Seguir por email

jueves, 5 de noviembre de 2009

Uniones de hecho

Justo cuando transcribo la nota sobre la muerte del matrimonio aparece en los diarios la noticia de que las uniones de hecho superan a los matrimonios.

Sobre la nota anterior, unido a esto, opino que desde la década del 80 en adelante se ha dado mucho el tema de las separaciones y los divorcios, ¿la razón? el facilismo, el querer todo fácil, el querer que el cuento de hadas del pololeo dure eternamente.
Es cierto que todos soñamos con una vida feliz, con nuestra pareja, sin problemas, como familia modelo. Mas la realidad es otra. Se puede ser familia feliz, pero sin eludir los problemas, sino enfrentándolos, dando la batalla duramente.

Conozco el caso de una pareja que sufrió el problema de la drogadicción en uno de sus integrantes, razón suficiente para que la otra persona se vaya por su camino, después de todo no es la misma persona con la que se casó.
Mientras el drogadicto seguía hundiéndose ella se desmoronaba, quería dejarlo todo y marcharse, pero ahí fue cuando triunfó el amor, ese amor que los había unido hacía ya varios años, ese amor que pudo salir adelante y transformar ese problema en una solución. Esas dos personas pudieron más que los problemas, lo lograron, salieron adelante después de años de vivir con este problema. Ese matrimonio se mantiene firme aún.

Esas historias son las que escasean ahora, esas historias son las que vemos lejanas, pues es más fácil terminar una relación que intentar remediar los problemas. Mas tengo la certeza de que con amor, aunque te demores años, lograrás transformar tu vida y la de tu pareja, lograrás ser una pareja perfecta, lograrás ser feliz en tu matrimonio. Por muy grande que sea el problema siempre hay una solución.

Defiendo a muerte el matrimonio, creo en él, pero también sé que hay gente que no está preparada para algo así y no los juzgo, se merecen mi respeto. Mi tarea como miembro de la iglesia no es rechazar el hecho que convivan, sino que invitarlos a que se comprometan de verdad, con tuti, con la ayuda de un Dios que es amor y que todo lo puede.

Así también te invito a ti, a que lo intentes, a que no des todo por perdido, a que te des un tiempo para meditar, pero a que no cierres las puertas de tu corazón. Es cierto, tu pareja cambió, quizás equivocó el camino, pero tú también has cambiado y eso no es malo, sino que es algo que nos pasa a todos. Con amor podrás seguir viendo en tu pareja a la hermosa persona que es. Con amor podrás aceptar estos cambios. Con amor lograrás mejorar y que tu pareja mejore.

Vamos, no seas parte de la mayoría, juegátela por algo de verdad, juegátela por el MATRIMONIO.

Buenos días, buenas tardes, buenas noches.

4 comentarios:

Polito estimado:
Lo que a Ud. le falta es un poco de historia y un poco de reflexión.
Te ayudaré en las 2 cosas:
Historicamente, las uniones de hecho siempre han prevalecido ante el matrimonio; en Roma, Grecia, Mesopotamia, etc.
La tendencia natural del hombre lo mueve a unirse a otro semejante, más aún si su semejante tiene aspectos que enriquecen su vida, como lo es la relación entre un hombre y una mujer.. y es que al hablar de "uniones de hecho" no abarcamos solamente la union hombre-mujer, si no que, ademas, estan incluidas otras muy distintas..

Respecto al matrimonio: ¿que es el matrimonio? ¿acaso no es una union tambien? La respuesta es si y no.
El matrimonio perfectamente puede definirse como una "union de hecho garantizada, reconocida o protegida". Asi es, porque preguntate tú: ¿que diferencia existe entre tu matrimonio y una pareja que convive el mismo tiempo que tu llevas casado.
Te lo digo yo: NINGUNA!
Salvo el reconocimiento legal y religioso que tiene tu union.. y es que aqui va la problematica, más allá de si las uniones están bien o mal.
¿Son este tipo de uniones aptas o con una estabilidad suficiente para formar familia?
Al parecer la religión y la ley ponen trabas para que estas uniones no seas tan faciles de "disolverse".. lo que garantizaria (?)una determinada estabilidad y cierto soporte para formar una sociedad.
Pero ahi entramos en otra materia más compleja.
Como católico, creo que la diferencia existente entre union de hecho y matrimonio NO existe.
Dios es amor y donde haya amor Él estará presente dando su bendición..
Que nosotros tergiversamos el problema eso es problema del hombre y no de Dios. xD
Un saludo!!!

Estimado Vicente, como siempre usted tiene la razón (o quiere tenerla), no le rebatiré lo que me ha dicho, seré un ignorante de historia, pero un conocedor de lo que es Dios y el amor (al menos algo sé), y el amor no es "ah, tengo un problema, me busco otra". Vivir con Dios nos da esa garantía, el conocer y entender que el amor no es pura felicidad, también hay momentos tirantes, discusiones, etc., pero no por eso se separarán.
Defiendo el matrimonio aunque legalmente, para ti y mucha gente, no tenga validez alguna y sea igual que una unión de hecho.

Oye, responde los emails, te mandé hace tiempo uno a ti y otro a tu hermana, y ninguno respondió.

No intento tener la razón.
Sólo comparto lo que la vida y mis conocimientos me han entregado.
Sé que crees en Dios tanto como yo. Nos educamos juntos y por lo mismo compartimos muchos valores (aunque tú hayas tomado otros, apartados del camino de Dios, un camino blanco y negro xD) y, por lo mismo, coincidimos en la forma de ver la vida.
Tambien defiendo al matrimonio, pero creo que las solemnidades o externalidades o ritos no son o no conforman una garantía para convivir con éxito en pareja.
Me explico, no creo que por estar casado por "X" iglesia, culto o ley tengas más posibilidades de felicidad, éxito, etc.. Al contrario, a veces las ceremonias son tomadas tan a la ligera (por la celebración social) que las parejas olvidan que lo más importante es el Amor (y otra serie de valores que deben concurrir)
Esa es la verdadera garantía, pues como decia por ahi una señora muy culta: el amor todo lo puede.
Y mediando esta bendición en una pareja no hay dificultad que los limite o separe... pero de que es dificil, es dificil.

Esa es mi critica. Independiente de que si sea matrimonio o unión de hecho, lo importante es el "convivir".
Y convivir no es más que una palabra compuesta ("con"+"vivir", aunque parezca obvio, jajaja) y que en definitiva significa "vivir lo mismo": los momentos buenos y los no tanto, éxitos y fracasos, salud y enfermedad y otros tantos etc.
En definita, vivir y compartir la vida..

Abrazos!

Pd. si no respondi, es porque no me ha llegado ninguno xD
Ah! la otra vez recibi uno tuyo que decia: "¿estas? aqui tengo una oferta y bla bla bla.." Supongo que era spam ¿o te pusistes comerciante? jajaja!!

Cuidate y cariños a tu familia

Mi estimado Vicente, no era spam, era para saber si estabas vivo ya que no habías respondido mi email anterior.

Parece que tú no leíste muy bien mi defensa de porque creo a pie firme en el matrimonio por la Iglesia. No es por una tradición que se ha convertido en un evento social, sino porque quienes lo hacen a conciencia están invitando a Dios a ser parte de esa unión, y ese Dios es amor y ya sabemos que con amor la convivencia, el superar los problemas y la felicidad es posible. Intenta hacerlo sin Dios y fracasarás.

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites