Seguir por email

viernes, 14 de marzo de 2014

Una nueva política

Chile está siendo protagonista de una constante transformación en forma y fondo de cómo hacer las cosas en cuanto a política se refiere.
Desde que volvió la democracia a nuestro país la política estuvo marcada por viejos parlamentarios con viejas ideas, y así se mantuvo por mucho tiempo.

Ahora, de la mano de los medios de comunicación de alto impacto en la sociedad, la cosa ha tomado otro color y se está renovando. Están saliendo algunos dinosaurios y llega sangre nueva, de esa rebelde, de aquella que no quiere seguir canones de principio del siglo pasado.

Pocos años atrás los estudiantes universitarios comenzaron a manifestarse por la calidad y el valor de la educación en Chile. Los líderes de ese movimiento no quisieron solo reclamar y reclamar, decidieron tomar el toro por las astas, es decir, ser quienes presentan los proyectos de ley y las propuestas directas para que esto mejore. Fue así como hoy ya están sentados en el Congreso las señoritas Camila Vallejo y Karol Cariola y los señores Gabriel Boric y Giorgio Jackson. Ellos se atrevieron y ahora están ahí, donde las papas queman.
A cambio han recibido varias criticas, porque hay muchos que dicen que se vendieron, que lo único que querían era figurar para tener poder... por favor.
¿Qué esperan? ¿Qué las leyes se hagan en las marchas?

No, hay que tomarse el poder y que mejor de una manera democrática para poder luchar desde dentro para lograr esos cambios profundos.
Algunos no les tienen fe, pero yo sí, yo confío en que podrán hacer cosas, confío en la fuerza de esta juventud rebelde que contagia a otros.

Me gusta que jóvenes como Karla Rubilar, Marcela Sabat, Joaquín Godoy y los cuatro nombrados anteriormente se metan al Parlamento para contagiar con esas ganas a quienes ya llevan tantos años durmiendo (sí, igual que sus leyes) en el Congreso.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites