Seguir por email

jueves, 12 de mayo de 2016

La generación sin privacidad

Una de las más grandes humillaciones y ridiculizaciones que podía sufrir era cuando mi mamá mostraba mis fotos de cuando era niño a quien fuera mi polola. En esa época no habían cámaras digitales, por lo que la foto era como salió en el momento, no estaba la opción para revisarla, borrarla y tomar otra. Además como era con rollo siempre se elegían momentos especiales para las fotos: el primer baño en tina, la caída del primer diente, el primer día de escuela (a veces con los ojos llorosos), los cumpleaños y las fiestas de disfraces.
¡Qué vergüenza! Eso de que el pasado me condena se aplica 100% en cada una de esas fotos.
Pero ahí estaba mi mamá, mostrando esos recuerdos.

Ahora todo ha cambiado, las fotografías digitales son de todos los días y puedes tomar la misma imagen cientos de veces hasta que salga bien. Es lo que hacen muchos con su foto de perfil de facebook, se toman varias y eligen la mejor.
Sin embargo no solo nos conformamos con subir fotos nuestras, sino también la de nuestros hijos, es más, pareciera que es la cuenta de facebook de ellos porque los álbumes de fotos están llenas de sus imágenes.

Esos niños y niñas ya no tienen privacidad, ya sus madres no podrán avergonzarlos cuando tengan polola o pololo porque sus imágenes son de conocimiento público, desde su primer baño desnudos hasta que se casan. Hasta cuando tienen cara de enfermo están dando vueltas por la web, y vaya que le molesta a un adulto, sobre todo mujer, que le tomen fotos cuando tienen cara de enfermos.

No sé si les hará bien o mal en el ámbito psicológico, no me he puesto a realizar ningún estudio, ni a constatar de si es cierto o no lo que algunos médicos sostienen, lo que sí sé, y es por la evidencia diaria, que estos niños y niñas llenan las redes sociales sin que ellos sepan. Los conoce hasta la amiga de la amiga de la vecina de la mamá y sin antes dar su autorización para publicar sus fotos.

Es en estas ocasiones cuando más sentido me hace la frase "no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti".

(El opinar y escribir sobre este tema no me exime de responsabilidad, pues también la tengo).

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites