Seguir por email

lunes, 22 de septiembre de 2008

Un cachamal en el Metro

Estación de Metro Santa Ana, 9:15 de la mañana aproximadamente. Por supuesto el andén estaba lleno en dirección a Vicente Valdés y yo iba para allá sólo una estación ya que me bajaría en Plaza de Armas para mirar las revistas de los puestos que hay en Estado y Ahumada. Como era tan poco el trayecto me quedé a la altura del segundo vagón esperando que llegara. Apenas se abrieron las puertas entré empujado por la presión de la gente y ahí quedé, apretado en el vagón.


Quedé detrás de una mujer de unos 22 años más o menos.
Cuando llegué a mi destino pedí permiso para descender, pero en ese caminar obviamente pasé a llevar a quien estaba delante mío. Quedé al lado de ella mirando para adelante, pero me percaté que me miraba. Levantó la mano y me pegó un pequeño cachamal, paipe, palmazo o como se llame, en la cabeza, nada que doliera, pero sí que incomodaba ganarse eso gratuitamente.
La miré y le dije enojado: "¡¿Qué te pasa?!" y ella más enojada aún me dice: "¡Me pegaste!". Entonces pienso en una milésima de segundo: "¿acaso quiere que no la toque en un carro lleno?". Le respondí que obvio que la toqué si estaba bajando.

Caminamos por el andén hacia el mismo lugar y entonces le dije: "Harto chora saliste" y ella con su cara llena de ira me mira y me dice: "¡Te voy a pegarTE!". Después de esa demostración de barrio y de léxico flaite decidí dejarlo ahí y seguir mi camino. Igual me dio miedo que me pegara y me botara a la línea férrea.

Me quedé pensando todo el rato en si de verdad le pegué, porque no recuerdo haberlo hecho. De más que la toqué, pero no sé si la toqué donde a ella le pareció mal o quizás no la toqué como ella quería y por eso me pegó jajaja, no lo sé. Lo que sí sé es que ella para andar en Metro anda bastante quisquillosa, para eso mejor que tome taxi, así se asegura que nadie la tocará.

Por mi parte trataré de hacerme invisible o de humo, así no tocaré a nadie en el atestado Metro de Santiago.

4 comentarios:

jajajajajajaja...
chuta Polito, me mate de la risa con tu historia!!!
Lo unico malo es que te salió demasiado chora la compañera de viaje...
En esos casos es mejor quedarse calladito y desaparecer lo más rápido posible!!
Bueno amigo mio, tenga mas cuidado con las victimas que elije para sus atrocidades en el metro ya?
Un besito.

Te voi a pegarte machucao!!

Ufff en el metro pasa cada cosa!!! Y cada compañero de viaje!!! Una vez en Tobalaba L4 abrieron la puerta y una vieja q estaba atrás mío esperando el tren se metió corriendo y se sentó al medio de 2 asientos. Yo entré civilizadamente (me carga q entren desesperados corriendo y atropellando a medio mundo!!) y le dije PEEERMISO y me senté no más en uno de esos asientos :D La viejuja me fue echando el rosario completo todo el viaje!!! jajaja. Y yo sólo me mordí la lengua...

jajajjaja
Que lata para los hombres
de verdad...

p.-

Uy yo tengo ene historias en nuestro ilustre metro de stgo.
-Una vez empuje a un viejo que me empujo ¿Que se creía?.una vieja lo defendió diciendo-ay pobre viejito! y yo le dije -Ud, callese

Le eché la espantada a un flaite que venía manoseando a una tipa joven, le dije:
-A ver si te atreves conmigo maricón y la c.. en fin
Que pena lo que te pasó y me avisas cuando andes por metro jejeje.
tengo más historias

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites