Seguir por email

jueves, 22 de enero de 2015

La semana larga

Todos los días del año cumplen con una característica: duran 24 horas, ni más ni menos que eso. Como mucho, cada cierta cantidad de años, a un día le ponemos un segundo más, pero es imperceptible para nuestro organismo.

Así como los días duran 24 horas, las semanas duran 7 días, siendo uno de los días más esperados el viernes de cada semana. A veces en las redes sociales se ven mensajes el mismo lunes pidiendo que ya sea viernes. Si es cosa de ver como anda el ánimo ese último día de la semana "hábil", el 90% de las personas llega con una sonrisa en los labios.

Hay meses en que tenemos la sensación de que son más largos, como por ejemplo marzo, y es porque apenas vas en el día 5 y ya te quedas sin dinero para el resto del mes (los otros meses me dura hasta el 6). Ese mes se me hace eterno, como si fuera un mes de 6 semanas donde nunca llega abril para que depositen el sueldo.

Algo parecido ocurre con una semana en particular de cada año. Sí, solo una semana: la previa a las vacaciones.
Esa semana se mueve entre el Cielo y el Infierno, entre lo terrible y lo sublime, entre la sima y la cima de tu ánimo. Ya entras el lunes a trabajar apenas, casi con el cuerpo arrastrándose hacia la oficina (o lugar donde trabajes). Tu desayuno se demora casi una hora para recién darte ánimo de hacer algo productivo.
Toda la semana estás pensando en lo que serán tus vacaciones, anhelando que ya sea viernes para eliminar las alarmas de tu teléfono y dormir hasta que te duela la espalda de tanto estar en la cama.
Te imaginas en la arena, en el campo, en el avión rumbo a tu destino, pero donde menos estás es en el lugar de trabajo, o sea, está tu cuerpo, pero tu mente ya no reacciona.
Parece ser una semana de 10 días donde cada jornada de trabajo dura 15 horas, pero no, son las mismas 8 o 9 horas diarias y los mismos 5 días que tienes que trabajar.

Solo queda esperar, calentar el asiento y hacer como que tienes ganas de trabajar para que no se note tanto.
Paciencia, es solo una semana, la última y larga semana.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites