Seguir por email

martes, 27 de noviembre de 2012

La prueba del amor

Siempre se ha prestado para la broma esto de "la prueba del amor", pues inmediatamente se asocia a la relación sexual en la pareja. La verdad es que a diario están probando tu amor y así también tú pruebas el amor del otro, y no me refiero a que sea algo consciente que se hace, sino que solamente ocurre.

Estas pruebas del amor, en el 90% de los casos, son medidos desde la perspectiva del que evalúa y no desde quien realiza ese acto de amor. Al momento de comunicar algo ocurre eso mismo, es el receptor quien determina si el mensaje fue hecho con tino, tacto, tono, tolerancia y ternura (5 T), por tanto no depende de las intenciones que tenga el emisor. Muchas veces pasa que dices algo y la persona que está al frente tuyo se molesta o se pone a llorar porque se lo dijiste "con rabia", siendo que tú no lo hiciste con esa intención.

Para los actos de amor ocurre lo mismo y es precisamente ahí donde caes en el error, pues estás exigiendo que esas muestras de amor, esas pruebas de amor, sean de la forma que tú lo esperas, que tú lo deseas y no logras ver el esfuerzo que hace la otra persona por realizar este acto, que para ti puede ser pequeño, pero que para él o ella es un trabajo enorme.

Ejemplos en las relaciones de pareja tenemos por montones, así que solamente daré algunos para que logres visualizar a lo que me refiero:


  1. El varón siempre ha sido malo para llamar por teléfono, pero ella quiere que la llame a cada rato. Con suerte él lo hace todas las noches, pero para ella no es suficiente, entonces en vez de agradecer e iluminar su día con esa llamada ella se duerme triste pues durante la jornada él la llamo una sola vez.
  2. Él llega todos los días con mucha energía a casa, tiene cuerda como para unas horas más, pero llega cerca de las 9 de la noche, hora en que ella ya está muy cansada y lo único que quiere es acostarse y dormir. Pero él espera que puedan conversar, jugar, salir, ver una película o tantas otras cosas que se pueden hacer. Pese a su cansancio ella lo espera y se sienta a su lado mientras él come algo, así conversan un ratito... luego de eso se va a la cama. Entonces él se queda amargado, pensando que ella no hace ningún sacrificio por la relación y no logra ver ese tremendo esfuerzo que significa esperarlo y conversar algunos minutos con él.
Casos como estos se repiten a diario en las relaciones de pareja y dañan profundamente a la familia, no te dejan ver el verdadero amor que encierran estos grandes actos que para ti son poco.

Te invito a cambiar el chip, a agradecer de corazón estas pruebas, a evaluarlas desde el punto de vista del esfuerzo que hace él o ella por realizarlas y no desde lo que tú esperas del otro. Transforma la lata por el pequeño esfuerzo en una ALEGRÍA por el sacrificio GIGANTE que hace tu pareja por ti.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

2 comentarios:

q lindo polo....ojala esto se pudiera compartir en facebook para ponerlo en mi muro :-(

Claro que se puede, amigo Pelaez, abajo a la derecha está el botón para compartir en las redes sociales, pégale una mirada.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites