Seguir por email

martes, 17 de junio de 2014

Sin manual de instrucciones 2

Partiré aclarando que al hablar de hombres y mujeres en este post no me refiero a la totalidad de cada género, pues siempre hay alguien al cual no le calza la descripción, sin embargo sí lo hace más del 80% de cada sexo. ¿Comprendido? Espero que sí porque allá vamos.

En el manual de instrucciones de cada hombre debería venir un capítulo especial para "El Mundial de fútbol". Cada cuatro años es un mes dedicado al fútbol, en ese mes no existen cumpleaños, reuniones familiares o cualquier cosa que signifique salirse de la concentración para ver el deporte rey.
Este capítulo del manual es muy importante, ya que la mujer no entenderá el porqué te interesa ver cada partido que hay, incluso cuando tu selección no ha clasificado a la máxima justa deportiva. Tampoco entenderá que tú quieras ver el resumen de la jornada cada noche cuando estés en casa.

También hay mujeres fanáticas del fútbol y ellas no serán un problema a la hora que el varón se siente a ver fútbol, es más, hasta te acompañará siempre con algo rico para comer y beber, esos detalles jamás se le pasan por alto a la mujer. Pero para aquellas chicas que solo ven piernas y calugas dentro de la cancha esto de sentarse a ver fútbol no es el mejor de los panoramas.

Es un mes, solo un mes, después de eso le puedes exigir a tu hombre que haga todo aquello que quedó pendiente, pero durante ese mes no le pidas salir de compras justo cuando hay partidos tan "trascendentales" como Irán-Nigeria, menos si tu hombre pidió vacaciones en su trabajo para ver los encuentros. Tampoco se te ocurra aspirar la casa justo cuando va a empezar el partido. Es más, puedes aprovechar esas horas de embobamiento para sacarle la tarjeta de crédito y partir de compras tú sola.

Ah, el manual de instrucciones es para entender al hombre, no al deporte en sí, así que no pretendas que ahí te expliquen cuando es gol, quien es el hombre que corre entre medio de los jugadores con otra camiseta, que es off side o porqué le sacaron tarjeta amarilla. Eso ya requiere de un Postgrado en Deportes Televisados que de seguro no querrás tomar.

Y si lo ves con el álbum del Mundial y pegando laminitas como niño (a veces te dirá que se lo compró al hijo, pero es mentira, a las finales es él quien quiere juntarlo) no te burles ni te enfades, solo déjalo, porque entenderlo no podrás.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites