la discusión se produjo a nivel masivo en este país, mientras los noticieros nos entregaban imágenes de lo ocurrido y explicaciones (como si eso calmara en algo la pena de las familias) sobre los hechos que llevaron al fallecimiento de tanta gente.

Twitter fue un hervidero desde temprano . Había gente que lamentaba la muerte, pero increíblemente habían otros que se reían del hecho que los delincuentes tuvieran ese fin. Otros centraron la discusión en quien merecía más morir, si un asesino y violador o un pirateador de CD.
Por supuesto la Concertación culpaba al Gobierno y el Gobierno decía que esto era algo que se arrastraba (el hacinamiento de los presos) desde los gobiernos anteriores... otro cuento de nunca acabar.

Todo eso nos desvía del tema central de todo esto: las condiciones en que viven los presos chilenos. En una cárcel en que caben 1100 personas habían 1900. Esta manera de vivir lleva a un estado psicológico que los tiene al borde la violencia y en constante estrés. Las medidas de seguridad son mínimas.

Es cierto, hay que hacer cosas, y mucha gente ha dado su opinión respecto al tema y están clamando por mejoras en las cárceles... eso hasta que se dan cuenta que somos la gente honrada (hasta por ahí no más) y trabajadora (también lo pongo en duda) de este país quienes deberemos costear esos lugares y darle de comer a esa gente que cuando pudo hacer algo beneficioso para la nación hizo todo lo contrario.

Soy partidario de que las condiciones de vida de ellos mejoren, pero no de darles lujo y comodidades, después de todo no están de vacaciones, están pagando por un delito.
Necesitamos planes de inserciones en la sociedad para ellos y eso requiere trabajo, dedicación y recursos. Algunos presos se quejan que duermen 2 o 3 por celda, ¿acaso quieren pieza privada con tv cable y jacuzzi? Por favor, seamos sensatos, si quieren comodidades que trabajen por ellas.

Ahora es muy fácil culpar al Gobierno actual o a los anteriores por no tener un sistema judicial adecuado y cárceles dignas, pero estoy seguro que si las cárceles fueran como las están pidiendo ahora sería muchos los que reclamarían por el costo de mantención de éstas.

Este es mi Chile, lleno de contradicciones y el día de ayer quedó al descubierto otra de tantas.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

3 comentarios:

TOTALMENTE DEACUERDO CON TU MIRADA, CREO QUE SI NOS CONCENTRAMOS MAS EN TRABAJAR POR MEJORAR REALMENTE LAS COSAS TODO ANDARIA MEJOR

Querido Polo:
Mi opinión es que las personas delincuentes no merecen ningún tipo de beneficios, muy por el contrario, las sanciones son demasiado blandas, tanto así que ellos mismos hacen de la delincuencia un oficio rentable. A mi parecer, prefiero darle oportunidades y comodidades a quienes la merecen, que son las personas que a pesar de tener bajos sueldos mantienen su honor y valores ganándose la vida honradamente y no a aquellos que no tuvieron ninguna piedad en matar, robar o violar. Te aseguro que estamos en un país que derrocha oportunidades, pero son para aquellos que se esfuerzan para conseguirlas, y así debe ser, no para aquellos que prefieren ganarse el dinero fácil a costa del sufrimiento de los demás. te invito a mirar este vídeo y te darás cuenta que en comparación a esto, nuestro país es un paraíso de oportunidades
http://www.youtube.com/watch?v=T1XfFVoHJSU

A LOS DELINCUENTES Y QUIENES DAÑAN LA CONVIVENCIA, HAY QUE CASTIGARLES COMO LO MERECEN...POR LA RAZÓN O LA FUERZA

Andrés...

Almas clamando entre llamas gritando con desesperación salir de allí, nadie merece morir calcinado.
¿quién está libre de pecado?
¿quién está más loco, los que están en el manicomio o los que están en la calle?
Todo estos nos lleva a reflexionar, saludos.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites