Seguir por email

miércoles, 16 de junio de 2010

48 años de espera

El grito se atragantaba en la garganta. Fueron 48 años de frustraciones, de derrotas, de un penal fallido, de un penal "extraño" ante Italia, de un gol en el último minuto que nos quitó el triunfo. Hoy ya no más, hoy la historia es distinta y la escriben los mismos que ya han borrado cada uno de los capítulos negros, los mismos que han convertido los episodios tristes en alegres.

Comenzó el mundial para Chile y hoy el pueblo sonríe, con esas sonrisas que levantan. El pueblo chileno se levanta para gritar un triunfo, para dejar de lado el 8,8 y celebrar. Para decirle al mundo que nada nos puede botar si tenemos al fútbol y la alegría que nos entrega esta fiesta.

Estamos más vivos que nunca y estamos contentos. Hoy la marraqueta del desayuno fue la más rica del año. Hoy hasta el más odioso de nuestros vecinos nos parece simpático. Hoy cae agua desde el cielo y del corazón brota el júbilo de la victoria.

Es cierto, es sólo un partido de fútbol.
Es cierto, se podrían haber hecho más goles.
Es cierto, sufrimos en los minutos finales.
Pero nada de eso importa, el triunfo ya está en casa. Se rompieron 48 años de negra historia. Hoy somos más chilenos, hoy estamos contentos, hoy nos sentimos invencibles y no es malo, es una alegría que llega en el momento justo y hay que celebrarlo.




Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites