Seguir por email

lunes, 25 de junio de 2012

Aterrizaje vergonzoso

Vergüenza es lo que siento. Ya no me da ni para rabia contra los malos dirigentes de Blanco & Negro, esto va más allá.

La semana pasada celebraba feliz el triunfo albo sobre el mejor equipo del momento, pero ayer por la tarde nos hicieron aterrizar de la manera más dolorosa, con 4 goles en nuestra puerta, con 2 expulsados (nuevamente no terminan los 11 en la cancha) y con la humillación de que se rían en nuestra cara.

Futbolísticamente, nada que hacer, se demostró en cancha que el equipo azul fue inmensamente superior y que en Colo-Colo hay gente que juega sin esa pasión necesaria para disputar frente al archirrival. También quedó al descubierto que los que más sienten la camiseta son los se formaron en casa.

Triste es ver que lo deportivo no le importa a los dirigentes de Blanco & Negro, a los mejores jugadores los dejan partir, es más, ni siquiera se la juegan por ellos y más encima gastan miles y miles de dólares en jugadores que están siempre en la banca. Hoy nos deja Paredes y Rabello, 2 de los puntales en la débil remontada alba de las últimas fechas. No es de extrañar que durante estos días escuchemos que también Caroca nos deja, sería la guinda de la torta.
Para más remate, en total son 54 jugadores los del plantel Albo que andan repartidos por diferentes equipos, muchos de ellos deberían volver y eso no más serían los refuerzos para el segundo semestre, o sea, ni esperanza de mejorar.

Se agradece a los giles que pagaron por el avión y por el jugador de Colo-Colo que puso el cartelito en el bus para burlarse de la derrota de los chunchos a manos de otro equipo, eso los picó tanto que salieron con más ganas a derrotarnos. En lo personal me da vergüenza que celebren triunfos de otros equipos cuando ni siquiera podemos darnos esa alegría en la cancha.

Y no esperes que hinche por O'higgins en la final del Campeonato, para mí el Torneo ya terminó y de la peor forma: con una goleada frente a la U.

Felicitaciones a los hinchas de Colo-Colo que no se agarran de triunfos ajenos para celebrar y que hoy sienten vergüenza.
Felicitaciones al digno finalista que nos dio una dosis de nuestra propia medicina y nos aterriza a la realidad en la que estamos.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites