Seguir por email

viernes, 17 de abril de 2009

Bendita pasión de 90 minutos

Una de las razones por la que amo el fútbol es que durante ese intervalo de tiempo que estás metido en un partido, ya sea como espectador o como jugador, se te olvida todo, los problemas de tu vida quedan atrás y le das rienda suelta a tu pasión.

Para el varón, que mayoritariamente va al estadio, es una forma de desahogo, pues en el estadio te lo gritas todo, te puedes imaginar que el árbitro es tu jefe o jefa y dar rienda suelta a tu boca y ese extenso vocabulario obtenido en el barrio. O quizás te ves en al árbitro o en los jugadores de tu equipo que no rinden y los tapas a insultos, porque muchas veces eres tú mismo el que se hace de problemas y a la vez aproblema a más gente.

Vamos a la pelotita, sobre todo con un clásico ad portas.

En este minuto están pronto a completar dos horas de reunión entre el renunciado Marcelo Barticiotto y los jugadores de Colo-Colo, una medida inesperada, pero que tarte o temprano ocurriría. Digo inesperada pues justo esta semana dijo que no renunciaría, pero al parecer, el poco apoyo de los dirigentes (empresarios) hicieron que finalmente nos dejara el DT popular. Claro, porque por mucho jefe que uno sea, si tus superiores te piden que contradigas tu propia palabra te dejan como chaleco de mono, y así no se puede continuar.
Apoyo la postura de Barti, pero insisto en que su trabajo no me gustaba.

Es de esperar que ahora sí se metan la mano al bolsillo y traigan a un técnico de verdad, uno que imponga disciplina desde el comienzo y al cual sus jefes le dejen hacerlo. A base de trabajo vendrán los resultados, ya ven el claro ejemplo que dejó Arturo Salah en la tienda alba, fue resistido en un comienzo por su pasado azul y su lentitud en conseguir los deseado, pero finalmente formó un grupo de campeones que llevaron el nombre de Chile a lo más alto del podio americano el año '91 (ya sé que fue Jozic el que ganó, pero el grupo se lo dejó armado Salah).

Ahora esperemos el juego del domingo y esperemos que sea un juego a la altura de lo que son los rivales.

0 comentarios:

Share

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites