Seguir por email

jueves, 21 de octubre de 2010

¿Los padres aman?

Hace dos días ocurrió un hecho que no dejó impávido a nadie, al menos eso quiero creer. En un vehículo particular fue "olvidado" un pequeño, cuando se percataron del hecho ya era tarde, el niño de casi 3 años estaba muerto.
Es terrible, dan ganas de llorar, dan ganas de linchar a la responsable y lo entiendo perfectamente. Me pongo en el lugar de esos padres y sufro, sufro mucho.

Sin lugar a dudas se trató de una gran negligencia, gravísima, que debe ser sancionada.

Anoche vi en televisión a Guida Rojas (Directora JUNJI) y ella explicaba que la función de estos establecimientos es la educación de los niños, no el traslado desde y hacia sus hogares. De realizarse este servicio se debe contar con transportes adecuados y gente capacitada para la labor, no las mismas tías del jardín.
La tía que dejó olvidado al niño transportaba a 4 hacia el jardín y solamente bajó con 3. El pobre infante quedó durmiendo en el auto con una temperatura al interior que fácilmente alcanzaría los 80° Celcius.

Lo que más me asombra de esto no es el hecho de que en un jardín particular las tías quieran aumentar sus ingresos con estas prácticas de "transporte público" (cobraban $2000 por viaje), porque es bien poco lo que les pagan. Lo que me asombra y asusta es que las madres y padres de estos niños paguen este "servicio" por la comodidad que esto les significa. Existen los transportes de párvulos y están muy bien equipados, por lo que no me explico como estos padres arriesgan a sus hijos.

Mi pregunta es: ¿somos padres porque nos tocó o porque amamos a nuestros hijos? ¿es un cacho para nosotros tener un hijo? ¿qué tan grande es el amor que les estamos entregando a nuestros pequeños?

Sé que muchos padres no harían cosas como éstas, mi llamado es para quienes sí privilegian la comodidad por sobre sus hijos e hijas.

Que estos nos ayude a reflexionar.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

1 comentarios:

Polo, no puedo estar más de acuerdo con tu columna. Veo y escucho comentarios (a diario) de padres que más bien privilegian su comodidad y su estabilidad laboral por sobre el bienestar y las necesidades de sus hijos. Creo que en el mundo actual las prioridades están "confundidas"...espero que casos como estos no ocurrieran nunca, pero el hecho de conocerlos al menos nos remece y nos ayuda a repensar nuestra labor de padres...Un abrazo para ti. Karen Hervías.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites