Seguir por email

martes, 1 de septiembre de 2015

Juguetes para él y para ella


Cuando era niño siempre me decían que habían juguetes para niños y juguetes para niñas. Autitos, pelotas, pistolas (sí, algunos todavía lo consideran un juguete), herramientas, entraban en la categoría "juguetes de niño".
Los peluches, muñecas, tazas de té, cocina, set de peluquería, se consideraban "juguetes de niña".


Y me refiero en pasado porque he visto con mucho agrado que en esta época eso está cambiando por parte de los padres y madres. No es un cambio radical e inmediato, pero ya se está contagiando a más personas, ya se está pensando más abiertamente en cuanto a los juguetes.
Hoy en día hay niñas que juegan fútbol, no pescan a las muñecas y sí le hacen mantenciones a sus autitos de juguete.
Por el otro lado también hay niños que junto con jugar a las luchas, también son capaces de vestir a una muñeca como si fuera su propio hijo y andar paseando el coche justo antes de servir el té a su hermana o padres.

Falta, es cierto, pero vamos muy bien. Hay que ayudar  a esas personas que aún conservan el machismo en sus vidas, ese machismo que le dice a la mujer que debe dedicarse a la cocina y el varón al trabajo y ver fútbol en la TV.
Falta eliminar el machismo en la televisión, sobre todo en la publicidad que nos dice que hay labores que son exclusivas de ellas y no de ellos. 

Vamos, atrévete, cada pasito que se da en esto es bueno. Los juguetes no tienen distinción de género y los colores tampoco. Ya basta de eso de que el rosado es para las niñas y el azul para niños. Los juguetes y los colores son para usarlos y da lo mismo si es varón o mujer quien lo haga.

La última que sacaron en el comercio fue la de Kinder Sopresa. Sí, ese huevito de chocolate que trae algún juguete dentro. Ahora hicieron huevos para niños y otros para niñas. Una IMBECIBILIDAD del porte de un buque. Pero bueno, lo importante es que tú como padre o madre vayas entendiendo que cuando un niño o niña juega lo hace de esa forma tan inocente en que solo ellos y ellas pueden hacerlo. Sin maldad, sin colores, sin género que los divida.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites