Seguir por email

miércoles, 11 de agosto de 2010

Enseñanzas del viejo mundo

Siguiendo con los recuerdos de hace 10 años y esa bella experiencia en Europa me quiero detener en algo que nos haría mucha falta aprender en este país, principalmente en la ciudad donde resido: Santiago.

La semana recién pasada el ministro de Transportes anunció que los buses oruga irían desapareciendo de las calles de la capital pues generaba un gran costo de mantención y largos tiempos de desplazamiento por la ciudad. Algo tan evidente de lo cual después de 4 años se toman las primeras medidas. Claro, eso fue porque el Gobierno anterior nunca quiso reconocer que diseñó de muy mala forma el sistema de transporte y que se equivocó al traer esos buses que lograrían llevar más gente por las calles, lo cual no fue tan así, ya que esos buses son muy estrechos en la entrada, lo que produce que se arme un cuello de botella que impide que la gente se desplace hacia el final del bus. No los culpo, porque en la segunda parte de esos buses es donde peor se pasa con las vueltas, frenadas y saltos.

Hace 10 años estuve arriba de buses en Italia y Suecia y en ambos era muy confortable andar. Buses limpios, bien cuidados y con un sistema de fiscalización que asustaba a quien quisiera subirse sin pagar. El conductor del bus no se preocupaba de cobrar, no, eso se hacía mucho antes, se compraban unas tarjetas que duran un día, una semana o un mes para poder andar en cualquier medio de locomoción público. Si un inspector te sorprendía sin la tarjeta las multas a pagar iban desde los 8 mil a los 25000 pesos, por lo que a nadie se le pasa por la cabeza subir sin haber cancelado el derecho correspondiente.
No habían buses oruga, pero era tan ordenado que no era necesario tener buses tan grandes rodando sobre el cemento.
Recuerdo que en Suecia los conductores ocupaban los micrófonos para poder anunciar algo a los pasajeros, no como acá que los micrófonos están de adorno al lado del conductor y si él quiere anunciar algo simplemente se para y grita hacia atrás.
Además contaban con un sistema de telepronte que anunciaban a que paradero estabas llegando.

Me imagino que 10 años después la cosa sigue igual y aún mejor por allá en el viejo mundo, pero eso no es gratis, requiere de recursos, de inversión y sobre todo de aquello que nos falta en este país: cuidar lo que tenemos y dejar de creernos "vivos" por no cancelar el pasaje, ambas cosas son actos delictuales y necesitamos la mano dura para que la conciencia se vaya formando en las pequeñas bestias que tenemos repartidas en el país y sobre todo en Santiago.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

2 comentarios:

Aquí hay algunos buses oruga, pero las calles de Toronto son bastante más amplias que las de Santiago. También tienen una cosa al frente para llevar bicicletas (onda, pones tu bici al frente y te subes a la micro, luego cuando te bajas sacas la bici y sigues tan campante). Y aquí cada parada se anuncia como en el metro. Chori :) Igual la gente se queja porque es un sistema lento (comparado con el auto): para donde debe parar, un viaje de 15 minutos lo puede transformar fácilmente en uno de 45... todo tiene sus pro y sus contra.

Quedé sorprendido cuando me enteré, mas aliviado por la decisión...no poco preocupado eso sí por el costo de la inversión perdida y por la que vendrá.
Nos han subido la tarifa como nunca antes, y ahora no faltará la excusa aludiendo al nuevo costo de inversión por el recambio de buses.

Al final nos quedaremos con las mismas enchuladas y con las mismas tarifas superiores a los $500.

Una estafa, una vez mas de cómo el Estado Chileno, independiente del color del mandatario, le mete la mano por el culo al pueblo para costear sus errores.

Perdona la expresión pero hoy estoy enojado por la ineficacia en el rescate de los mineros, el excesivo cobro por las entradas a los conciertos, el impuesto a los libros y el alto costo del pasaje de locomocion colectiva que no te garantiza ni una hueá...PICO PAL ESTADO CHILENO.

Un abrazo Polo
Buenos dias, tardes y noches.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites