Seguir por email

martes, 15 de julio de 2008

Ejemplo de profesores

Desde que mi mujer me dijo que estábamos esperando el nacimiento de Gabriel yo empecé a ocuparme del tema del colegio al cual iría en 5 ó 6 años más este pequeño. Me empecé a cuestionar que es lo que quería para él, si una educación rica en valores, en conocimiento o en ambas. Llevo un año haciéndome estas preguntas y creo que me demoraré un poco más en dar una respuesta satisfactoria... capaz que sea él quien me dé las pautas para elegir el colegio indicado.




Todo esta preocupación se acrecienta cuando veo tanta protesta por un sistema educacional público de mediocre a malo. Se me hace la idea que estaré obligado a pagar un buen colegio para que Gabriel tenga una educación como se merece. Sin embargo, no estoy de acuerdo en darle el favor a los pésimos parlamentarios y empresarios que son los que finalmente manejan este negocio de la educación.



Pero hay algo que ahonda más mi preocupación y fue justamente lo que ocurrió ayer: una niña de 14 años le lanzó agua a la ministra de Educación. Y no es precisamente ese hecho el que me angustia más, sino que lo es la reacción que tuvieron los profesores ante esta actitud de la colegiala: "no valido esta actitud, pero la comprendo". Mismo respaldo tuvo esta niña por parte de su mamá.



Por favor, no podemos ser los mismos educadores (soy padre y futuro profesor) los que respaldemos tamaños descalabros. Es como decir que para protestar se puede hacer de cualquier forma, no importa si dañe a otra persona. No señores. Así como soy el primero en estar en contra con este sistema de educación y con la desigualdad en general, también estoy en contra de las protestas desmedidas y la falta de diálogo.

Por algo somos seres humanos, porque tenemos inteligencia y la capacidad de comunicarnos, que al parecer estamos olvidando o dejando bastante de lado.



No conozco los profesores a cargo de esta niña, ni tampoco conozco en profundidad a sus padres, pero conozco muy bien lo que es la eduación en valores cristianos y en ese conocimiento sé que no es lo que quiero para mi hijo.


Sí, me gustaría que protestara con fuerzas cuando se vea perjudicado o sienta que perjudican a otro, pero no me gustaría que lo hiciera de esa forma.



Cambiemos la educación, pero empecemos por la cabeza, por quienes son guía para nuestros hijos e hijas. Cambiemos la educación por completo, y si hay que empezar por los docentes hagámoslo, pero no permitamos que el fruto de nuestro Chile esté en manos de personas mediocres.

2 comentarios:

Jajajaja.
Te fuiste muy lejos para que tanto apuro con el colegio.
Yo tampoco apoyo la actitud de la niña pero la gente esta cegada por la violencia y la maldad.
No hay problema si quieren venir, eso si te aviso que durante la semana del 21 al 25 la Vane va estar en Stgo con el Valentin.
Un abrazo.

¿Alguna vez, en alguna de las muchas protestas se ha conseguido algo por medio de desordenes, disturbios, violencia, etc?

Por que cresta todo termina así!!!

Para muchos como diria Nicolas Maquiavelo; "El fin justifica los medios". Pero hasta que nivel moral/etico los medios son justificables. Un profesor no puede tolerar tamaña estupidez.
Nuestra sociedad parece cada dia mas enferma. Y si antes creiamos que los disturbios eran propios de delincuentes, hoy tambien nuestros estudiantes se reunen en torno a la demanda de una mejor educación para terminar en portadas de diarios por el proceder en que estan llevando a cabo sus solicitudes.

Que dices del "niño" que recibio un piedrazo de parte de otro escolar y que acusaba "si preguntan, digan que fueron los pacos".


Compadre, la educación en nuestro paìs se ha convertido en un barco. Navega en constante falta de estabilidad y tiene evidencias periodicas de undirse.

La base para una mejor educación debe partir en la casa. Bajo la orientación del nucleo principal de nuestra sociedad; la familia. Y si antes pensabamos que el colegio era nuestra segunda casa, hoy tengo serias dudas. Hay que empezar a formar a las generaciones venideras con una fortaleza tremenda, con el objetivo que los valores y principios entregados en el hogar, predominen sobre otras influencias.

Que buena publicación
Saludos.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites