Seguir por email

martes, 30 de junio de 2009

Final al rojo

Que el equipo del cual soy hincha no esté en play offs no implica que no pueda entregar mi comentario futbolístico, así que ahí voy.


Tenemos a dos finalistas ya para disputar la Copa, y son dos equipos que se han merecido, a base de buen fútbol durante la fase regular, su cupo en esta gran final. Y digo que se lo merecen por lo hecho en la fase regular ya que en los play offs no han andado del todo bien.

Por una parte tenemos a Universidad de Chile, quien dio vuelta una llave que nunca debió haber comprometido, tenía fundamentos fuertes para no pasar zozobras y sin embargo se le vio muy complicado. En Viña del Mar no debería haber perdido, tuvo todo para ganar y sin embargo no se trajo ni el empate; a mi entender se debió a un tremendo error técnico: sacaron al mejor de la cancha para poner al Pipino Cuevas, quien no sólo perdió el balón en la jugada del gol de Everton, sino que durante la temporada ha sido cero aporte para la oncena azul.
De locales supieron jugar con un hombre más (ojalá con eso dejen de llorar por los arbitrajes) y lograron la clasificación de la mano de Emilio Hernández, un jugador que se come la cancha con su velocidad y técnica. En Olivera también tienen a un buen jugador, no de los mejores, pero cumple en su función principal: hacer goles.
La defensa de Unión Española tendrá una gran labor tratando de mantener el cero en su valla y una tarea mucho menor tratando de hacer goles, porque hay que decirlo, dejan mucho que desear en la retaguardia, incluyendo el pórtico.

Los rojos de Santa Laura lograron una clasificación a base de un planteamiento completamente ratonil, que según ellos se debió a que el rival era mucho mejor. Practicamente se colgaron del travesaño en el primer partido, y en el segundo hicieron lo mismo después de la expulsión de Ramírez, lo que era de esperar. Si el fútbol se decidiera por puntos ellos deberían haber quedado fuera, pero como no es así quedó fuera quien no supo sacar ventaja de la superioridad numérica y futbolística que mostraron. Los cruzados quedaron "conformes" (pensamiento mediocre) por haber hecho ver mal a la Unión (¿con eso se ganan los partidos?). Quedan con la tarea pendiente de hacer goles y de saber jugar contra equipos que se meten en el fondo, pues los rojos no serán los únicos que lo hagan.

En fin, se viene una final de lujo, dos equipos que vienen en su mejor momento y que, espero, brinden un bonito espectáculo esta semana.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites