Seguir por email

martes, 11 de mayo de 2010

El juego del más fuerte

Hay algunas cosas que detesto de mi ciudad, me gusta vivir en Santiago, pero hay cosas que me molestan en demasía, una de ellas son las famosas rotondas.

De lunes a viernes debo enfrentar, con mi moto, al menos una vez por día estas famosas construcciones para "mejorar" el tránsito. La verdad es que creo que solamente las pusieron ahí porque no sabían como rellenar ese espacio que quedaba entre tanta calle. Algún extranjero "ocurrente" debe heber dicho "yo pensar que ahí poder poner un círculo con pasto", el cual tiempo después fue bautizado como Rotonda.

Las detesto por dos cosas principalmente, la primera es que una vez que entro no sé por donde salir, me doy dos vueltas antes de poder vislumbrar la salida, claro que las 2 primeras veces, no creas que soy tan tonto como parezco.
La otra razón, y es por lo cual creo que fue un extranjero quien las puso en Chile, es que están hechas para que gane el más fuerte no más, el que tenga el auto más grande, el más arriesgado y que no le importa si pasa a llevar a otro, menos aún si es motociclista. Es un verdadero suplicio meterse en una de esas cosas, es como la ruleta rusa, no sabes si podrás salir de ella y si lo logras sientes un tremendo alivio.

Definitivamente quien las inventó no quería a los chilenos o tal vez consideró que ya éramos muchos y que había que eliminarlos de alguna manera, y para que no fuera tan fea la muerte le pusieron pastito y alguna estatua en el medio.

Lo curioso de esto es que ese "genio" también instaló rotondas en otros países... ¿será con la misma finalidad?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

3 comentarios:

Pero Polo, una rotonda está hecha para facilitar el cruce de calles que podría ser potencialmente más peligroso o poco fluído. Lo que tú tienes que hacer si vas en moto es ocupar una pista de auto, no intentar adelantar jamás, ni pasar por el lado.
Lejos la rotonda más peligrosa de stgo es la Pérez-Zujovic, ojo con esa.
Saludos,

A mí también me cargan las rotondas (y eso que no manejo). Los lunes y miércoles tengo que pasar Pérez-Zujovic en micro y ya veo que nos damos vuelta (aunque al menos no me preocupa tanto que nos choquen). En fin. ¡También me cargan! Y eso de facilitar el cruce de las calles es puro blablabla que les vendieron a todos por aquí para que las aceptaran. En Europa ya cacharon que son peligrosísimas y claramente la idea es que no existan más.

Querido Amigo, ya tu sabes que esas rotondas esten tratando de erradicarlas, pues se dieron cuenta que son un caos y en definitiva muy peligrosas, a diario paso por la Perez-Zujovic y en realidad de poniente a oriente ni un drama, pero de regreso (oriente poniente) francamente da Miedo!! salvo para mi jefa, que pasa como si llevara escolta, pues ni mira, aun que subirse a su auto y que te lleve por amable que sea, ufff..es de cuidado.

Amigo mio esas mismas rotondas en México se llaman Glorietas, no se si será por que te con ducen directo a la Gloria de dios, jejjeje

en fin me uno a este reclamo y tu mas que nadi debe cuidarse, pues a las motos no las respeta nadie o casi nadie y tu que ni te debes ver en la Scooter...

Cariños

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites