Seguir por email

jueves, 8 de septiembre de 2011

Aquellos días de la mujer

La mujer sufre de un ajuste cada mes en su cuerpo, es el momento del cambio, en que algo sale de su cuerpo para que se empiece a producir nuevamente en su interior, es el conocido período de la menstruación que causa tantos cambios en el mundo.
Es como el aleteo de una mariposa, imperceptible para algunos, pero de grandes consecuencias en el orden mundial.

Esos cambios de humor que sufre el género femenino no solo el afectan a ellas, sino también que a quienes las rodeamos, ya seamos sus hijos, esposos, padre, hermanos, empleados, jefes, en fin, a todos nos afecta, ya sea para bien (todavía no le veo los beneficios) o para mal.

A mí lo que más me llama la atención de este período no son esos cambios, con el paso de los años me acostumbré a ellos, sino que son las denominaciones que le dan a ese período. Vamos viendo algunos nombres:

La regla: ¿es que acaso tiene números? ¿sirve para medir?... me huele más a que en esos días es una regla, casi una ley, que la mujer está sensible y que mejor no le pongas una mala cara. De lo sexual ni hablar, esa es la otra regla, está prohibido.

El período: ¿se refieren al período de restricción? ¿es el estado de preemergencia? Igual puede ser, porque en esos días hay que andar con mucho cuidado, que ni se te ocurra dejar la toalla mojada en la cama.

Mis días: esa la encuentro hasta tierna, es como que le toman cariño a ese doloroso y difícil momento, ahí se nota altiro cuando son masoquistas.

Me va a llegar: de sutil no tiene nada, es como que lo anda publicando, casi como si fuera una noticia importante, a la par del alza de los combustibles... claro, ahí está, son dos cosas igualmente terribles.

Estoy indispuesta: este para mí es el más gracioso, es como que todo el año estuvieran dispuestas a, como que la excusa del dolor de cabeza no existiera, como si quisieran a cada rato mover el merequetengue. Qué falsedad más grande. Más encima cuando sienten que se acercan esos días te pueden decir "me voy a indisponer", cosa que puedes tomar como un guiño de ojos, un coqueteo para que te acerques y empieces con el cortejo presexual, pero falso, con eso solo te quieren decir "oye, ni te me acerques, no tengo ganas hoy y no sé si tendré ganas en una semana más".
Bueno, pero no hay mucho de que quejarse, así como no existen los príncipes azules cabalgando en su caballo blanco que van al rescate de la princesa, tampoco existen las mujeres dispuestas todos los días del año... al menos no dispuestas para eso.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

3 comentarios:

bueno tu punto, gracioso. agregaría que lo más rasca es que la mina te diga "ando con la ruler", raaaaaaaaaaaaaaascaaa...

me indipuse...que es eso?? jajajaja me hiciste reir Polito!! saludos

Ando con la ruler..jajaajajaja...

Yo no sé que onda con las mujeres del mundo, a mi esos días más ganas me dan xD

Saludos...

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites