Seguir por email

martes, 14 de junio de 2011

Mi diario de motocicleta

Las historias que se pueden contar sobre las motocicletas y sus conductores son muchas, pero no todas de ellas reales, así que no crea todo lo que se dice, lo que escucha o lo que lee sobre esas personas que desafían el viento y el frío cada día en su corcel de dos ruedas.

Una de las cosas que se dice es que somos un tanto locos aquellos que nos subimos a una moto y si bien es cierto que unos cuantos lo son, también es cierto lo que leí en una entrevista que le hicieron a "Chaleco" López donde dice que para andar arriba de una moto NO hay que ser loco, pues el que lo es, lo más probable es que no pase Agosto. Hay que andar con los sentidos muy alerta, concentrado al máximo, pues los "eventos", las piedras, la gente que se cruza, o los automovilistas que se creen dueños de la calle aparecen de repente.

Ya llevo más de un año arriba de una moto, me he caído, me han botado, he sentido frío, me he achicharrado en verano, viajé a la playa y quise recorrer el sur de Chile, pero quise no más, el bolsillo y el corazón dijeron otra cosa, era mejor quedarse en Santiago. He tenido que empujar mi moto unas cuantas cuadras cuando he quedado en panne y vaya que cuesta, son unos cuantos kilos que hay que llevar al lado, y si es en subida se siente mucho más.

En fin, se pueden vivir muchas cosas arriba de una moto, incluso te puede morder un perro como me ocurrió el sábado recién pasado. Y hay otras cosas que aún no he experimentado, como aquella que tiene más pinta de mito urbano que de realidad, y me tinca que no lo haré, se me imagina muy incómodo... debe ser algo así como hacerlo en la playa, después la arena... hablo de almorzar arriba de la moto, por si acaso tu mente se estaba yendo para otro lado.

¿Y cuándo te animas a andar en una motito?

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

3 comentarios:

Tienes toda la razon..... io me considero mas cobarde.... perfiero usar mi scooter solo en verano ya q en invierno no soporto el frio.......

Prefiero la comodidad de un auto que es mi perro fiel los 365 dias de año.

pero tal como yo amo mi auto tu amas tu moto.....

lindas palabras Polito....

no me dejas de sorprender con tu log.......

slds.....

Ni ca. Sólo he ido de pasajero y estuve tensa todo el rato, me quedó doliendo todo. Suerte que aquí la temporada de motos es sólo en verano, si no...

Ni cagando me subo a una moto, una amiga terminó vendiendo su moto debido a las multiples mordidas de perros.

Pensé encontrar historias más sabrosas en este escrito.Bueno Polito nos debes una historia.

Saludos

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites