Seguir por email

jueves, 29 de enero de 2009

El Hombre y Dios

Desde los orígenes de la Humanidad ha surgido la pregunta acerca de donde salimos o nacimos como raza. Existe algunas teorías científicas que podrían dar en el clavo, pero aún no logran convencer totalmente. Muchos se aferran a la "veracidad" de esas teorías y niegan completamente la existencia de un Creador, en este caso de Dios.


A tanto ha llegado esto que hace unas pocas semanas surgió en Inglaterra una campaña que dice algo así como "deja de preocuparte, cabe la posibilidad de que Dios no exista". En España, país muy católico, esto tuvo eco con la campaña contraria que llama a ser feliz sabiendo que Dios existe. Una batalla sin fin es la que se ha convertido entre creyentes y no creyentes. Y digo batalla porque en algunos países esto es literal llegando incluso a morir gente por la causa creyente.

Sin embargo lo preocupante es la génesis de esta campaña anti-Dios y es el hecho de ver a Dios como un censurador de la diversión. Así es, pues los jóvenes a favor de esta campaña quieren decirle al mundo que se diviertan al máximo, total Dios puede que no exista.
No sé en que estaban pensando los creyentes de hace algunos siglos que empezaron a mostrar a Dios como castigador y censurador en vez de dar a conocer el Dios que nos ama y quiere que nos divirtamos mucho, pero con Él.
¿Y quién es Él? (me suena a canción) Los creyentes lo sabemos muy bien y el evangelista Juan lo resumió a la perfección: Dios es Amor. Y que yo sepa el amor no te restringue, sino que te guía. El amor no te priva, sino que te libera. El amor no es aburrido, sino que muy entretenido.

Humanidad entera, por este medio les digo: Dios existe, el Amor existe y es en ese Amor (Dios) que te invito a vivir, a divertirte, a ser libre. Si logras amar de verdad te darás cuenta de lo hermoso que es Dios y de lo grandioso que es ser libre en Él.

Un abrazo a todos, varones y mujeres del mundo.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites